Es común que muchos niños elijan un objeto transicional como algo que les brinde comodidad y seguridad. ¡Aprende más sobre esta importante etapa del desarrollo infantil!

Algunos bebés pueden apegarse a un osito de peluche, a una muñeca, a una manta o incluso a un pañal de tela. Les gusta tener estos artículos cerca, especialmente a la hora de acostarse. ¿Por qué? Porque es su objeto transicional.

Más que un simple objeto, este osito de peluche o pañal de tela tiene un significado mucho profundo para el pequeño. De hecho, refleja el desarrollo del bebé y su comprensión de que él es un ser independiente de su madre.

¡Descarga Kinedu GRATIS y sigue el desarrollo de tu bebé!

¿Quieres comprender mejor qué es un objeto de transición, cuál es su importancia y hasta qué edad el niño sentira apego por ese elemento? ¡Descúbrelo en esta publicación!

Entonces, ¿qué es un objeto transicional?

El objeto transicional u objeto de transición es parte del sistema de soporte emocional del niño durante sus primeros años. Este objeto puede tener diversas funciones, como:

desarrollo de tu bebe
  • Ayudar en la transición de la separación de la madre.
  • Darle afecto y consuelo, especialmente cuando la madre no está.
  • Mediar las emociones del niño cuando todavía no sabe cómo expresar esos sentimientos.

¿Por qué el objeto transicional es tan importante para el niño?

Cuando el bebé nace, existe una dependencia grande entre él y su cuidador la cual posteriormente va disminuyendo conforme el niño crece.  Entre los 8 y 12 meses, el pequeño comienza a transicionar hacia la independencia. 

Sin embargo, esta etapa no es fácil, puesto que el niño es capaz de  darse cuenta de que la independencia consiste en  estar separado de su madre. Para superar este malestar, acaba eligiendo un objeto de transición, que puede ser un muñeco, un osito de peluche o incluso alguna manta, creando un apego con ese artículo.

De esta forma, el pequeño comienza a utilizar este objeto transicional en diferentes momentos del día para sentirse más cómodo y seguro cuando la madre no está cerca. Entonces, es normal que muchos niños experimenten esta fase.

¿Cómo pueden los padres lidiar con esta forma de apego?

Muchos padres se sienten incómodos cuando el niño no suelta su manta u osito de peluche favorito. Sin embargo, este artículo es muy valioso para el pequeño, por lo que no se recomienda criticar o quitarle el objeto.

Esta es la forma en que aprende a relacionarse con el mundo, es decir, es un apoyo para su desarrollo y, por lo tanto, necesita la comprensión de su familia. Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a lidiar con esta etapa:

  • Lava el artículo con frecuencia para evitar la acumulación de suciedad.
  • Si es posible, ten un objeto idéntico en caso de que el niño pierda el primero.
  • Si el objeto le está causando un problema de salud a tu hijo, habla con su pediatra al respecto.

Ahora ya sabes que el objeto transicional es algo natural para muchos bebés, ya que marca una nueva etapa en su desarrollo. Muchos abandonan esa manta o el peluche en los próximos años, por lo que no hay por qué preocuparse por este tema o quitarle el objeto al niño antes de tiempo.

¿Te resultó útil este contenido? Descarga la aplicación Kinedu GRATIS y accede a más de 2,200 actividades en video y artículos para ayudar a tu pequeño a desarrollarse plenamente.