El desarrollo mes a mes de tu bebé no solo se refleja en los hitos del área física o lingüística con habilidades como correr o decir sus primeras palabras, sino que poco a poco también podrás notar cambios en el ámbito emocional.

Tu pequeño comienza a experimentar diferentes sentimientos desde que nace. Este proceso inicia con emociones simples, por ejemplo, interés o aflicción; y avanza hasta alcanzar emociones más complejas como la alegría, la tristeza y el miedo.

Si te has preguntado por qué surge el miedo en los niños y qué puedes hacer para ayudar a tu pequeño a superar algunos temores, ¡no dejes de leer! En este artículo hablaremos precisamente sobre eso.

El miedo en mi niño y cómo ayudarlo

Es importante mencionar que es normal que tu niño desarrolle miedos mientras crece. Ten presente que todo lo que lo rodea es nuevo para él y poco a poco, a través de sus sentidos, irá conociendo su mundo y familiarizándose con lo que ve, escucha y siente.

Existen algunas formas de apoyar a tu pequeño para que supere sus miedos. A continuación te hablaremos de esto.

  • Habla con tu hijo y anímalo a expresar lo que siente. Es importante que le hagas saber que todos los niños tienen diferentes miedos y que cuenta con tu apoyo para superar todo aquello que le haga sentir temor. También comunícale que tú estás ahí para mantenerlo seguro.
  • Procura mostrar empatía con tu pequeño e interés por sus emociones. Evita minimizar sus miedos y acompáñalo para que gradualmente pueda confrontar sus inseguridades. Si, por ejemplo, tu niño le teme a las arañas o a los fantasmas, pueden jugar y fingir que son alguno de estos. De esta manera, le demuestras que no hay por qué tener miedo y que pueden reírse y jugar con ello. Al formar parte de un juego que está por completo bajo su control, tu hijo puede comenzar a perder el miedo poco a poco.
  • Ten paciencia. Superar un miedo requiere tiempo y es importante que permitas que tu hijo afronte sus emociones poco a poco.
  • Habla con tu pequeño sobre las medidas que tomas para que esté seguro. Por ejemplo, si tu niño siente ansiedad cuando ve algún perro cerca, explícale que tú estás ahí para protegerlo y que el dueño le puso una correa al perro para que no se mueva mucho.

Ahora que ya te dimos algunos consejos generales para acompañar a tu pequeño, podemos explicar un poco más sobre diferentes maneras de apoyar a tu niño de acuerdo a cada miedo en específico.

Miedo a la oscuridad

Mientras tu hijo crece, cada día desarrolla un poco más su imaginación. De hecho, alrededor de los 31 meses, es posible que tu niño comience a participar en juegos simbólicos. En estos los pequeños basan sus acciones en situaciones u objetos que no están presentes, por ejemplo, al jugar a que tienen un bebé o que son doctores o bomberos.

Explorar circunstancias que no son reales le da a tu hijo oportunidades para desarrollar habilidades lingüísticas, sociales, cognitivas y emocionales. Sin embargo, también puede dar pie a que le tenga miedo a «monstruos en el armario» o «fantasmas debajo de la cama» cuando apagas las luces y lo acuestas para dormir.

Ante esto, puedes optar por darle una pequeña lámpara a tu pequeño para que le prenda siempre que tenga miedo o también puedes colocar una luz de noche en su cuarto. Se recomienda supervisar lo que tu niño ve en la televisión, ya que si se expone a imágenes que no son apropiadas para su edad puede recordarlas al momento de dormir y causarle temor.

desarrollo de tu bebePowered by Rock Convert

Miedo a ir al doctor

Es común que los pequeños tengan miedo a ir con el doctor y dejar que los revisen. Existen algunas recomendaciones que pueden ayudarte a que las visitas al pediatra sean mucho más llevaderas para tu niño.

Una forma de preparar a tu pequeño para su cita con el doctor es hablar con él unas horas antes de ir. Es muy importante que lo animes a hablar sobre lo que le da miedo de la visita y que le expliques que no tiene por qué temer. Recuerda también que lo más recomendable es ser honesto con tu niño. Si el doctor le hará algo que podría dolerle, es mejor decirlo con sinceridad.

También ayuda que hagan un plan juntos sobre qué pueden hacer si tiene miedo. Pueden optar, por ejemplo, por llevar al consultorio su peluche favorito o un libro.

Sumado a esto, antes de comenzar con la revisión, trata de comentarle al doctor sobre los miedos de tu niño. De esta manera, él o ella podrá tomar algunos medidas, como explicar a tu hijo qué es lo va a hacer, incluso antes de comenzar. Esto permitirá que tu pequeño se sienta más en control de la situación y, por lo tanto, más cómodo.

Por último, puedes apoyarte de los libros para impulsar a tu pequeño a superar el miedo. Busca algunas opciones de cuentos o historias apropiadas para su edad en las que se hable sobre visitas al doctor.

Miedo a las personas disfrazadas

Otro miedo que es común en los niños es estar en contacto con personas que tienen máscaras o disfraces. Si es el caso de tu pequeño, ¡no te preocupes! También existen formas de ayudarlo a superar este temor.

Puedes probar animando a tu hijo a jugar contigo con algunos disfraces. Eso sí, busca algunos que sean de sus personajes favoritos o de animales o personas con las que esté familiarizado. Por el contrario, evita disfraces de miedo.

¡Bien! Hasta aquí ya hablamos sobre el miedo en los niños y cómo ayudar a tu hijo a superar ciertos temores en su día a día.

Para terminar, recuerda que es importante que siempre se sienta acompañado y escuchado por ti. Asimismo, es recomendable que lo felicites cuando logre superar un miedo.

¿Tienes alguna duda sobre lo que leíste en este texto? ¡Escríbenos en la sección de comentarios! Nos encanta estar en contacto contigo.