Como probablemente ya sabes, dedicar un par de minutos al día para leer con tu hijo aumentará dramáticamente sus habilidades lingüísticas. No solo eso, sino que el tiempo de lectura es una actividad que fortalecerá los lazos emocionales que existen entre ustedes. Además, incluir la lectura a su rutina diaria aumentará las probabilidades de que tu hijo disfrute de la lectura en el futuro y se convierta en un lector habitual.Es importante encontrar el libro adecuado para él, teniendo en cuenta sus intereses, su madurez y su nivel de lectura. Aquí hay algunas cosas básicas que debes tomar en cuenta:

Bebés y niños pequeños (desde el nacimiento hasta los 2 años)

  • Busca libros con imágenes grandes y coloridas de objetos familiares.
  • Deben estar escritos con frases cortas y sencillas, y pueden incluir rimas que sean divertidas de leer en voz alta y fáciles para que tu pequeño las imite.
  • Busca libros gruesos de cartón, de plástico o de tela. Estos suelen ser perfectos para los pequeños pues los pueden manejar fácilmente (y sobreviven sus experimentos, ya que se pueden limpiar).
  • Piensa en el tacto. Estimula los sentidos de tu pequeño con libros que incluyan diferentes texturas u olores.
  • Encuentra historias sobre la vida cotidiana, como la hora de dormir, bañarse o comer, en especial si están ilustrados con fotos de niños que son la edad de tu hijo o un poco mayores.
  • Las historias que enseñan conceptos básicos como los colores, las formas, la letras y los números son excelentes.
  • Por último, ¡piensa en los intereses de tu pequeño y busca libros sobre ellos! ¿Qué tema le interesará más?

¿En dónde puedes encontrar estos libros? ¡En todas partes! Vista la sección de niños de la biblioteca o librería local, o simplemente búscalos en línea. Hay muchas listas de libros recomendados, revisa las siguientes:

descarga_kineduPowered by Rock Convert