La falta de sueño es una de las quejas más frecuentes entre los padres; estamos seguros de que el 99% de ellos tienen algún grado de privación del sueño. Pero ¿cómo hacer que mi bebé duerma toda la noche? Aquí respondemos esta pregunta, ¡sigue leyendo! Hemos enlistado varios métodos de entrenamiento del sueño que ayudarán a tu pequeño a dormir toda la noche, ¡para que tú también tengas un merecido descanso!

Horas recomendadas de sueño por edad

En primer lugar, debes saber que los bebés necesitan diferente cantidad de horas de sueño según su edad.

Los bebés recién nacidos y hasta los tres meses duermen aproximadamente 18 horas al día. Esto significa que este será el momento en el que duermas menos ¡y no porque hayas salido de fiesta! La buena noticia es que entre los cuatro y los seis meses de edad, la mayoría de los bebés son capaces de dormir «toda la noche», lo que generalmente significa de 8 a 12 horas seguidas. Ahí es cuando podrás dormir más y sentirte bien descansado por la mañana.

Los pediatras recomiendan que los padres comiencen a implementar hábitos de sueño para sus bebés alrededor de los cuatro meses, dándoles la oportunidad de desarrollar un patrón de sueño más regular. Ten en cuenta que cada bebé tiene su propio ritmo de desarrollo. La mejor manera de saber si tu bebé está listo para formar hábitos de sueño es observar cómo reacciona al entrenamiento del sueño. Si no parece estar listo, espera un poco y vuelve a intentarlo en unas semanas.

¿Cómo hacer que mi bebé duerma toda la noche? Métodos de entrenamiento

A continuación, se muestran algunos métodos que quizás desees probar. Hemos incluido algunos pros y contras de cada uno. Recuerda que no hay un método que funcione con todos los bebés (o que sirva todo el tiempo con un mismo niño). Si un método no está funcionado para ti y tu familia, ¡simplemente déjalo y tómate tu tiempo para encontrar uno nuevo que funcione para ustedes!

Despertares programados

Esta técnica se basa en alterar los hábitos de sueño de tu bebé al despertarlo en momentos específicos. Así es como funciona:

  1. Durante una semana, anota todas las veces que tu bebé se despierte por la noche.
  2. Ahora, ¡la idea es tratar de ganarle! Por ejemplo, si se despierta a las 12:00 y 4:00 AM, despiértalo a las 11:45 y 3:45 AM. Recuerda despertarlo y hacer lo que normalmente haces.
  3. Día con día, extiende los tiempos por 15 min. Por ejemplo, despiértalo a las 12:00 y 4:00 AM, luego a 12:15 y 4:15 AM, y así sucesivamente. Tu bebé dejará de despertarse por sí solo y esperará a que tú lo hagas, ¡ya que te has convertido en su nuevo despertador!
  4. Finalmente, dejarás de despertarlo y tu bebé será capaz de dormir toda la noche.

PROS:

¿Tu bebé tiene problemas para dormir?
  • Este método es ideal para bebés que tienden a despertarse siempre a la misma hora.
  • Te sentirás más en control, ya que tú serás responsable de que tu bebé se despierte.

CONTRAS:

  • Es posible que tengas dificultades para despertar a tu bebé por la noche (¡sobre todo cuando se ve tan lindo cuando duerme!).
  • El método puede tomar tiempo ーde tres o cuatro semanas.
  • Algunos expertos argumentan que el horario de vigilia de un bebé es demasiado variado para que este método sea eficaz.

El método Sleep Lady

El método Sleep Lady fue creado por Kim West, una trabajadora social clínica con más de 21 años de experiencia en terapia infantil y familiar. Dado que los bebés no nacen con el conocimiento de cómo dormirse solos, los padres tienen la responsabilidad de enseñarles a hacerlo. Este entrenamiento para dormir le enseña al bebé buenos hábitos de sueño y le brinda estímulos verbales y físicos a lo largo del camino. Este método permite que los bebés aprendan a calmarse en un ambiente seguro sabiendo que mamá y papá están ahí si ellos los necesitan.

Este método comienza con la creación de una rutina para mostrarle al bebé que es hora de dormir. Una vez terminada la rutina, llega el momento de acostarlo en la cuna cuando aún está despierto, para enseñarle a dormirse solo. Luego, el adulto debe colocar una silla junto a la cuna y, en un intervalo de tiempo que tú determinarás, esa silla se alejará, hasta salir de la habitación. Si tu bebé llora, no debes levantarlo sino calmarlo en la cuna. La silla, por otro lado, no debe retroceder.

PROS:

  • Es un método flexible que permite que los bebés sientan el apoyo de los padres ya que se quedan con ellos si los necesitan.

CONTRAS:

  • Puede llevar más tiempo que otras técnicas debido a su metodología pausada.
  • Si estás ocupado y no puedes quedarte mucho tiempo con tu pequeño, tal vez puedas probar otro método.

Lo más importante es descubrir cómo hacer que tu bebé duerma toda la noche. Una vez que encuentres un método, ¡es esencial darle seguimiento! Al mismo tiempo, debes estar preparado para cambiar de enfoque a medida que tu pequeño crece. La clave es estar siempre abierto a nuevas opciones y seguir tu intuición; ¡eventualmente encontrarás un método que funcione para ti y tu bebé!

Continúa aprendiendo sobre este tema en Paso a paso: Logra que tu bebé duerma toda la noche Pt. II.