Ver a tu bebé comenzar a desarrollar su independencia es muy emocionante. Tu bebé también disfruta de este proceso, ya que comienza a explorar una perspectiva nueva el mundo que la rodea.

Una manera en que tu bebé comienza a adquirir independencia es aprendiendo a sentarse por sí sola. Sin embargo, esto no sucede de la noche a la mañana. Primero, se tienen que desarrollar una serie de habilidades motrices para que logre este hito.

El sentarse derecho significa que tu bebé tiene músculos del cuello y espalda suficientemente fuertes como para sostener su peso. A su vez, ha adquirido control de su cabeza.

De acuerdo con la pediatra Melissa Goldstein, el desarrollo del bebé comienza de la cabeza hacia abajo. A los 4 meses de edad, un bebé puede sentarse con apoyo de su cuidador o respaldo. De los 5 a 6 meses, la mayoría pueden sentarse por sí solos por medio de la posición de trípode, en donde posicionan sus manos en el piso frente a ellos para apoyarse. A los 7 meses, probablemente puedan sentarse sin apoyo manteniendo el equilibrio por unos segundos y usando las manos libres para explorar o agarrar objetos a su alrededor. En esta etapa incluso son capaces de pasar de estar acostados sobre su abdomen a estar sentados,  empujándose con sus manos para levantarse. Finalmente, a la edad de 8 a 9 meses, posiblemente logran sentarse y mantenerse en esa posición por unos minutos.

Powered by Rock Convert
Sentarse independientemente es un gran hito en el crecimiento del bebé. Pero tenemos que recordar que el desarrollo de los niños ocurre a diferentes ritmos. Algunos aprenden a sentarse muy pronto, mientras que a otros les tomarán un poco más de tiempo. Enseguida te compartiremos algunos consejos que pueden ayudar a que tu bebé desarrolle esta habilidad.
  • Prepara a tu bebé para sentarse  sola, asegurándote de que al estar acostada boca abajo fortalezca sus músculos moviéndose y realizando estiramientos antes de los 4 meses.
  • Pon a tu bebé boca abajo mostrándole un juguete que le interese para que se levante o se estire para llegar hacia él.
  • Cuando veas que los músculos de tu bebé son suficientemente fuertes, siéntala en tu regazo o en el piso brindándole apoyo y juega con ella.
  • Cuando esté lista, tu bebé podrá sentarse independientemente durante un tiempo. Durante su proceso de aprendizaje siéntala en el piso con almohadas cerca de ella para amortiguar una posible caída. ¡Puedes también ponerle juguetes enfrente para que explore y se divierta!

No te sorprendas si tu bebé se desbalancea o se cae tras haber dominado la habilidad de sentarse sola. A veces los bebés pierden interés en estar sentados o se distraen con algún objeto y dejan su cuerpo caer. Recuerda también que el desarrollo de cada bebé es diferente. Practiquen los ejercicios frecuentemente, pero por momentos breves, para no estresar o agobiar a tu bebé, y siempre practiquen en el suelo para evitar caídas de altura.


Para mayor información visita las siguientes páginas: