Cuando escuchas el término “tono muscular”, ¿en qué piensas? Tal vez te imagines a ti misma cuando por fin tengas tiempo de ir al gimnasio, o pienses en un atleta de alto rendimiento trabajando para alcanzar un tono muscular adecuado. Pero ¿alguna vez piensas en tu bebé cuando escuchas este término?

El tono muscular es uno de los factores más importantes para el desarrollo físico de tu bebé. Desde el día uno, el tono muscular de tu pequeño será un tema importante. La mayoría de los bebés llegan al mundo con un buen tono muscular que les permite moverse. Desde muy temprano, se les puede observar agitando y moviendo sus piernas y brazos.

Esta acción tan emocionante es posible gracias a los más de 600 músculos del cuerpo de tu pequeño, los cuales crecerán y se fortalecerán día tras día, mejorando la calidad de los movimientos y la coordinación de tu hijo. Esto determinará la capacidad de tu hijo para alcanzar algunos de los hitos del desarrollo más importantes, como el control de cabeza, sentarse, ponerse de pie, caminar y correr.

Powered by Rock Convert

¿Cómo se fortalecerán estos músculos? Parece un proceso natural y sencillo, pero si piensas en tu propio tono muscular, ¿este aparece mágicamente o haces algo para conseguirlo?

Aunque los músculos de tu hijo se fortalecerán de forma natural, también pueden verse influidos por su entorno. Esto significa que hay cosas que puedes hacer para ayudar a tu bebé a volverse más fuerte. Estos son algunos consejos de cómo ayudar a tu pequeño a desarrollar su tono muscular:

  • Ejercicio. Juega con tu hijo todos los días. Puedes gesticular, hacerlo sonreír y luego alejarte un poco. Él estirará los brazos y las piernas para intentar tocarte. Aunque sea un movimiento mínimo, esto está fortaleciendo algunos de sus músculos. También puedes alejar un poco sus juguetes y ayudarle a practicar el movimiento de cabeza, trabajando sus músculos del cuello.
  • Experiencias de movimiento. Cuando mueves a tu bebé estás estimulando su sentido del equilibrio del oído interno, algo que también contribuirá al desarrollo de tono muscular y, en general, al desarrollo de procesos motrices. Carga a tu pequeño y muévete lentamente mientras cantas o bailas. También puedes estirar sus brazos y piernas simulando que baila. ¡Mover sus extremidades y articulaciones también es bueno para su tono muscular!
  • Tiempo boca abajo. Coloca a tu hijo sobre su estómago. Mientras está en esta posición se verá obligado a empujarse hacia arriba, a mover el cuello y a moverse para explorar sus alrededores, algo que fortalecerá sus músculos. Si no le gusta estar en esta posición, acorta lo periodos que pasa boca abajo o coloca un espejo frente a él para que tenga algo en qué concentrarse; eso también lo animará a levantar la cabeza.
  • Masajes. Esto ayudará a fortalecer los huesos, músculos y el sistema inmunológico de tu hijo. Puedes leer más sobre los masajes aquí. También puedes acariciar el cuerpo de tu bebé para estimular sus músculos.

Más que nada, ¡diviértanse! Algunas actividades que no le gusten a tu hijo pueden pasarse volando si se la están pasando bien. Incluye juegos y juguetes, sonríele y hazle sentir todo tu cariño. ¡Funcionará de maravilla!

Más sobre el desarrollo muscular: Los primeros movimientos de tu bebé y su coordinación