Los sentidos son la herramienta principal de tu bebé para aprender sobre el mundo que la rodea. Estos le ayudan a familiarizarse con el ambiente y las personas en su entorno, y a que logre estar cómoda; aunque cada niño lo hace de diferente manera, es importante que apoyes a tu bebé con ejercicios de estimulación sensorial para que logre su óptimo desarrollo.

La realidad es que, desde que tu bebé está en tu vientre, ya puede escuchar algunos sonidos que se producen dentro de tu cuerpo o fuera de él. Después del nacimiento, es posible que tu bebé reconozca tu voz y tu música favorita. Con el tiempo, también preferirá los olores, texturas y sabores que le sean familiares. Eso sí, los niños también llegan al mundo preparados para disfrutar de cosas nuevas y suelen prestar más atención a los nuevos estímulos.

En resumen, tu bebé descubrirá su mundo a través de lo que ve, toca, escucha, huele y prueba. Por esto, entre más pueda explorar su alrededor, más aprenderá sobre este. En este artículo te daremos algunos consejos e ideas de estimulación sensorial que pruebes con tu pequeña.

1. Descubre cuál es su umbral sensorial

El umbral sensorial describe cuánta información puede recibir un bebé por medio de sus sentidos, antes de reaccionar. Cuando un niño recibe más datos o estímulos de los que puede manejar, llora o se muestra irritable.

desarrollo de tu bebePowered by Rock Convert

Algunos bebés se sienten cómodos al tocar una textura rugosa y otros no. Hay quienes disfrutan de estar con muchas personas y quienes prefieren estar con menos gente. Entender el umbral sensorial de tu bebé puede darte una guía sobre el tipo de actividades que son más afines a ella.

2. Expón a tu pequeña a nuevos aromas y texturas con practicas de estimulación sensorial

Algunas formas de estimular el tacto y el olfato de tu bebé son: ofrecerle algunos juguetes con diferentes texturas, animarla a tocar pasto, hojas, cobijas y otros objetos; y llevarla contigo al supermercado para que entre en contacto con el olor de los alimentos que venden ahí. También, los olores que encuentra en su día a día, como tu ropa o su crema, son oportunidades para impulsar al desarrollo de tu pequeña por medio de los sentidos.

3. Anima a tu bebé a explorar lo que la rodea (incluso con su boca)

Cuando tu pequeña explora oralmente su mundo, descubre el sabor y la textura de todo lo que encuentra en su entorno. Entonces, esos momentos en los que tu bebé toma un objeto y comienza a metérselo a su boca, significan que tu niña quiere saber más de este. Por ejemplo, si al leerle un cuento, quiere chupar o morder las páginas, ¡no te preocupes! Tu hija quiere entender si el libro es suave o rugoso, si se come o si hace sonidos.

Eso sí, es aconsejable que laves tus manos y los juguetes de tu pequeña con regularidad para que pueda explorar de forma más segura. Asimismo, es importante que cuides que tu pequeña no juegue con globos de látex, canicas o cualquier juguete que tenga piezas pequeñas.

¿Te pareció útil este artículo sobre estimulación sensorial? ¿Te gustaría preguntarnos algo sobre lo que leíste? ¡Escríbenos en la sección de comentarios!