Para algunos padres, el castigo es la única forma de educar a sus hijos. ¡Lee nuestro post y descubre algunas alternativas didácticas de disciplina positiva!

Antes se creía que el castigo era necesario para educar a los niños y ponerles límites. Criar a un hijo es un desafío y no existe una receta sobre la mejor manera de hacerlo. Sin embargo, muchos estudios recientes indican que el castigo puede tener un efecto negativo y en lugar de enseñar valores a los niños, propicia comportamientos inapropiados.

Esto se debe al hecho de que el castigo hace que el niño se sienta mal solo por el castigo que recibirá y no por el daño que causó. Por lo tanto, su objetivo será tratar de salvar su pellejo, y no aprenderá a desarrollar empatía por otras personas. Esto plantea un problema moral importante y puede ser perjudicial para el desarrollo emocional saludable del niño.

¿Quieres conocer algunos consejos sobre disciplina positiva para crear un entorno propicio que mejore los comportamientos y estimule la inteligencia emocional de tu hijo? ¡Sigue leyendo!

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

Consejos de disciplina positiva

Empatiza con tu pequeño

Trata de comprender por qué mostró un comportamiento en particular y enséñale a nombrar el sentimiento que está experimentando. Si tu hijo se enoja y quiere golpear a su hermano, reconoce sus sentimientos y dile que lo entiendes, pero que no puedes permitir que lastime a nadie.

Los niños todavía están desarrollando su capacidad para controlar impulsos y tienden a actuar de acuerdo con lo que sienten, incluso si esto tiene efectos negativos en otra persona. Enseñarle a tu hijo a darse cuenta de que le está haciendo daño a alguien es importante, ya que le enseña a ponerse en los zapatos del otro y a comprender por qué su acción no es apropiada.

desarrollo de tu bebe

Fomenta el respeto y da el ejemplo

El niño puede percibir el castigo como algo injusto y eso lo hace ponerse a la defensiva. Por lo tanto, es posible que no quiera obedecer o seguir tu ejemplo. No debes olvidar que los padres son los modelos a seguir de sus hijos y la forma en que tratan a los niños es el modelo que tienen para tratar a los demás. Por lo tanto, tratarlos con respeto y consideración aumenta las posibilidades de que hagan lo mismo con los demás.

Otro consejo de disciplina positiva es estar disponible para tu pequeño y mostrar interés por lo que experimenta y siente. Esta es una forma de fortalecer la conexión que existe entre tú y tu hijo, lo cual aporta beneficios a su desarrollo socioafectivo.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

Muéstrale cómo corregir y resolver la situación

Hablar sobre lo que sucedió, medir el impacto de sus acciones y pensar en formas de repararlo son excelentes maneras de enseñarle a tu hijo a lidiar con los errores que ha cometido. ¿Le pegó a un compañero de clase en la escuela? Habla con tu hijo, dile que lastimó a su amigo y explícale la importancia de pedirle una disculpa. Esto disminuye las posibilidades de que repita los mismos comportamientos en el futuro y le enseña la importancia de disculparse, perdonar y asumir la responsabilidad por sus acciones.

La idea de la disciplina positiva es que en lugar de responsabilizarse por algo que hizo tu hijo, dejes que él sea el responsable. La intención no es que tu pequeño dependa de la presencia de sus padres para sentirse vigilado y que solo entonces tome las decisiones correctas.

En un ambiente cooperativo, donde acompañas a tu hijo y le ayudas a encontrar las mejores soluciones, es más probable que se desarrolle de una manera competente, feliz y autosuficiente.

¿Te gustaron los consejos sobre disciplina positiva? Recuerda que puedes descargar Kinedu GRATIS para Iphone y Android y comienzar a ayudar a tu bebé a alcanzar su óptimo desarrollo.