Muchas madres tienen dudas sobre cómo llevar a cabo el destete nocturno. Con estos consejos, podrás realizar correctamente esta transición, ¡permitiendo que tu bebé duerma tranquilo!

Mientras que algunos bebés duermen toda la noche, otros suelen despertarse varias veces para amamantarse. En el caso del segundo grupo, muchas madres no están seguras de cómo realizar el destete nocturno de forma correcta.

Como sabemos que la lactancia materna y el afecto son conceptos que se mezclan, reducir este contacto puede ser un desafío para el pequeño. Sin embargo, es un paso importante para él, ya que le ayudará a dormir toda la noche y te permitirá a ti dormir sin interrupciones.

Pero, ¿cómo llevar a cabo este proceso? Te presentamos 5 consejos para que realices el destete nocturno de forma correcta y efectiva. ¡Echa un vistazo!

1. Destete nocturno: Revisa si a tu bebé le están saliendo los dientes

Podría darse el caso de que cuando comiences a destetar a tu bebé por la noche, este período coincida con la salida de los primeros dientes. Esto provoca picazón en las encías del bebé, por lo que es posible que se despierte e intente succionar sólo para aliviar las molestias.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

La recomendación es hablar con el pediatra o con el dentista pediátrico para averiguar si hay algo que hacer. El profesional podrá decirte cómo reducir las molestias de la dentición para que tu hijo no se despierte por esto.

2. Reduce la ingesta de alimentos sólidos por la noche

La digestión de los alimentos puede ocasionar molestias a tu bebé e incluso provocar reflujo, haciendo que se despierte con más frecuencia debido a algunas molestias abdominales. Entonces, no acuestes a tu bebé con el estómago lleno pensando que eso evitará que se despierte y quiera amamantarse.

amamantar y alimentacion de bebe

Lo ideal es evitar o reducir la cantidad de alimentos sólidos cerca de la hora de dormir para que tu hijo pueda dormir mejor, facilitando así el destete nocturno.

3. Verifica la temperatura y si tu bebé está cómodo 

Otro punto que puede hacer que tu bebé se despierte es que tenga frío o calor en la cama o en la cuna. Por eso, es importante que revises que tu pequeño esté cómodo, considerando la temperatura del ambiente. De esta forma, es más fácil elegir el tipo de pijama y la ropa de cama adecuada.

Hablando de comodidad, sabemos que tu bebé puede despertarse porque está acostumbrado a dormir con alguien cerca. Sin embargo, también te asocia automáticamente con la leche. Entonces, si esta es la situación, trata de que sea el padre (o un hermano mayor) quien duerma junto al pequeño para que no pida alimentarse por la noche.

¿Dudas sobre cómo amamantar o alimentar a tu bebé? Accede a más de 2,000 actividades y artículos creados por expertos con tips sobre este tema.

4. Anima a tu bebé a que se amamante más durante el día

Al elegir destetar por la noche, es importante amamantar a tu hijo más a menudo durante el día. Puedes reducir los intervalos entre cada alimentación diurna y, en esos momentos, evitar que tu bebé se distraiga para que pueda ingerir la cantidad necesaria de leche.

5. Durante el destete nocturno, ofrécele solo un pecho

Por último, para reducir la frecuencia de la lactancia materna, trata de ofrecerle un solo pecho a tu hijo para que consuma la leche entera y, de esta forma, quede satisfecho. Es una forma de hacer que duerma más tiempo, facilitando el destete nocturno.

Es posible destetar al bebé por la noche de forma natural. Lo importante es que siempre le des mucho cariño  y consueles a tu niño si llora por el cambio. Además, si el proceso no tiene éxito, no dudes en dar un paso atrás y empezar de nuevo en un momento más adecuado.

Recuerda que en la aplicación Kinedu, encontrarás consejos y actividades sobre este y otros temas para hacer con tu bebé. Descarga la aplicación para iPhone o Android aquí.