Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en contenido
Post Type Selectors

¿Cómo hacer que eructe un bebé recién nacido?

cómo hacer que eructe un bebé recién nacido

Convertirse en padre es una experiencia alegre y gratificante, pero también conlleva desafíos, especialmente cuando se trata de cuidar a un bebé. Una pregunta común con la que muchos padres primerizos se enfrentan es cómo hacer que eructe un bebé recién nacido. Aunque hacerlos eructar puede parecer una tarea simple e insignificante, desempeña un papel crucial para ayudar a los bebés a liberar el gas y prevenir la incomodidad causada por el aire atrapado en sus pequeños estómagos.

En esta guía completa, profundizaremos en la importancia de que tu bebe eructe, las causas de la flatulencia en los bebés, cómo hacer que eructe un bebé recién nacido, qué hacer si tu bebé no eructa y cuándo dejar de hacer que tu bebe eructe.

¿Por qué debo de hacer a mi bebé eructar?

Hacer eructar a tu bebé es un proceso esencial que ayuda a los recién nacidos a liberar el gas de su estómago, que puede acumularse durante las tomas. Los bebés tienden a tragar aire durante la lactancia materna o la alimentación con biberón, y este aire puede quedar atrapado en su estómago, causando incomodidad e irritabilidad.

Aprende todo sobre la salud y desarrollo de tu bebé con nuestras clases dirigidas por expertos. ¡Descarga la aplicación Kinedu hoy mismo!

Hacer a tu bebe eructar permite expulsar este exceso de aire y evita que cause incomodidad o dolor. También ayuda a prevenir el reflujo, ya que libera la presión de aire en el estómago y reduce la probabilidad de que el contenido del estómago se devuelva por el esófago.

Causas de gases en los bebés

El gas en los bebés puede ser causado por diversos factores, como su sistema digestivo inmaduro, la ingestión de aire durante las tomas y ciertos alimentos consumidos por las madres lactantes.

Además, los bebés alimentados con biberón pueden ser más propensos a tener gases si beben demasiado rápido o si la tetina del biberón tiene un flujo rápido, lo que les hace tragar más aire. Los gases pueden provocar incomodidad, irritabilidad e incluso cólicos en algunos casos, por lo que hacer eructar es una práctica esencial para que los padres alivien la incomodidad de sus bebés.

Cuándo hacer eructar a un bebé

Generalmente, se recomienda hacer eructar a un bebé durante y después de cada toma para ayudar a prevenir la acumulación de gases. Sin embargo, cada bebé es diferente y es posible que algunos no necesiten eructar con tanta frecuencia como otros. Como guía general:

  • Si le das biberón, haz que tu bebe eructe cada 2-3 onzas de leche o fórmula.
  • Si practicas lactancia materna, haz que tu bebe eructe al cambiar de pecho, o después de cada pecho si tu bebé se alimenta de ambos.

Además, si tu bebé parece irritado, con gases o incómodo durante la alimentación, es buena idea hacer una pausa y hacerlo eructar para liberar cualquier aire atrapado y brindar alivio.

¿Cuánto tiempo debes hacer a tu bebe eructar?

El tiempo que pasas sacándole el gas a tu bebé puede variar de un bebé a otro. Algunos bebés pueden eructar rápidamente, mientras que otros pueden tardar más en liberar los gases. En promedio, el eructo puede tomar desde unos segundos hasta unos minutos.

Es importante ser paciente y continuar haciendo eructar al bebé hasta que libere los gases, incluso si lleva algo de tiempo. Recuerda usar una presión suave pero firme al palmear o frotar la espalda del bebé para evitar incomodidad o daño.

¿Cómo hacer que eructe un bebé recién nacido? 

Hacer eructar a un bebé es un proceso simple pero importante. Se puede hacer en varias posiciones diferentes. Aquí hay algunos métodos comunes para hacer que un recién nacido eructe:

  1. Método sobre el hombro: Sostén al bebé erguido con su barbilla apoyada en tu hombro. Apoya su trasero con una mano y con la otra palmea o frota suavemente su espalda. Asegúrate de usar una presión suave pero firme y evita golpear fuerte la espalda del bebé.
  2. Método sentado en tu regazo: Siéntate con el bebé en tu regazo, mirando hacia el frente, con la espalda recta y la cabeza apoyada. Coloca una mano en su pecho y usa la otra mano para palmear o frotar su espalda suavemente.
  3. Método boca abajo en tu regazo: Coloca al bebé boca abajo en tu regazo, con la cabeza girada hacia un lado. Sostén su pecho y barbilla con una mano mientras usas la otra mano para palmear o frotar su espalda suavemente.
  4. Método boca arriba en tu regazo: Coloca al bebé boca arriba en tu regazo, con la cabeza ligeramente elevada. Sostén su cabeza con una mano y usa la otra mano para palmear o frotar su espalda suavemente.

Experimenta con diferentes posiciones y técnicas para encontrar lo que funcione mejor para tu bebé. Es importante ser paciente y gentil al hacer eructar al bebé para evitar incomodidad o lesiones.

¿Cómo hacer que eructe un bebé recién nacido que no eructa? 

No es raro que algunos bebés no eructen, incluso después de varios intentos. Si tu bebé no eructa, no te preocupes. No necesariamente significa que haya un problema. Puedes probar algunas técnicas adicionales para ayudar a liberar los gases y brindar alivio a tu bebé:

  • Cambiar de posiciones: Experimenta con diferentes posiciones para que eructe, como balancear suavemente al bebé en tu rodilla o acostarlo boca abajo sobre tu regazo. A veces, un cambio de posición puede ayudar a liberar los gases atrapados.
  • Masaje suave en el vientre: Masajea suavemente el vientre de tu bebé en sentido del reloj para estimular la digestión y fomentar la liberación de gases. Usa las puntas de tus dedos y aplica una presión ligera, teniendo cuidado de no presionar demasiado fuerte. Puedes hacer este movimiento si tu bebé tiene más de 3 semanas, pero si tiene menos tiempo de nacido, consulta con tu pediatra antes de hacer este masaje. 
  • Movimiento de bicicleta: Acuesta a tu bebé boca arriba y mueve suavemente sus piernas como si estuviera pedaleando en una bicicleta. Esto puede ayudar a mover los gases a través del sistema digestivo y aliviar la incomodidad.
  • Compresa tibia: Coloca una compresa tibia, como una toalla tibia o una botella de agua caliente envuelta en una toalla, en el vientre de tu bebé. El calor puede ayudar a relajar los músculos y promover la liberación de gases. Ten cuidado con la temperatura para no quemar a tu bebé. 
  • Chupón: Si tu bebé usa chupón, ofrecérselo después de la alimentación puede ayudar a estimular la deglución y liberar los gases.
  • Tomarse un descanso: Si tu bebé parece contento y no muestra signos de incomodidad, puedes tomar un descanso del eructo y volver a intentarlo después de unos minutos.
  • Habla con tu pediatra: Si los gases o la incomodidad de tu bebé persisten a pesar de tus esfuerzos, es importante hablar con tu pediatra para una evaluación y orientación adicionales. Tu pediatra puede descartar cualquier problema médico subyacente y brindar recomendaciones apropiadas.

Recuerda que cada bebé es diferente y lo que funciona para uno puede no funcionar para otro. Es importante ser paciente, observar las señales de tu bebé y probar diferentes técnicas hasta encontrar la que mejor funcione para tu pequeño.

Cuándo dejar de sacar los gases a tu bebé

A medida que tu bebé crece y se desarrolla, su sistema digestivo va madurando y es posible que necesite eructar con menos frecuencia. Por lo general, la mayoría de los bebés pueden dejar de necesitar ayuda para eructar entre los 4 y 6 meses de edad. Sin embargo, cada bebé es diferente, por lo que es importante observar las señales de tu bebé y consultar con tu pediatra para obtener orientación.

Algunas señales de que tu bebé puede estar listo para dejar de eructar incluyen:

  • Menos irritabilidad: Si tu bebé está menos irritable durante y después de las alimentaciones y no muestra signos de incomodidad, puede indicar que su sistema digestivo está lo suficientemente maduro como para manejar los gases por sí mismo.
  • Eructan solos: Algunos bebés aprenden a eructar solos al tragar menos aire o al expulsar los gases por la boca sin necesidad de que les ayudes.
  • Independencia en la alimentación: Si tu bebé muestra más independencia en la alimentación, como sostener su propio biberón o engancharse y desengancharse durante la lactancia materna, puede indicar que están listos para dejar de eructar.

Es importante tener en cuenta que los bebés prematuros o aquellos con ciertas condiciones médicas pueden necesitar eructar durante más tiempo. Siempre consulta con tu pediatra para obtener orientación personalizada.

Otros consejos para prevenir y aliviar los gases en los bebés

Además de hacer eructar, hay otros consejos generales que pueden ayudar a aliviar los gases en los bebés:

  • Alimentación en posición vertical: Mantener a tu bebé en posición vertical durante la alimentación puede ayudar a evitar que trague demasiado aire y reducir el riesgo de gases.
  • Evitar la sobrealimentación: La sobrealimentación puede hacer que tu bebé trague más aire, lo que provoca gases e incomodidad. Sigue las señales de tu bebé y evita obligarlos a terminar un biberón o una sesión de lactancia si parecen estar llenos.
  • Ritmo de alimentación lento: Fomenta un ritmo de alimentación lento para permitir que tu bebé trague menos aire durante las tomas. Evita el uso de tetinas o biberones de flujo rápido que puedan hacer que tu bebé trague la leche demasiado rápido.
  • Eructar durante la alimentación: Si tu bebé parece estar tragando la leche demasiado rápido, puedes intentar hacerlo eructar durante la alimentación para liberar el aire atrapado.
  • Mantener al bebé en posición vertical después de las comidas: Mantener a tu bebé en posición vertical durante al menos 15-20 minutos después de las comidas puede ayudar a evitar que se acumule aire en su estómago.

Recuerda siempre seguir las indicaciones de tu pediatra y confiar en tus instintos.

¿Cómo hacer eructar a un recién nacido? Aquí está la conclusión:

Hacer que un recién nacido eructe es un aspecto importante del cuidado del bebé para ayudar a liberar el gas atrapado y prevenir la incomodidad. Se recomienda sacar el aire al bebé durante y después de las alimentaciones, prestando atención a sus señales y nivel de comodidad.

Existen varios métodos para sacar el aire a un bebé, cómo colocarlo sobre el hombro, darle palmaditas en el pecho, hacer tiempo boca abajo y realizar un movimiento de balanceo. También es importante saber cuándo dejar de sacar el aire a tu bebe, a medida que su sistema digestivo madura.

Si has seguido nuestras recomendaciones sobre cómo hacer que un recién nacido eructe, pero ninguno de ellos ha funcionado para tu bebé, prueba nuestros consejos para prevenir y aliviar los gases. Siguiendo estos consejos, podrás promover de manera efectiva la comodidad y el bienestar de tu recién nacido.

Recuerda siempre consultar con tu pediatra para obtener orientación personalizada y descartar cualquier problema médico subyacente. ¡Para obtener más orientación sobre la salud y el desarrollo de tu pequeño, asegúrate de descargar la aplicación Kinedu y unirte a nuestras clases dirigidas por expertos sobre temas importantes para los padres!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir contenido como este de forma gratuita?

Suscríbete a nuestro boletín y sé parte de la comunidad de kinedu.