¿Qué debes hacer si tu bebé no se termina su biberón? ¿Tienes que tirar la leche materna o la fórmula? Desde el primer día, la leche materna o la fórmula ayudan a tu pequeño a desarrollar su sistema inmunológico, y el proceso continúa hasta que cumple un año. Por eso es importante saber cuánto dura la leche de fórmula, qué precauciones hay que tomar para almacenarla y cómo preparar y esterilizar los biberones de tu bebé.

¿Cuánto dura la leche de fórmula?

Según los CDC, después de preparar la leche de fórmula debes usarla dentro de las siguientes 2 horas, o tu bebé debe terminársela antes de una hora tras comenzar a tomar el biberón. La combinación de saliva y fórmula puede favorecer la producción de bacterias, por lo que es mejor usarla solo durante este rango de tiempo y desechar la fórmula que tu bebé no se terminó.

Además, tu hijo no debe alimentarse de forma continua por más de 30 minutos porque podría gastar demasiada energía mientras come. La mayoría de las veces, esto significa que si tu bebé no se termina el biberón cuando lo alimentas, deberás desechar la fórmula sobrante y preparar otro biberón para la siguiente toma.

Si no usarás la fórmula preparada dentro de las primeras dos horas, debes refrigerarla inmediatamente. El refrigerador debe estar a una temperatura máxima de 5 ° C (41 ° F) para prevenir o retrasar el crecimiento de bacterias. También, te recomendamos pasar el biberón por agua fría antes de guardarlo. Como última recomendación, la leche de fórmula preparada que se refrigera inmediatamente se conserva por 24 horas.

amamantar y alimentacion de bebe

Si la almacenaste correctamente y no ha transcurrido el tiempo recomendado, no es necesario recalentar la leche o la fórmula antes de alimentar a tu pequeño. Sin embargo, si decides hacerlo, calienta el biberón pasándolo por agua tibia. No uses el microondas, ya que calienta la comida de manera desigual y tu bebé podría quemarse la boca o la garganta debido a esto. Una vez que calientes el biberón, verifica la temperatura de la leche poniéndote unas gotas en el dorso de la mano.

¿Las pautas son diferentes si ofrezco leche materna en un biberón?

Según los CDC, una vez que tu bebé comience a alimentarse, la leche materna debe consumirse dentro de las 2 horas siguientes. Después de esto, la leche debe desecharse. Nuevamente, la alimentación con biberón no debe durar más de 30 minutos. Para evitar desperdiciar leche materna, puedes ofrecer pequeñas cantidades en el biberón y agregar más según sea necesario. Otras pautas de los CDC sobre la leche materna son:

  • La leche materna recién extraída se conserva a temperatura ambiente hasta por 4 horas, en el refrigerador hasta por 4 días, en un congelador típico por 6 meses y en un congelador más potente por 12 meses.
  • La leche materna congelada que fue descongelada se conserva a temperatura ambiente durante 1 a 2 horas y en el refrigerador hasta por 24 horas. Nunca vuelvas a congelar leche materna que ya habías congelado previamente.

Recomendaciones para preparar un biberón

Los biberones deben lavarse muy bien antes de cada alimentación. Puedes lavarlos en el lavavajillas (si las piezas son aptas para el lavavajillas) o a mano. La esterilización adecuada es vital para evitar el riesgo de contaminación microbiana y que la leche materna o la fórmula se echen a perder más rápido. Por ejemplo, puedes esterilizar los biberones colocando las piezas en una olla con agua hirviendo durante 5 a 10 minutos.

Además, es muy importante limpiar el área donde prepararás el biberón de tu bebé. Limpia y desinfecta todas las superficies que toquen el biberón y otros productos que estarán en contacto con tu bebé. Siempre lávate las manos con agua y jabón antes de preparar cualquier cosa que ingiera tu pequeño.

Es importante seguir las recomendaciones para el almacenamiento y conservación adecuados de la fórmula para bebés. De esa manera, evitarás el riesgo de que tu pequeño consuma alimentos en mal estado y, lo más importante, fortalecerás su sistema inmunológico.