La leche materna es un valioso regalo que puedes hacerle a tu pequeño al nacer. Esta le proporciona nutrición adecuada y personalizada a sus necesidades y características personales. Además, ayuda a que el cerebro de tu pequeño alcance su máximo potencial y a que tu bebé tenga una buena digestión y esté protegido de enfermedades e infecciones.

La buena noticia es que aunque tengas un empleo y estés por regresar a la oficina, es posible que continués con la lactancia. Toma en cuenta que una de las grandes ventajas de la leche materna es que la puedes extraer y almacenar para que tu bebé pueda tomarla donde quiera que esté.

Si te interesa conocer cómo es que puedes guardar la leche para que se conserve en buen estado, ¡no dejes de leer! Para empezar, hablaremos de dónde almacenarla.

¿Dónde puedo guardar la leche materna?

Existen 2 tipos de recipientes en los que puedes colocar la leche materna después de extraerla. El primero es en bolsas especiales para esta tarea. Si optas por esta alternativa procura presionar la bolsa para que salga todo el aire antes de cerrarla, solo dejando un espacio aproximado de 2.5 centímetros para que el líquido se expanda al congelarse. Otro punto importante a considerar, es colocar la bolsa dentro de otro recipiente al fondo del refrigerador o en la parte de arriba del congelador. La idea es que la coloques donde la temperatura sea más fría.

amamantar y alimentacion de bebePowered by Rock Convert

Por otro lado, también puedes optar por utilizar recipientes de vidrio o plástico duro. Es recomendable que evites los envases que tengan el químico bisfenol A (BPA), identificado con un número 3 o 7 en el símbolo de reciclaje. En cambio, es más seguro el polipropileno, fácil de reconocer por ser suave y contener el símbolo de reciclaje número 5 o las letras PP.

Una vez que hayas elegido los recipientes que utilizarás, lava con agua caliente y jabón cada uno, enjuágalos y déjalos secar por completo antes de utilizarlos.

¿Cuánto tiempo puedo almacenar la leche materna?

Una de las cuestiones que más duda suele provocar a las mamás durante la lactancia es cuánto tiempo puede almacenarse la leche materna después de la extracción. Sobre esto, lo recomendable es que permanezca en el refrigerador en un periodo de entre 3 y 6 días. En caso de que decidas congelarla, entonces podrás utilizarla hasta 9 meses después siempre y cuando la coloques en un congelador con puerta individual en una temperatura aproximada de -18°C o hasta 12 meses en un congelador horizontal a -20°C. Es importante considerar que una vez descongelada la leche materna, ya no debe ser congelada por segunda vez.

Toma en cuenta que en ocasiones la leche descongelada puede tener un olor raro. Esto no significa que ya no está en buenas condiciones, es algo normal que puede significar que se ha hecho un poco agria. Si quieres leer sobre algunas recomendaciones para evitar el cambio de sabor en la leche, ingresa a este enlace: ¿sabe mal la leche materna descongelada?

Hasta aquí ya conoces mucho más sobre cómo almacenar la leche materna para que puedas seguir brindando a tu pequeño este valioso regalo mientras crece. ¿Tienes alguna duda sobre este tema? ¡Escríbenos en la sección de comentarios!