Category Archives: Socio-Afectiva

Lo que hay que saber sobre el desarrollo emocional

Cuando pensamos en el desarrollo infantil solemos imaginar bebés o niños aprendiendo a caminar, hablar o contar. Hacemos todo lo posible por ayudar a nuestro hijo o hija a adquirir estas habilidades y a que esté listo o lista para enfrentar los retos del futuro. Pero ¿qué hay de aprender a identificar y expresar las emociones? ¿No son también habilidades muy importantes? ¡Por supuesto que sí! De hecho, las habilidades sociales que los niños aprenden durante los primeros cinco años están directamente relacionadas con su bienestar emocional y su capacidad para adaptarse en la escuela. Además, son necesarias para establecer relaciones personales exitosas y duraderas a lo largo de la vida. Por eso, por muy importantes que sean el desarrollo físico, lingüístico y cognitivo, el desarrollo socioemocional es igual de relevante.

¿Pero qué implica el desarrollo emocional? Tener la capacidad de…

  • Identificar nuestras emociones
  • Identificar las emociones de los demás
  • Entender nuestras emociones y las de los demás
  • Manejar emociones fuertes
  • Expresar emociones fuertes de forma constructiva
  • Regular nuestra conducta
  • Sentir empatía por los demás
  • Establecer y mantener relaciones personales

Continue reading

¡Exprésate!

Ya sea que tu hijo o hija tenga un mes, un año o tres, seguro que has notado que aprovecha cualquier oportunidad para comunicarse contigo y opinar sobre lo que sucede a su alrededor. Estudios recientes le dan cada vez más importancia al derecho que tienen los niños de ser escuchados y tomados en cuenta al momento de decidir sobre temas que les conciernen. A través de su participación en asuntos cotidianos, los pequeños desarrollan su autoestima, trabajan habilidades de todo tipo, potencian su sentido de autonomía e independencia y trabajan sus competencias sociales y resiliencia.

Las investigaciones sugieren que muchas veces subestimamos la capacidad de participación de nuestros hijos; los consideramos como meros receptores pasivos de nuestro cuidado y protección. Cada día hay más datos que evidencian que desde muy corta edad, los niños (1) son expertos en sus propias vidas y son capaces de comunicar un punto de vista único en cualquier circunstancia, (2) son comunicadores muy capaces que utilizan una amplia gama de “lenguajes” para articular sus opiniones, (3) son agentes activos con el poder de influir y manipular el mundo que los rodea, y (4) son creadores de sentido capaces de construir/interpretar el significado de sus vidas.

Continue reading

El ABC para desarrollar la autoestima de tu hija

Los niños desarrollan su autoestima a través de sus experiencias. Cuando juegas con tu pequeña y le das la oportunidad de ser ella misma estás nutriendo su confianza en sí misma. Sigue leyendo para encontrar una guía que te ayudará a trabajar la autoestima de tu hija.

A de Apreciación y reconocimiento

¡Cuando tu bebé nace eres lo más fascinante del mundo para ella! Es por eso que te mira como si fueras un ser extraordinario y milagroso. Desde que nace, tu bebé comienza a apreciar todo lo que le das. Aprecia el calor de estar en contacto contigo, la luz que se enciende en el pasillo que anuncia que vienes en camino, etc. Tu hija llega al mundo predispuesta a apreciarlo todo.

Así que para que se sienta apreciada también, lo primero que debes hacer es prestarle atención. Convierte tus expectativas en señales de aprecio y reconocimiento de quién es ella. ¿Qué le gusta? ¿Cómo es su personalidad? Permitirle descubrir sus verdaderos intereses, en vez de imponérselos, le servirá para desarrollar su personalidad. Si tu hija está jugando por su cuenta en el arenero, esto no significa que se sienta sola o que tenga baja autoestima; más bien descubre qué es lo que la tiene tan intrigada.

Presta atención a sus sentimientos y trata de entender lo que te quiere decir; ponte en sus zapatos. Observa y pregúntate qué es lo que siente cuando dices o haces ciertas cosas. Aprecia sus emociones, reconoce la legitimidad de sus deseos y déjale claro que la entiendes. Cuando tu pequeña se siente comprendida también se siente aceptada y amada.

Continue reading

Lo que la ciencia dice sobre el desarrollo infantil

A lo largo de los años se ha investigado a profundidad tanto el desarrollo cerebral, como el desarrollo infantil. Las ciencias sociales y conductuales han recopilado una impresionante cantidad de información, además de que se han hecho descubrimientos recientes en el área de las neurociencias. Pero ¿qué es lo que sabemos realmente sobre el desarrollo infantil? El Centro de Desarrollo Infantil (The Center on the Developing Child) de la Universidad de Harvard ha resumido décadas de investigación y descubrimientos en los siguientes conceptos. Esta lista que nos da una visión general de cómo se ve un desarrollo saludable, qué causa que éste se altere y cómo podemos evitarlo.

  1. El estrés excesivo, tanto a nivel familiar como ambiental, no solo afecta a los adultos, sino también a los bebés y niños pequeños. Sufrir adversidades puede afectar las bases del aprendizaje, la conducta y la salud. De hecho, pasar por situaciones muy duras durante la infancia temprana tiene implicaciones físicas y químicas en el cerebro que afectan negativamente la conducta y la capacidad de aprendizaje de un niño. A su vez lo hace más propenso a tener problemas de salud física o mental. Por eso, aprender a lidiar con el estrés es esencial para el desarrollo infantil saludable. Hay que recordar que los periodos cortos de estrés ayudan a los niños a aprender a adaptarse, siempre y cuando estén siendo apoyados por alguien. Sin embargo, los efectos tóxicos del estrés afectarán el desarrollo cerebral de un niño si éste no está en contacto con un adulto que lo quiera y que le ofrezca su apoyo, o si el estrés es muy intenso y prolongado.

Continue reading

Reconociendo patrones: La clave para evitar conductas indeseadas

A veces te preguntarás por qué tu hijo o hija repite una mala conducta. ¿Por qué siempre muerde a su hermana? ¿Por qué tira la comida al suelo cuando se sientan a comer? ¿Por qué empuja a otros niños en el parque?

La clave está en entender qué es lo que tu pequeño o pequeña está tratando de comunicar con esas conductas. Para saberlo, debes aprender a observar y a analizar su conducta con regularidad. ¿Qué es lo que está tratando de decir?

Patrones de conducta

Las conductas que se repiten suceden por una razón. Si observas las acciones de tu hijo o hija y ves qué estaba ocurriendo antes, durante y después de la mala conducta, es probable que encuentres un patrón y entiendas por qué sucedió y cómo detenerlo. Te recomendamos que tomes notas sobre estas conductas para que, cuando se repitan, puedas revisar lo que habías observado.

Continue reading

¡La importancia de la confianza personal de los padres y algunos consejos para fomentarla!

Aunque existen al menos cuatro tipos de crianza que se han estudiado a profundidad (según la Dra. Diana Baumrind estos son el estilo autoritario, permisivo, negligente y democrático; puedes leer más artículos sobre el tema en nuestro blog), tu estilo personal de crianza es tan único como la relación que tienes con tu hijo o hija. En tu escala de valores, algunos valores serán más importantes que otros o los implementarás de diferentes maneras. Por ejemplo, mientras que algunos padres enfatizan la importancia de la limpieza, otros se concentrarán en dejar los zapatos sucios en la entrada de la casa; en algunas familias los modales en la mesa son muy importantes, pero habrá quien permita primero la exploración y luego siga una rutina de baño para limpiar al pequeño.

La mayor parte de los investigadores y psicólogos infantiles coinciden en que una crianza exitosa no se ve como el éxito que experimentamos en otras áreas de nuestras vidas, como el trabajo, donde podemos medir nuestra eficacia y logros considerando la velocidad de trabajo y el cumplimiento de tareas. Ser padre o madre a un proceso relacional muy complejo que muchas veces requiere que invirtamos el modelo: hay que ir poco a poco y toma mucho tiempo. Según los expertos, una buena forma de medir la calidad de la crianza es ver qué tan confiado se siente un padre sobre su forma de guiar, aprender y tomar decisiones. La ciencia del desarrollo demuestra que los padres que se sienten más seguros de sí mismos y se perciben como padres eficaces, aunque batallen en algunas cosas, tienen mejores resultados en las áreas de bienestar, comunicación y son más eficientes a la hora de enseñar límites y reforzar conductas positivas en sus hijos.

Continue reading

No está escrito en piedra: cómo el ambiente afecta al desarrollo

El ambiente en el que está inmerso tu bebé no solo es crucial para su memoria y aprendizaje, ¡sino que también modifica sus genes incluso desde antes de nacer! Es muy probable que ya hayas escuchado hablar del debate de naturaleza vs crianza o de aquel que enfrenta al determinismo de la genética contra los factores ambientales.

Este tema es de gran interés para nuestra generación porque, hace apenas una década, todo el mundo sabía que el perfil genético individual de cada persona la predisponía a ciertas cosas. Esta idea nos hizo creer que el temperamento o la resiliencia cognitiva eran tan definitivos como nuestro color de ojos. Hoy, muchas investigaciones que estudian cómo el ambiente moldea el desarrollo han demostrado que esta relación es mucho más compleja.

Continue reading

Fomentando la gratitud en nuestros hijos

Varios estudios demuestran que las personas que son agradecidas con los demás suelen ser personas más serviciales, compasivas, generosas, felices y saludables. Aunque los niños pequeños aún no son capaces de identificar y expresar sentimientos muy complejos, es importante que vayamos promoviendo la gratitud desde temprana edad.

Hay muchas maneras de fomentar la gratitud en casa. Lo primero es convertirnos en un modelo a seguir y practicarla nosotros mismos, y crear tradiciones familiares que giren alrededor de este valor. Estas son algunas ideas:

  1. Dile a tus hijos lo que aprecias sobre ellos. Nota y comparte con ellos todo lo que aprecies o agradezcas sobre ellos. Verás que el simple hecho de decirlo en voz alta funcionará para motivarlos, incluso más que un halago.
  2. Da el ejemplo de apreciar y agradecer a los demás. Los niños aprenden observando. Son como pequeñas esponjas que absorben la información, para luego imitar y hacer las cosas por sí mismos. Tus hijos se fijarán en cómo tratas a los demás; dales un buen ejemplo. Sé amable y agradecida en tus interacciones cotidianas con otras personas.
  3. Agrega la palabra “agradecido” a tu vocabulario cotidiano. Si la escuchan con frecuencia, los niños aprenderán el significado de la palabra. Explícales que estar agradecido significa notar las cosas que te hacen feliz. Por ejemplo: “¡Estoy agradecida porque hoy es un lindo día!”. Anima a tu pequeño o pequeña a expresar su aprecio por las personas que los rodean y son parte de sus vidas.
  4. Incorpora una actividad de gratitud en tu rutina. Ya sea enlistar las cosas por las que están agradecidos antes de irse a dormir, compartir historias de gratitud y generosidad, o escribir en un diario de agradecimientos, incorporar una actividad relacionada con este valor les ayudará a practicarlo todos los días. De ese modo, se volverá parte de quienes son.

Al practicar la gratitud nos enfocamos en las cosas positivas, en lugar de las negativas, para tener una visión más optimista de la vida. Es uno de los secretos para alcanzar la felicidad, así que ¿por qué no empezar ahora?

Referencia:

 

¡Mis 5 libros favoritos para el regreso a clases!

Ir a la escuela es una experiencia emocionante, pero también llena de nervios, tanto para los padres como para los hijos. ¡Los libros son una excelente herramienta para prepararnos para ello! Nos enseñan hermosas lecciones de vida y abren la vía de comunicación con nuestros pequeños para que puedan hacernos preguntas y compartir cómo se sienten. Estos son mis cinco libros favoritos para este regreso a clases.

  1. El pez cachetón va a la escuela (o El pez pucheros va a la escuela, dependiendo de la traducción).

¡Este libro me hace sentir muchas cosas! El pececito cachetón está nervioso por su primer día de clases, pero está seguro de que no necesita saber cómo moverse o qué hacer en la escuela. Después de entrar a un par de salones equivocados, el pez cachetón por fin encuentra a los “peces nuevos” y ¡aprende cosas importantes! Su nueva maestra le dice a la clase: “Dato Nº 1: eres inteligente, dato Nº 2: tú puedes, dato Nº 3: perteneces aquí, así que, dato Nº 4: ¡no lo olvides!” ¡Este mantra me encanta! Y así como toda la serie de libros del pez cachetón (o pez pucheros), la escritura musical del cuento hará que tu pequeño se interese de inmediato.

Continue reading

Desarrollando el cerebro de mi bebé a través de interacciones

Los bebés llegan al mundo siendo completamente dependientes de sus padres o cuidadores. Durante sus primeros años de vida, tanto su cerebro como su cuerpo necesitan de la receptividad y de las interacciones con los adultos que los rodean. El doctor Jack Shonkoff, experto de Harvard, llama a estos momentos críticos “interacciones de servir y devolver”; es decir, el niño hace algo y el adulto responde (y viceversa). Él explica que estos intercambios significan que tú y tu hijo o hija viven en armonía y pueden explorar juntos tanto el mundo real como sus mundos interiores.

El Dr. Shonkoff calcula que cada segundo se forman más de un millón de nuevas conexiones neuronales. Por lo tanto, la combinación de los genes de tu bebé, tus cuidados y las interacciones de calidad que tengas con él o ella contribuirán a construir su arquitectura cerebral una interacción a la vez.

Continue reading