Cada nueva habilidad que adquiere tu pequeña conforme crece, representa un hito de desarrollo importante en su vida. Por eso, es normal que te llenes de emoción y orgullo cuando ves a tu hija lograr cosas nuevas.

En este artículo nos enfocaremos en hablar sobre algunos de los avances que podrías notar en tu bebé de 8 meses y de algunas actividades que podrían realizar juntas para impulsar su desarrollo.

Eso sí, recuerda que cada pequeño lleva un ritmo diferente. La idea es que este material te sirva como una guía para seguir el desarrollo de tu bebé y que converses con tu pediatra sobre los avances de tu hija.

1. Área Física

Uno de los indicadores que podrías notar en tu hija es que continúa desarrollando sus sentidos y prefiere texturas suaves a las ásperas.

Toma en cuenta que los bebés utilizan sus sentidos tanto para familiarizarse con el medio ambiente con el que conviven, como para lograr sentirse cómodos. Además, estos guían y fomentan las acciones de tu pequeña. Los sentidos y las habilidades motoras trabajan en conjunto.

Por lo tanto, puedes apoyar el desarrollo de tu bebé ofreciéndole algunas cajas en las que metas objetos con diferentes texturas, por ejemplo, un poco de arena, un peluche y una pelota pequeña de papel aluminio. Invítala a tocar las cosas y habla con ella sobre cómo se siente y se ve cada artículo. Asimismo, anímala a que saque los juguetes para impulsar su destreza de dedos.

En cuanto al gateo, posiblemente tu pequeña empiece a arrastrarse para alcanzar algunas cosas y se ponga sobre sus manos y rodillas, meciéndose hacia adelante y hacia atrás mientras lo hace.

Ten presente que aprender a gatear es un proceso complejo. Tu pequeña primero tendrá que aprender a coordinar sus movimientos y desarrollar fuerza en los brazos, piernas y hombros para cargar su peso. Además, a medida que encuentran cómo moverse, esta habilidad puede manifestarse de forma diferente en cada bebé.

Para apoyar a tu pequeña en este hito de desarrollo, ayúdala a colocarse en 4 puntos, empújala hacia adelante suavemente para impulsarla y jueguen a pasarse la pelota o algún camioncito. También, es importante que tu bebé tenga espacios seguros para moverse por sí misma. Deberás cuidar que no se acerque a tomas de corriente, cables, escaleras, artículos de limpieza y artículos frágiles.

Otra idea es que motives a tu pequeño a alcanzar objetos que quiere tocar y que intente moverse hacia estos. Para esto también puedes colocar algunos objetos que le gustan a una distancia corta a su alrededor, casi fuera de su alcance.

Por último, también puedes apoyar a tu bebé colocando las palmas de tus manos en sus pies cuando esté en posición de gateo (sobre sus manos y rodillas). Esto le ayuda a sentirse más estable y la impulsa a comenzar a hacer algunos movimientos.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

2. Área Lingüística

En esta etapa del desarrollo de tu bebé, empezarás a notar que repite sílabas e imita las conversaciones, por ejemplo, esperando su turno para «hablar». También podría balbucear cuando alguien le habla diciendo «bababa» cuando se dirigen a ella, y pedir ayuda por medio de balbuceos.

Hablar con tu pequeña le ayuda a aprender nuevas palabras. Además, la hace sentir querida y cómoda. Por eso, conversar con tu niña puede ser una gran idea para estimular su desarrollo.

Si has notado que al hablar con tu hija, comienzas a hablar más lento y en un tono de voz más agudo de lo habitual, o simplemente utilizas frases más cortas, ¡no te preocupes! Los adultos suelen hacer eso de forma automática y, según estudios de la Carnegie Mellon University, esto puede ayudar a los bebés a aprender las palabras más rápido.

Otra cosa que puedes hacer para apoyar el desarrollo lingüístico de tu hija es utilizar términos para describir lo que pueda estar sintiendo. Por ejemplo: «Estás enojada porque querías jugar con esto, pero te puedo prestar este juguete». Asimismo, si tu bebé está observando algo y lo señala, puedes nombrarlo. Una muestra de esto sería así: «Estás viendo la radio. Ese objeto reproduce música».

Copiar los sonidos y acciones de tu pequeña también ayuda. Entonces, si tu bebé te saluda con la mano, puedes hacer lo mismo de vuelta y decirle: «¡Hola!».

3. Área Cognitiva

Tu bebé de 8 meses quizá comience a prestar más atención cuando le hablan y también se fijará más en la ubicación de objetos que haya visto que esconden.

Ante esto, puedes invitar a tu niña a jugar a encontrar juguetes que hayas ocultado, por ejemplo, debajo de una prenda o la mesa. También puedes dejar caer algún objeto y animarla a buscarlo, o hacer el típico juego en el que te cubres la cara con las manos y le pides que te encuentre.

Por otro lado, también puedes estimularla a desarrollar su atención al leerle utilizando diferentes tonos de voz, expresiones faciales y gestos con las manos. Trata de mencionar los nombres de los objetos o personajes que tu bebé ve o señala, y permite que cambie las páginas según su interés.

4. Área Socio-Afectiva

A medida que tu bebé crezca, comenzará a desarrollar su independencia. En este sentido, alrededor de los 8 meses podrías notar que tu pequeña se queja cuando interrumpen sus actividades.

Desde que tu bebé nació ha ido, poco a poco, desarrollando habilidades para comunicar lo que siente o necesita y la respuesta que obtenga de ti le ayudará a fomentar aún más estas habilidades. Por eso, es importante que escuches lo que tu hija tenga que decir y respetes lo que siente.

Ahora ya conoces mucho más sobre los hitos de desarrollo que tu bebé de 8 meses podría alcanzar en esta etapa.

¿Te interesa saber más sobre cada una de las etapas de desarrollo de tu hija? ¡Descarga Kinedu! Esta aplicación te permite profundizar en los indicadores de tu pequeña según su edad y te propone actividades para estimularla en todas las áreas del desarrollo.