Cuando tu hijo tenga casi 2 años, probablemente ya le habrán salido muchos dientes que le permitirán morder y articular palabras. ¡Aprende más sobre el cuidado de los dientes detu niño pequeño!

Datos sobre los dientes de los niños

Quizás todavía no le hayan salido todos los dientes a tu hijo, pero aparecerán pronto. En esta etapa, los caninos, mejor conocidos como colmillos, saldrán y tu pequeño lucirá una nueva sonrisa radiante.

Los dientes de los bebés, también conocidos como dientes de leche, son temporales. A medida que crezca, se le caerán a tu pequeño para dejar espacio para los dientes permanentes. El hecho de que sean temporales no significa que podamos descuidarlos. Por el contrario, al igual que los dientes permanentes, si no se cuidan, los dientes de leche pueden presentar caries e infecciones dentales. Además, ten en cuenta que enseñarle a tu pequeño hábitos de higiene saludables a una edad temprana le ayudará a promover la higiene personal en el futuro.

salud y bienestar de bebe

Cuidado de los dientes

Durante los últimos meses, has estado cuidando de los dientes de tu bebé y ahora es momento de dar el siguiente paso. Es hora de enseñarle a tu hijo a escupir después de cepillarse los dientes. Dile que después de lavarse la boca, tiene que escupir la pasta de dientes. Muéstrale cómo hacerlo y luego pídele que te imite. Explícale que debe escupir dentro del lavabo, después de que haya terminado de cepillarse los dientes. Evita darle agua para enjuagarse la boca, porque a esta edad es más probable que se la trague a que que la escupa.

Practiquen el cepillado de dientes todos los días. Tu pequeño probablemente querrá tomar el cepillo de dientes por sí solo, ¡y eso es muy bueno! Empieza a enseñarle los movimientos correctos sosteniendo junto con él el cepillo de dientes y cepillando de arriba a abajo por toda la boca.

Tu pequeño seguramente no dominará el cepillado de inmediato. Le tomará tiempo aprender los movimientos correctos. Por eso siempre debes acompañarlo y recordarle cómo hacerlo. Si te preocupa que tu hijo no se limpie los dientes y la boca correctamente, pueden turnarse al principio; déjalo cepillarse los dientes por la mañana y ayúdalo por la noche.

Recuerda convertir el cuidado de los dientes en algo divertido y atractivo, y deja que tu hijo observe cómo te lavas los dientes porque los niños aprenden a través de la imitación. Además, trata de que el cepillarse los dientes sea parte de su rutina diaria, ¡para que se acostumbre a hacerlo!