El proceso de lactancia puede ser nuevo para ti y es probable que te surjan muchas dudas sobre el tema. Primeramente, es normal tener preguntas sobre esta etapa de la maternidad, por lo tanto, es importante hacer uso de todos los recursos que tengas a la mano para experimentar el proceso de amamantar estando bien informada.

Una de las dudas más frecuentes es cómo saber si tu bebé se ha alimentado lo suficiente. En realidad, esto no se puede determinar por la cantidad que consume tu pequeña diariamente. Medir la cantidad de leche que sale del pecho, no es un indicador confiable de la leche que produces. Esto se debe a que la capacidad de succión que tiene tu bebé es mucho mayor que la de un extractor de leche.

Más allá de que tu bebé consuma mucho o poco, cada niño es diferente, por lo que no hay una cantidad exacta de ingesta por día. En promedio, los bebés consumen alrededor de 2.5 onzas (75 ml) por cada libra de peso (463 g). No obstante, te puedes guiar de los siguientes signos para evaluar si tu pequeña aún tiene hambre:

  • Se lleva las manos a la boca repetidamente
  • Saca la lengua
  • Abre la boca
  • Hace sonidos con la boca
  • Levanta los brazos o piernas hacia su centro
  • Se lame los labios
  • Acaricia el pecho de la madre
  • Se irrita y chupa todo lo que está alrededor

Si tu bebé no presenta las conductas anteriormente enlistadas, entonces está satisfecha e ingiriendo la cantidad adecuada. Otros indicadores que te ayudarán a saber que tu bebé está comiendo lo suficiente son monitorear su aumento de peso y la cantidad de pañales que utiliza por día (alrededor de 6 pañales mojados y 4 sucios).

amamantar y alimentacion de bebePowered by Rock Convert

En cuanto al monitoreo del peso de tu bebé, este estará a cargo de tu pediatra. Cada cierto período de tiempo tendrá que haber un aumento de peso. También, estas visitas al médico serán una buena oportunidad para plantear cualquier duda o preocupación que tengas.

Por último, para mantener a tu bebé satisfecha es importante esperar a que se separe del pecho por sí sola. No se recomienda interrumpir la toma, obligando al bebé a dejar de succionar. Por otro lado, si tu bebé te pide ser alimentada seguido, esto no significa que no estés produciendo suficiente cantidad de leche. La leche materna se digiere muy rápido, por lo cual es normal que tu bebé quiera ser alimentada varias veces al día. También habrá otras ocasiones en las que, aunque tu bebé no tenga hambre, querrá amamantarse porque esto lo hará sentir segura y amada.

Recuerda que es normal tener dudas respecto a la lactancia. Lo más importante para mantenerte tranquila y que debes considerar es que tu bebé esté creciendo sanamente y aumentando de peso conforme pasen los meses.

Referencias: