La leche materna es uno de los mayores regalos que puedes darle a tu bebé. ¡Está llena de nutrientes y anticuerpos que ayudan a su sistema inmune, su digestión y promueven su desarrollo cerebral! Pero como mamá primeriza seguramente tendrás muchas dudas y cierta ansiedad por comenzar a dar pecho, por lo que aquí te enlistamos 8 cosas que debes saber antes de empezar a amamantar a tu bebé.

  1. Puede ser un poco doloroso al principio. No te vamos a mentir, en los primeros días podrás experimentar lo que los expertos llaman «alta sensibilidad» y las madres llaman «dolor». Sin embargo, una vez que tu bebé sepa cómo tomar de tu pecho el malestar disminuirá con cada toma de leche y, poco a poco, el dolor desaparecerá por completo. Simplemente tu pecho necesita adaptarse a la succión de tu bebé. Verás que dentro de 2-3 semanas tu cuerpo se adaptará a amamantar.
  2. La mejor posición para amamantar. En realidad no hay una sola posición correcta para amamantar. Sin embargo, es muy probable que al principio, mientras aprendes, te sientas más cómoda utilizando la misma mano para amamantar de ambos senos. Es decir, colocarás a tu bebé atravesado sobre tu regazo para alimentarlo de un pecho, y luego, para alimentarlo con el otro, lo colocarás bajo tu brazo y sostendrás su cabeza. *Si tu bebé tiene algo de reflujo, colócalo en posición vertical para evitar que sufra de esto.
  3. ¿Puedo comer pescado? Seguro has escuchado decir que el pescado contiene mercurio, un contaminante neurotóxico que puede afectar el cerebro de tu bebé. Pero no te preocupes, muchas de las veces los beneficios que tiene el pescado son mayores que los riesgos. Las únicas excepciones son el tiburón, el pez espada, el blanquillo y la caballa rey, ya que estos pescados contienen los niveles más altos de mercurio. Debes eliminarlos de tu dieta por completo.
  4. ¿Y alcohol? Probablemente querrás tomarte una cerveza o una copa de vino, ¡después de todo no has tomado alcohol en nueve meses! Puedes tomar una copa sin problema, pero si has tomado de más es mejor esperar hasta que el alcohol haya desaparecido de tu cuerpo antes de amamantar.
  5. ¿Puedo tomar café? ¡Sí! Claro, en dosis moderadas. Puedes disfrutar de tu café del día, té o incluso un refresco de vez en cuando. Mientras limites tu consumo diario de cafeína a no más de dos o tres tazas, ¡tú y tu bebé estarán bien!
  6. Ten tu almohada de lactancia a la mano. Una vez que tu bebé haya comenzado a tomar leche de tu pecho no querrás parar por culpa del dolor de espalda o brazos. ¡Un cojín de lactancia te podrá salvar del dolor! Además te ayudará a posicionar a tu bebé correctamente y a mantenerlo cómodo.
  7. ¿Cuánto tiempo debo de amamantar a mi bebé? La AAP (Academia Americana de Pediatría) recomienda que los bebés tomen pecho exclusivamente durante los primeros 6 meses de edad. La OMS concuerda y recomienda continuar amamantando, en conjunto de alimentación complementaria, por lo menos hasta los 24 meses de edad. Sin embargo, todo dependerá de ti, de cómo te sientes emocionalmente y de tus circunstancias personales. La mayoría de las mamás deciden amamantar entre tres meses y un año. Habla con tu médico y tu pareja sobre cuánto tiempo te gustaría amamantar.
  8. ¡Aprovecha este tiempo para fortalecer tu vínculo emocional con tu bebé! Amamantar a tu pequeño no solo le proporcionará una buena nutrición, sino también te dará la oportunidad de sentarte, relajarte y disfrutar de un tiempo de calidad con él. Aprovecha para cantarle, hablarle o hasta leerle un cuento. Aunque tu bebé sea solo un recién nacido aprenderá sobre el lenguaje cada vez que le hablas o le cantes.

Si te gustaría tener más información, te recomendamos visitar estas páginas:

descarga_kineduPowered by Rock Convert