Hoy en día, existen grandes mitos acerca de las vacunas. ¡La gran cantidad de información que nos rodea puede causar miedo y confusión! A pesar de lo anterior, los médicos y expertos en salud, tales como los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) y la Academia Americana de Pediatría, aseguran que las vacunas son seguras y sumamente importantes.

Las vacunas protegen a los niños de enfermedades serias que en ciertos casos pueden llegar a ser mortales. Las vacunas son tan eficientes que su aplicación ha provocado un declive importante en la presencia de infecciones. Funcionan a través de la creación de anticuerpos que generan una inmunidad ante diversas enfermedades; esto ayuda a salvar vidas en esta y futuras generaciones. Por esta razón, cuando los padres no vacunan a sus hijos se pueden presentarse brotes de enfermedades que pudieron haber sido controladas fácilmente. De igual forma, los niños que no son vacunados pueden llegar a transmitir enfermedades tanto a otros pequeños que, debido a su edad, aún no están en condición de ser vacunados, como a personas mayores o incluso a quienes cuentan con defensas bajas.

Vacunar a tu hijo le ayudará a fortalecer sus defensas y le brindará la protección requerida contra diversas enfermedades, entre las que se encuentran: tétanos, tos ferina, rubeola, hepatitis B, polio, entre muchas más. Gracias a la vacunación, estas enfermedades son poco comunes en la actualidad; incluso, algunas ya no se erradicaron, cuando en el pasado provocaban grandes epidemias. Más aún, las vacunas te ahorran dinero porque tratar una enfermedad que pudo haber sido prevenida es muy costoso. Por otro lado, en caso de evitar vacunar a tus hijos, ciertas enfermedades podrían resurgir y afectar a muchas personas. ¡Los efectos de estas enfermedades pueden llegar a ser muy graves e, incluso, llevar a la muerte!

Efectos secundarios

Muchos papás tienen dudas acerca de los efectos secundarios que pueden presentar las vacunas. Estos efectos sí existen. No obstante, son leves e incluyen dolor en la zona del piquete o calentura. Existe una posibilidad de padecer efectos secundarios más graves, pero es sumamente raro que esto ocurra. A pesar de los efectos secundarios, siempre son peores las enfermedades que los efectos que traen consigo las vacunas, por lo que no hay que tenerles miedo y hacer caso omiso a los medios que buscan solo asustarnos o a confundirnos.

Powered by Rock Convert