Category Archives: Cognitiva

Desarrollando el cerebro de mi bebé a través de interacciones

Los bebés llegan al mundo siendo completamente dependientes de sus padres o cuidadores. Durante sus primeros años de vida, tanto su cerebro como su cuerpo necesitan de la receptividad y de las interacciones con los adultos que los rodean. El doctor Jack Shonkoff, experto de Harvard, llama a estos momentos críticos “interacciones de servir y devolver”; es decir, el niño hace algo y el adulto responde (y viceversa). Él explica que estos intercambios significan que tú y tu hijo o hija viven en armonía y pueden explorar juntos tanto el mundo real como sus mundos interiores.

El Dr. Shonkoff calcula que cada segundo se forman más de un millón de nuevas conexiones neuronales. Por lo tanto, la combinación de los genes de tu bebé, tus cuidados y las interacciones de calidad que tengas con él o ella contribuirán a construir su arquitectura cerebral una interacción a la vez.

Continue reading

El universo emocional de tu bebé: ¿cuáles son las emociones de tu pequeño?

El desarrollo y la apariencia de las emociones de tu bebé sigue un proceso ordenado que va desde los sentimientos más simples, hasta las emociones más complejas con las que todos estamos familiarizados.

De acuerdo con el doctor Michael Lewis, los recién nacidos son capaces de mostrar tres emociones básicas: interés, aflicción y satisfacción. Tu recién nacido sentirá esto en respuesta a procesos internos, cambios fisiológicos o ante estímulos sensoriales. Conforme tu pequeño siga creciendo, sus respuestas emocionales se volverán más complejas. Durante los próximos 6 meses estas reacciones primarias evolucionarán a alegría, sorpresa, tristeza, repugnancia, enojo y temor. Estas emociones, como las primeras que mencionamos, se desarrollan conforme tu bebé madura a nivel neurológico y cognitivo.

Cuando cumpla entre 9 y 10 meses, tu hijo atravesará por una nueva etapa de desarrollo cerebral que le permitirá expresar una gran variedad de emociones de forma muy eficiente. Es probable que a esta edad veas que pasa de la frustración al enojo o tristeza, y de vuelta a la alegría en cuestión de segundos. Esto es normal y de esperarse, así que no te estreses; lo estás haciendo muy bien. Cuando tengas que lidiar con estos momentos tan intensos, recuerda respirar y trata de actuar como un “recipiente” para ayudar a tu hijo a regular sus emociones.
Continue reading

Las primeras teorías de aprendizaje de tu bebé

Es probable que ya lo sepas, pero el cerebro de tu bebé se desarrolla a tal velocidad que tu pequeño o pequeña es capaz de inventar teorías y sistemas que consideramos demasiado avanzadas para su edad. Desde muy pequeños los bebés son personas competentes, activas y muy intuitivas. Algunos estudios sugieren que no son observadores «pasivos», si no que pasan su tiempo coleccionando teorías y conocimiento que los ayudan a moverse y a entender el mundo que los rodea.

Algunas de las teorías explicativas que los bebés desarrollan desde muy temprana edad son:

  • Teoría sobre los objetos: Los bebés comprenden los principios fundamentales de que las cosas se mueven en el tiempo y en el espacio. Cada vez que tu bebé juega con algo, sigue perfeccionando su conocimiento sobre ese juguete, cómo se mueve y cómo puede manipularlo.
  • Teoría numérica: Los pequeñitos inventan dos tipos de sistemas numéricos que sirven como base para el conocimiento matemático futuro. Usan uno para los números pequeños y exactos, y otro para cantidades más grandes.
  • Teoría sobre los seres vivos: Los bebés comienzan a comprender las bases de esta teoría cuando distinguen entre los seres vivos y los objetos inanimados, o cuando entienden ideas como que una herida se cura con el tiempo.
  • Teoría de la mente: Los niños tienen la idea básica de que cuando la gente observa algo eso significa que le están poniendo atención, que las personas suelen actuar de forma intencionada, y que todos tenemos sentimientos, ya sean positivos o negativos.
  • Teoría de las relaciones: A través del juego exploratorio, los bebés aprenden a reconocer las relacionas causales y aprovechan ese conocimiento para resolver problemas, por ejemplo: descubrir cómo funciona un juguete.

Continue reading

Cinco maneras de estimular el pensamiento lógico matemático (STEM)

Los bebés nacen siendo científicos. Son capaces de desarrollar teorías sobre el funcionamiento del mundo y aprenden constantemente a través de la observación, exploración y experimentación de su entorno. El Centro para la Creatividad Infantil del Bay Area Discovery Museum establece que incluso los bebés menores de un año tienen la capacidad cognitiva de comprender conceptos relacionados con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM por sus siglas en inglés: science, technology, engineering and math). El truco para estimular estas habilidades está en interactuar de manera más intencionada con nuestros hijos.

Estas son algunas maneras es que puedes estimular el pensamiento STEM de tu pequeño o pequeña:

  • Dale “juguetes manipulables”. Estos permiten que los niños los transformen en algo nuevo dependiendo de cómo los utilicen. Por ejemplo, una sonaja puede emitir sonidos suaves o fuertes dependiendo de qué tan fuerte se la agite.
  • Participa en “juegos repetitivos”. Repetir alguna acción una y otra vez, como tirar un juguete y recogerlo varias veces, ayuda a los pequeños a aprender conceptos complejos como la gravedad y la causa-efecto.
  • Practiquen los cuatro tipos de juego. El juego imaginativo estimula la creatividad e imaginación; el juego de exploración permite que los niños experimenten con sus alrededores; el juego guiado incluye interacciones y el aprender de los adultos; y el juego libre deja que los niños sean independientes.
  • Pregunta constantemente el qué, cómo y por qué de las cosas para que tu hijo o hija reflexione y cuestione sus propias experiencias.
  • Introduce palabras nuevas a su vocabulario. Desde muy temprana edad usa palabras adecuadas y avanzadas para describir lo que están haciendo.

Elizabeth Rood, directora del Centro para la Creatividad Infantil, recomienda a los padres que no se obsesionen por enseñarle estos conceptos a sus hijos. Más bien, concéntrense en acompañar y experimentar con ellos el mundo, donde las maravillas de las matemáticas, la ciencia y la ingeniería están en todas partes.

J. M. (2018, marzo 05). Eight ways to introduce kids to STEM at an early age. Recuperado el 1º de mayo, 2018, de http://hechingerreport.org/eight-ways-introduce-young-kids-stem-early-age/

¡Todo es diversión!

Los bebés y los niños pequeños exploran y aprenden sobre el mundo que los rodea cuando juegan con diferentes objetos. Al hacer esto, no solo se divierten, si no que aprenden habilidades básicas para la resolución de problemas y practican sus interacciones sociales. Jugar es una actividad indispensable durante la infancia y entender qué actividades y juguetes son los más adecuados para cada edad te permitirá estimular a tu hijo o hija para que trabaje sus habilidades y alcance todos los hitos del desarrollo.

Al principio, los bebés no entienden la diferencia entre un juguete y los objetos de la vida cotidiana. Para ellos, todo lo que ven, tocan, saborean y sienten es nuevo y excitante. Explorarán las cosas llevándoselas a la boca, golpeándolas y lanzándolas para ver qué es lo que pasa. Con el tiempo, aprenden a diferenciar entre lo que es un juguete y lo que no, pero seguirán usándolos de la forma que más los entretenga. Por eso, si una sonaja hace un sonido gracioso cuando se cae al suelo, tu bebé la tirará una y otra vez. Continue reading

La música estimula el desarrollo de tu hijo

Instintivamente, muchos padres utilizan la música y los sonidos rítmicos para tranquilizar a sus hijos. Lo hacemos porque ésta sirve para expresar emociones positivas, llamar la atención del pequeño e interactuar con él. Según un estudio realizado en 2016 por el Instituto del Cerebro y Creatividad de la Universidad del Sur de California, la música no solo es hermosa y divertida, si no que también activa los circuitos cerebrales de modos que las actividades visuales y físicas no pueden, sobre todo a nivel de adquisición del lenguaje. Esto puede deberse a que vincula estrechamente la mente y el cuerpo.

Escuchar canciones repetitivas beneficia enormemente a bebés y niños pequeños porque, al hacerlo, aprenden nuevas palabras y trabajan su memoria. Disfrutan mucho las canciones que hablan sobre objetos que ya reconocen o con los que suelen interactuar, o con música con ritmos predecibles que pueden replicar con movimientos corporales.

Estas son algunas ideas de actividades musicales para estimular las habilidades musicales de tu hijo sin necesidad de inscribirlo a clases de violín:
• Inventen canciones cortas sobre algún objeto o alguna actividad diaria. Canten cuando vean esa cosa o sea ese momento especial del día de modo que estimules la atención y memorización de tu pequeño. Como sabrás por experiencia propia, el cerebro recuerda mejor las palabras cuando éstas están acompañadas de música.
• Haz que tu hijo practique su motricidad fina y coordinación haciendo juegos de dedos con canciones como Witzy, witzy araña.
• Jueguen juegos rítmicos. Haz que reproduzca el ritmo de una canción golpeando objetos con sus manos o pies, en el suelo, sobre una caja u otras superficies.
• Bailen. Pon diferentes tipos de música y baila con tu pequeño al ritmo de la canción. Enséñale cómo hacerlo y anímalo a describir la música que están escuchando con palabras simples como ruidosa, lenta, feliz, etc. De este modo trabajará su coordinación de brazos, piernas y torso.
• Ayuda a tu pequeño a relacionar emociones con ciertas piezas de música clásica.
• Escuchen juntos canciones que le gusten a los dos, así descansarás de la música para niños. Te recomendamos la banda sonora de La novicia rebelde (en España, Sonrisas y lágrimas). Este musical tiene canciones repetitivas que usan palabras simples y son divertidas de cantar.

Estimular las habilidades musicales de tu hija, ¿cómo y por qué?

Hace una década los periódicos se llenaron de artículos sobre el llamado «efecto Mozart» el cual establecía que simplemente por escuchar música clásica de este compositor los bebés se volvían más inteligentes. Hoy en día sabemos que eso es más complicado de lo que parece, pero ¡eso no significa que la música no siga siendo sumamente valiosa para el desarrollo infantil! Investigaciones como la de los científicos franceses del Instituto de Neurociencias Cognitivas del Mediterráneo demostraron que existen correlaciones significativas entre las habilidades musicales de los niños de prescolar y su razonamiento no verbal. Según el artículo de Sylvain Moreno publicado en 2009 en la revista Cerebral Cortex (Corteza cerebral), la exposición a la música beneficia a las habilidades de la conciencia fonémica, lectura y producción discursiva de los niños.

En 2001, Sally Blythe del Instituto de Psicología Neurofisiológica publicó un libro titulado The Genius of Natural Childhood (El genio de la infancia natural) en el que establecía que las canciones tradicionales, como las canciones infantiles o de cuna, además de ser reconfortantes y divertidas para tu hija, son necesarias para su desarrollo. Según sus investigaciones, cantar y escuchar música son precursores del futuro bienestar emocional y preparación académica de los niños porque preparan su oído, voz y cerebro para el desarrollo del lenguaje. La Academia Americana de Pediatría establece que entre los 2 y 4 años de edad los pequeños pasan por un momento crítico para la adquisición del lenguaje y, por lo tanto, es el momento perfecto para estimularlos.

Como muchas investigaciones sugieren que el desarrollo de la habilidad musical tiene un impacto positivo en la capacidad comunicativa de los niños de prescolar, aquí te dejamos algunas ideas de cómo fomentar el desarrollo de tu hija a través de la música:
• Acostúmbrense a cantar juntas. Escoge alguna canción sencilla de memorizar para tu pequeña e inclúyanla en la rutina matutina o la de ir a la cama.
• Creen sus propios instrumentos musicales llenando huevos de plástico con diferentes cantidades de arena o semillas y pídele a tu hija que los agite rítmicamente.
• Comparte algunas de tus canciones favoritas con ella y ponlas como música de fondo de vez en cuando para enseñarle a tu pequeña a disfrutar de la música.
• Bailen y prendan algunos cascabeles a su ropa, así como los disfraces de elfos navideños.
• Crea una lista de reproducción de música que le guste a toda la familia y póngala como música de fondo en diferentes ocasiones.

El impacto de las habilidades musicales en la infancia temprana

Desde los años noventa, la profesora en psicología Susan Hallam, de la Universidad del Colegio de Londres, ha estudiado cómo las habilidades musicales se relacionan con otras habilidades, especialmente durante momentos críticos del desarrollo infantil. Sus estudios abogan por la importancia de las habilidades musicales durante y después de la infancia, y se basan en el proceso de la «transferencia de conocimiento». Ésta se refiere al fenómeno de que si dos o más actividades comparten muchas habilidades subordinadas o conexiones cerebrales, cuando una persona perfecciona una habilidad en particular ésta influencia el dominio de otras habilidades y su desarrollo. El ejemplo más citado es el del procesamiento automático de la música y el lenguaje: usamos las mismas conexiones neuronales para leer y comprender las notas musicales y las letras. También podemos transferir nuestras habilidades de forma más reflexiva y consciente, como cuando escuchamos una música emotiva y la usamos para procesar nuestros sentimientos, o cuando un disco te gusta tanto que trabajas tu memoria para memorizar la letra de las canciones.

Los descubrimientos de Hallam sugieren que entrar en contacto con la música desde temprana edad, incluso sólo escuchándola, tiene beneficios a largo plazo en la vida de los niños. Desarrollar las habilidades musicales de tu hijo fomentará sus habilidades perceptuales, su alfabetización, su desarrollo motor grueso, su coordinación corporal y su razonamiento conceptual. Además de divertirse juntos, cuando compartes la música que te gusta con tu pequeño, cantan juntos o bailan al ritmo de una canción, ¡también estás trabajando múltiples aspectos de su desarrollo!

Puedes leer el artículo completo antes mencionado visitando este enlace:
https://www.laphil.com/sites/default/files/media/pdfs/shared/education/yola/susan-hallam-music-development_research.pdf

Ideas y juegos para estimular la imaginación de mi hija

Estas son algunas ideas prácticas para crear divertidos escenarios imaginarios que interesen a tu pequeña. Dependiendo de su edad, lo único que necesitas es estar al pendiente de ella y, si te lo pide, ¡aceptar la invitación para jugar juntas! Recuerda no establecer límites muy rígidos y dejar que tu hija tome las riendas con su imaginación.

• Imaginen que van de safari en el jardín de la casa. Pueden fabricar un par de binoculares con tubos de cartón.
• Naveguen en un barco imaginario hecho con una caja o cesto de ropa.
• Creen accesorios de superhéroe con cosas que tengan a la mano y deja que tu hija salve el día.
• Usen plastilina para «cocinar» pizzas o pasteles.
• Acampen en la sala de la casa.
• Viste a tu hija como un robot usando cajas y papel de aluminio.
• Cuiden un jardín imaginario compuesto de flores de plástico.
• Jueguen a ser la persona que anuncia el clima en la tele.
• Saca algunas prendas o cosas para que tu hija se disfrace de algún animal, actúe como él y que alguien de la familia adivine qué es.
• Jueguen al doctor y curen a sus juguetes.
• Imaginen que van de compras al supermercado.
• Creen una «cueva» usando sábanas y sillas e imaginen que son exploradoras.
• Jueguen a que son sirenas y viven bajo el agua.
• Imaginen que son las astronautas que descubrieron un nuevo planeta.

Ideas para ayudarle a tu hijo a practicar las figuras y colores

Notar, recordar e identificar diferentes colores y figuras es una habilidad que subyace a cualquier actividad en la que describamos el mundo que nos rodea o evaluemos el contexto físico en el que nos encontramos. Sí, eso significa que usamos esa habilidad cada vez que distinguimos características como la forma y el color de las cosas. Por lo tanto, ahora que sabes que es algo muy importante, estimula a tu pequeño de prescolar a aprender a identificar estas cualidades de las cosas.

• Jueguen juegos de descripción. Entre más involucres a tu hijo en actividades donde describan lo que ven y entre más palabras le enseñes, sin saturarlo, será más fácil que tu pequeño comience a pensar en estos términos cuando sea un poco más grande.
• Salgan en busca de figuras. Un juego de activación muy divertido que se puede jugar en casa es pedirle a tu hijo de 3 o 4 años que identifique y te traiga cosas que parezcan un cuadrado, círculo o triángulo.
• Jueguen «Veo, veo» cuando vayan en el coche, hagan actividades en casa, lean un libro, etc. Si tu hijo tiene 2 o 3 años, comienza con características simples como «Veo, veo algo rojo». Conforme crezca, puedes pasar a preguntar por formas o colores más complejos como «Veo, veo algo circular/algo dorado/ un cono».
• Jueguen juegos que requieran ordenar cosas por categorías.
• Ayuda a tu hijo a ver las similitudes y diferencias entre varios objetos para trabajar sus habilidades de razonamiento y pensamiento abstracto.

En este enlace encontrarás más ideas de actividades:
https://handsonaswegrow.com/shape-activities-for-toddlers/