Category Archives: Cognitiva

¿Cuándo mi pequeño comenzará a colaborar?

Si colaborar con otra persona a veces es difícil para nosotros, ¡imagínate cómo debe sentirse tu pequeño!

Colaborar significa que dos o más personas trabajan en equipo para alcanzar una meta en común, cada uno tiene un rol individual durante el proceso y, al final, la recompensa se divide equitativamente. Además, colaborar requiere de habilidades cognitivas y sociales muy avanzadas con las cuales los niños comprenden que cuando aceptan hacer algo, existe una expectativa cultural de que cumplirán con su palabra. Por ejemplo, si un niño le dice a tu hijo “hagamos una torre” y él responde que sí, entonces acepta que colaborará y se crea una obligación mutua entre los dos niños. Entonces ¿colaborar es demasiado complicado para tu hijo? ¡Por supuesto que no! Tu pequeño hasta podría sorprenderte al demostrarte lo inteligente que es. Claro que este es un proceso gradual y dependerá de la etapa de desarrollo de tu hijo. Algunos estudios han encontrado resultados interesantes sobre el tipo de colaboración que se da en diferentes etapas de la infancia temprana.

Niños de un año
Aunque los bebés de hasta 6 meses de edad pueden interesarse por otros bebés, en esta etapa no suelen interactuar con sus pares. A veces pueden cooperar con los adultos en juegos simples y hasta comprenderán las intenciones y metas de otras personas al leer su conducta. Sin embargo, esto no es suficiente para que asimilen sus propósitos con los de un compañero y trabajen en equipo para alcanzar una meta común. Por lo tanto, la actividad coordinada entre dos bebés será muy rara y, si se da, será una coincidencia y no un acto colaborativo porque aún no son capaces de tomar en cuenta las acciones de sus pares, incluso si éstas les sirven para alcanzar su meta.

Continue reading

La magia de las rutinas

Ya hemos hablado sobre la importancia de las rutinas y de que estas les dan un sentido de seguridad y predictibilidad a los bebés y a los niños pequeños. Pero ¿exactamente en qué les ayudan y por qué les son tan útiles?

 1) Estimulan el desarrollo del autocontrol
Saber qué es lo que sigue les da a los niños un sentido de seguridad y estabilidad emocional, y los hace sentirse más en control de las situaciones. Por ejemplo, si tu hija sabe que cada día cenan después de jugar, entonces podrá jugar, explorar y aprender sin preocupaciones y estará lista cuando sea hora de sentarse a la mesa.
 
 2) Promueven las conductas positivas
Las rutinas son como una serie de pasos que guían a los niños hacia ciertas metas. Esto les ayuda a sentirse seguros y a aprender sobre conductas responsables. Por ejemplo, tu hija sabrá que siempre debe darte la mano para cruzar la calle o que debe decir “por favor” cuando pide algo.
Continue reading

¿Cómo se desarrolla el razonamiento analógico?

El razonamiento analógico es una habilidad avanzada que nos permite relacionar experiencias y hechos que no son similares entre sí. Esta capacidad cognitiva es lo que distingue a los seres humanos de otros animales inteligentes, y es indispensable para el razonamiento analítico e inductivo. Pero ¿cómo desarrollan los niños esta habilidad de razonamiento? ¿Y qué mecanismos cognitivos permiten el desarrollo de este proceso tan complejo?

Algunos dicen que la adquisición de conocimiento es lo que, con el tiempo, permite que los niños aprendan esta habilidad. Es decir, cuando los bebés nacen relacionan ciertas representaciones entre sí basándose en su apariencia y similitudes. Todo esto se hace de manera no-analógica porque aún no tienen suficientes conocimientos previos. Sin embargo, conforme crecen y aprenden, los pequeños desarrollan su razonamiento analógico. Esta teoría se confirma gracias a la relación tan estrecha que existe entre la adquisición temprana de vocabulario y las habilidades de razonamiento posteriores. Esto demuestra que el lenguaje y el conocimiento son las bases para el futuro razonamiento analógico. Continue reading

Desarrollando habilidades cognitivas a través del juego

Algunas de las habilidades de pensamiento más importantes se desarrollan desde que somos unos pequeños y curiosos bebés que desean explorar el mundo. Aprende un poco más sobre estas habilidades y cómo fomentarlas a través del juego.

Causa y efecto: La aparición de esta habilidad es una muestra de inteligencia temprana. Primero, los bebés experimentan por mera casualidad el efecto que tienen sobre las cosas, como cuando accidentalmente ruedan una pelota y ésta se enciende. Al principio no relacionan sus acciones con el resultado que estas provocan, pero, alrededor de los 7 meses de edad, los niños comienzan a aprender que pueden alterar lo que los rodea y hacer que sucedan cosas. Entonces empiezan a actuar con propósitos en mente para producir un efecto deseado, como apretar un botón para que suene una melodía.

Relaciones espaciales: Utilizamos esta habilidad todos los días para resolver problemas cotidianos; nos ayuda a comprender cómo es que las cosas se unen o caben unas dentro de otras. Los niños trabajan esta habilidad cuando juegan a colocar objetos dentro de distintos contenedores o, por ejemplo, cuando le dan vuelta a una pieza hasta que entra en la ranura correcta de una caja. Los niños luego aprenden que los objetos están hechos de partes y que estas pueden unirse para formar cosas nuevas. Esto se observa fácilmente cuando juegan con bloques de juguete.

Continue reading

Lo que la ciencia dice sobre el desarrollo infantil

A lo largo de los años se ha investigado a profundidad tanto el desarrollo cerebral, como el desarrollo infantil. Las ciencias sociales y conductuales han recopilado una impresionante cantidad de información, además de que se han hecho descubrimientos recientes en el área de las neurociencias. Pero ¿qué es lo que sabemos realmente sobre el desarrollo infantil? El Centro de Desarrollo Infantil (The Center on the Developing Child) de la Universidad de Harvard ha resumido décadas de investigación y descubrimientos en los siguientes conceptos. Esta lista nos da una visión general de cómo se ve un desarrollo saludable, qué causa que éste se altere y cómo podemos evitarlo.

1. El estrés excesivo, tanto a nivel familiar como ambiental, no solo afecta a los adultos, sino también a los bebés y niños pequeños. Sufrir adversidades puede afectar las bases del aprendizaje, la conducta y la salud. De hecho, pasar por situaciones muy duras durante la infancia temprana tiene implicaciones físicas y químicas en el cerebro que afectan negativamente la conducta y la capacidad de aprendizaje de un niño. A su vez lo hace más propenso a tener problemas de salud física o mental. Por eso, aprender a lidiar con el estrés es esencial para el desarrollo infantil saludable. Hay que recordar que los periodos cortos de estrés ayudan a los niños a aprender a adaptarse, siempre y cuando estén siendo apoyados por alguien. Sin embargo, los efectos tóxicos del estrés afectarán el desarrollo cerebral de un niño si este no está en contacto con un adulto que lo quiera y que le ofrezca su apoyo, o si el estrés es muy intenso y prolongado.

Continue reading

Desarrollando el cerebro de mi bebé a través de interacciones

Los bebés llegan al mundo siendo completamente dependientes de sus padres o cuidadores. Durante sus primeros años de vida, tanto su cerebro como su cuerpo necesitan de la receptividad y de las interacciones con los adultos que los rodean. El doctor Jack Shonkoff, experto de Harvard, llama a estos momentos críticos “interacciones de servir y devolver”; es decir, el niño hace algo y el adulto responde (y viceversa). Él explica que estos intercambios significan que tú y tu hijo viven en sintonía y pueden explorar juntos tanto el mundo real como sus mundos interiores.

El Dr. Shonkoff calcula que cada segundo se forman más de un millón de nuevas conexiones neuronales. Por lo tanto, la combinación de los genes de tu bebé, tus cuidados y las interacciones de calidad que tengas con él contribuirán a construir su arquitectura cerebral una interacción a la vez.

Continue reading

El universo emocional de tu bebé: ¿cuáles son las emociones de tu pequeño?

El desarrollo y la apariencia de las emociones de tu hijo sigue un proceso ordenado que va desde los sentimientos más simples, hasta las emociones más complejas con las que todos estamos familiarizados.

De acuerdo con el doctor Michael Lewis, los recién nacidos son capaces de mostrar tres emociones básicas: interés, aflicción y satisfacción. Tu recién nacido sentirá esto en respuesta a procesos internos, cambios fisiológicos o ante estímulos sensoriales. Conforme tu pequeño siga creciendo, sus respuestas emocionales se volverán más complejas. Durante los próximos 6 meses estas reacciones primarias evolucionarán a alegría, sorpresa, tristeza, repugnancia, enojo y temor. Estas emociones, como las primeras que mencionamos, se desarrollan conforme tu bebé madura a nivel neurológico y cognitivo.

Cuando cumpla entre 9 y 10 meses, tu hijo atravesará por una nueva etapa de desarrollo cerebral que le permitirá expresar una gran variedad de emociones de forma muy eficiente. Es probable que a esta edad veas que pasa de la frustración al enojo o tristeza, y de vuelta a la alegría en cuestión de segundos. Esto es normal y de esperarse, así que no te estreses; lo estás haciendo muy bien. Cuando tengas que lidiar con estos momentos tan intensos, recuerda respirar y trata de actuar como un “recipiente” para ayudar a tu hijo a regular sus emociones.
Continue reading

Las primeras teorías de aprendizaje de tu bebé

Es probable que ya lo sepas, pero el cerebro de tu bebé se desarrolla a tal velocidad que tu pequeño es capaz de inventar teorías y sistemas que consideramos demasiado avanzados para su edad. Desde muy pequeños los bebés son personas competentes, activas y muy intuitivas. Algunos estudios sugieren que no son observadores “pasivos”, sino que pasan su tiempo coleccionando teorías y conocimiento que los ayudan a moverse y a entender el mundo que los rodea.

Algunas de las teorías explicativas que los bebés desarrollan desde muy temprana edad son:

  • Teoría sobre los objetos: Los bebés comprenden los principios fundamentales de que las cosas se mueven en el tiempo y en el espacio. Cada vez que tu bebé juega con algo, sigue perfeccionando su conocimiento sobre ese juguete, cómo se mueve y cómo puede manipularlo.
  • Teoría numérica: Los pequeñitos inventan dos tipos de sistemas numéricos que sirven como base para el conocimiento matemático futuro. Usan uno para los números pequeños y exactos, y otro para cantidades más grandes.
  • Teoría sobre los seres vivos: Los bebés comienzan a comprender las bases de esta teoría cuando distinguen entre los seres vivos y los objetos inanimados, o cuando entienden ideas como que una herida se cura con el tiempo.
  • Teoría de la mente: Los niños tienen la idea básica de que cuando la gente observa algo eso significa que le están poniendo atención, que las personas suelen actuar de forma intencionada, y que todos tenemos sentimientos, ya sean positivos o negativos.
  • Teoría de las relaciones: A través del juego exploratorio, los bebés aprenden a reconocer las relacionas causales y aprovechan ese conocimiento para resolver problemas, por ejemplo: descubrir cómo funciona un juguete.

Continue reading

Cinco maneras de estimular el pensamiento lógico matemático (STEM)

Los bebés nacen siendo científicos. Son capaces de desarrollar teorías sobre el funcionamiento del mundo y aprenden constantemente a través de la observación, exploración y experimentación de su entorno. El Centro para la Creatividad Infantil del Bay Area Discovery Museum establece que incluso los bebés menores de un año tienen la capacidad cognitiva de comprender conceptos relacionados con la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM por sus siglas en inglés). El truco para estimular estas habilidades está en interactuar de manera más intencionada con nuestros hijos.

Estas son algunas maneras es que puedes estimular el pensamiento STEM de tu pequeño:

  • Dale “juguetes manipulables”. Estos permiten que los niños los transformen en algo nuevo dependiendo de cómo los utilicen. Por ejemplo, una sonaja puede emitir sonidos suaves o fuertes dependiendo de qué tan fuerte se la agite.
  • Participa en “juegos repetitivos”. Repetir alguna acción una y otra vez, como tirar un juguete y recogerlo varias veces, ayuda a los pequeños a aprender conceptos complejos como la gravedad y la causa-efecto.
  • Practiquen los cuatro tipos de juego. El juego imaginativo estimula la creatividad e imaginación; el juego de exploración permite que los niños experimenten con sus alrededores; el juego guiado incluye interacciones y el aprender de los adultos; y el juego libre deja que los niños sean independientes.
  • Pregunta constantemente el qué, cómo y por qué de las cosas para que tu hijo reflexione y cuestione sus propias experiencias.
  • Introduce palabras nuevas a su vocabulario. Desde muy temprana edad usa palabras adecuadas y avanzadas para describir lo que están haciendo.

Elizabeth Rood, directora del Centro para la Creatividad Infantil, recomienda que los padres no se obsesionen por enseñarle estos conceptos a sus hijos. Más bien, deben concentrarse en acompañar y experimentar con ellos el mundo, donde las maravillas de las matemáticas, la ciencia y la ingeniería están en todas partes.

 

J. M. (2018, marzo 05). Eight ways to introduce kids to STEM at an early age. Recuperado el 1º de mayo, 2018, de http://hechingerreport.org/eight-ways-introduce-young-kids-stem-early-age/

¡Todo es diversión!

Los bebés y los niños pequeños exploran y aprenden sobre el mundo que los rodea cuando juegan con diferentes objetos. Al hacer esto, no solo se divierten, sino que aprenden habilidades básicas para la resolución de problemas y practican sus interacciones sociales. Jugar es una actividad indispensable durante la infancia y entender qué actividades y juguetes son los más adecuados para cada edad te permitirá estimular a tu hija para que trabaje sus habilidades y alcance todos los hitos del desarrollo.

Al principio, los bebés no entienden la diferencia entre un juguete y los objetos de la vida cotidiana. Para ellos, todo lo que ven, tocan, saborean y sienten es nuevo y excitante. Explorarán las cosas llevándoselas a la boca, golpeándolas y lanzándolas para ver qué es lo que pasa. Con el tiempo, aprenden a diferenciar entre lo que es un juguete y lo que no, pero seguirán usándolos de la forma que más los entretenga. Por eso, si una sonaja hace un sonido gracioso cuando se cae al suelo, tu bebé la tirará una y otra vez. Continue reading