Según la Asociación Americana de Pediatría, los pequeños deben dormir un total de 12 a 16 horas —incluyendo siestas— cada día hasta cumplir los 12 meses. Aún así, es común que los bebés presenten ciertas alteraciones o trastornos del sueño, los cuales pueden impedir que completen las horas necesarias de sueño.

En este artículo, te queremos contar más sobre el trastorno del sueño en bebés para que conozcas la información relevante y así, si se presenta, puedas tomar algunas acciones para evitar que tu hijo tenga problemas para dormir.

¿En qué consiste el trastorno del sueño en bebés?

Este trastorno se relaciona directamente con la dificultad que presentan algunos bebés para dormir y descansar. Pero, ¡no te preocupes! El trastorno del sueño puede desaparecer si se conoce la causa a tiempo o se pone en marcha un entrenamiento para mejorar las horas de sueño de tu bebé.

¿Cuáles son las causas del trastorno del sueño en bebés y qué hacer frente a estas?

El trastorno del sueño puede desarrollarse por diversas causas y es fundamental detectarlas a tiempo para ayudar a tu bebé. Entre algunos de los problemas para dormir en bebés encontramos:

¿Tu bebé tiene problemas para dormir?Powered by Rock Convert

1. Dificultad para respirar

Normalmente, la hora del sueño se complica cuando tenemos dificultad para respirar. Al ser tan pequeños, los bebés no saben cómo afrontar o comunicar de manera clara esta situación. Por ejemplo, un resfriado o una enfermedad como el asma pueden ser causas del impedimento para conciliar el sueño. Por esta razón, presta atención a las señales y ve descartando una a una con la ayuda de tu pediatra.

2. Reflujo

Un bebé con reflujo puede presentar problemas para dormir debido al malestar que este puede causarle. El reflujo ocasiona que los bebés interrumpan sus horas de sueño o siestas a causa del dolor. En este caso, lo ideal es asegurarte de este diagnóstico con tu pediatra y empezar un tratamiento o seguir las recomendaciones que ayuden a solucionar ambos problemas progresivamente.

3. Alimentación insuficiente

Como ya mencionamos, los bebés no tienen la capacidad de informar lo que les pasa y puede que, sin saberlo, no se les proporcione una alimentación adecuada. Como están insatisfechos o tienen hambre, no cumplen con sus horas pautadas de sueño. Frente a este escenario, recuerda consultar con tu pediatra y realizar pequeños cambios alimenticios que podrían hacer la diferencia.

¡Eso es todo! Como ves, la alteración del sueño en bebés puede tener distintos motivos. Lo importante es descubrir la causa del problema con ayuda de tu pediatra y realizar los cambios necesarios que ayuden a tu pequeño a dormir.

En virtud de este último aspecto, te invitamos a descubrir algunos consejos para crear rutinas de sueño, los cuales te ayudarán a implementar algunas ideas que facilitarán y mejorarán el sueño de tu bebé.