Saber cómo quitar el chupete o chupón a tu hijo puede evitar que experimente problemas causados ​​por el uso excesivo de este objeto. ¡Te compartimos algunos consejos sobre el tema!

Es probable que a tu hijo le guste el chupete o chupón porque le proporciona comodidad, calma y le ayuda a conciliar el sueño. Sin embargo, debes saber cuándo dárselo y cómo quitar el chupete al niño.

El uso prolongado de un chupete puede, por ejemplo, obstaculizar el desarrollo del lenguaje de tu pequeño. Para ayudarte, hemos creado una pequeña guía sobre cómo quitar el chupete que usan los pequeños. ¡Sigue leyendo!

¿Por qué el chupete puede ser dañino?

Usar chupetes tiene pros y contras. Por un lado, este objeto puede ayudar a tu bebé a relajarse, reduciendo la ansiedad; por otro lado, los padres o cuidadores deben prestar atención al uso excesivo de este objeto.

El uso prolongado puede interferir con la lactancia y la dentición de tu pequeño. Además, es probable que el uso de un chupete provoque dependencia emocional. Por lo tanto, el niño puede fallar y tener dificultades para dormir sin este recurso.

Además, se ha encontrado que el uso de un chupete también puede interferir con el desarrollo del lenguaje. Con la boca ocupada, es posible que el bebé no imite los sonidos que escucha a su alrededor. Por lo tanto, los niños que usan chupetes pueden no comunicar sus necesidades.

salud y bienestar de bebe

3 consejos para quitar el chupete

Estas son algunas recomendaciones para ayudar a tu pequeño a dejar de usar un chupete de la forma más pacífica. Para comprender cómo quitar el chupete, revisa estos consejos:

Retíralo gradualmente

Es posible quitar el chupete de forma gradual, en lugar de hacerlo de un día para el otro. En este sentido, puedes sustituir el chupete por algo que también consuele a tu pequeño. Puedes cambiarlo por un estímulo, como contarle una historia o cantarle una canción.

Trata de entender el llanto de tu bebé

Otro factor que puede ayudar a que tu hijo deje el chupete es comprender el significado de su llanto. Cuando tu hijo todavía no habla, se comunica llorando y balbuceando.

En lugar de darle el chupete al bebé para que se quede tranquilo, los padres pueden, poco a poco, identificar el motivo del malestar, tal vez su pequeño tenga hambre o sueño.

Pide ayuda si es necesario

Se recomienda quitar el chupete hasta que el bebé tenga un año. Si tu hijo tiene dificultades para dejarlo, asegúrate de pedir ayuda a un profesional. Habla con un médico o dentista para que te aconseje qué hacer.

En este artículo, aprendiste que quitar el chupete ayuda a evitar que tu hijo tenga retrasos en el desarrollo del habla y desarrolle una dependencia emocional. Sigue estas recomendaciones para facilitar la transición y usa estrategias como cambiar el chupete por otro tipo de fuente de consuelo. También es importante comprender que puedes buscar ayuda profesional si es necesario.

¿Te gustó saber más sobre cómo quitar el chupete? ¡Aprovecha la oportunidad para descargar la aplicación Kinedu, compartir desafíos y experiencias con otros padres y recibir orientación de expertos en desarrollo infantil!