Desde el momento en que nació, tu bebé comenzó a aprender habilidades sociales para responder y adaptarse a las personas que lo rodean. Con el tiempo empezará a disfrutar estar con otras personas, pero seguirá prefiriendo la compañía de sus padres.

Los bebés prosperan gracias a las relaciones que establecen con sus padres y otras personas, y estas relaciones son la base para un desarrollo humano saludable. Una relación buena, fuerte y positiva con los niños pequeños puede ayudarles a desarrollar la empatía, la confianza y la compasión, brindándoles también una sensación de seguridad y confianza cuando comienzan a interactuar con otras personas.

Es importante reconocer que cada bebé nace con su propio estilo social. Algunos pueden ser más abiertos o extrovertidos, mientras que otros pueden ser un poco tímidos y callados. Por lo general, cuando un niño pequeño cumple dos años, comienza a disfrutar jugando con niños de su edad y, a los tres, comenzará a hacer amigos de verdad. Pero como cualquier otra habilidad, necesitará aprender a socializar a base de prueba y error.

Consejos para mejorar las habilidades sociales de tu niño

1. Enséñale inteligencia emocional 

El primer paso para ayudar a los niños a desarrollar su inteligencia social es ayudarles a aprender a manejar sus emociones, que es una de las bases de las relaciones interpersonales. Esto significa trabajar para crear un ambiente cálido que fomente una mayor expresión verbal sobre cómo se sienten.

2. Sé cariñoso(a)

Los niños que son más abiertos y cariñosos tienen más probabilidades de tener amigos, así que no dudes en darle besos, abrazos y mostrarle cariño a tu hijo. También puedes invitar a amigos y familiares; a tu hijo le encantará tener visitas, tanto de gente joven como mayor, especialmente si son amables y le prestan mucha atención.

3. Ensayen situaciones y habilidades sociales

Prepara a tu niño para un próximo «evento social» describiendo el entorno, las expectativas y quiénes asistirán. Puedes mostrarle a tu pequeño los beneficios de interactuar con otras personas y explicarle cómo serán las interacciones. Sin embargo, es importante no obligar a tu bebé a interactuar si no parece estar listo para ello; si tu hijo es tímido, puedes exponerlo gradualmente a estas situaciones.

4. Organiza citas de juego

Organiza citas de juego cortas al principio, con solo uno o dos bebés de temperamento similar al de tu hijo. Asegúrate de tener juguetes para todos, ya que los niños muy pequeños tienen dificultades para compartir cosas con los demás. Además, debes estar preparado para intervenir si surgen desacuerdos en torno a los juguetes.

5. La confianza lo es todo

Desarrollar la autoestima de tu hijo le ayudará a interactuar con otras personas. Piensa en un momento en el que te sentiste realmente bien contigo mismo. Probablemente te resultó mucho más fácil llevarte bien con los demás. Hay muchas formas diferentes en las que puedes desarrollar la confianza en sí mismo de tu pequeño. ¡Intenta elogiar sus esfuerzos en una actividad o tarea diaria, o preséntale desafíos pequeños pero que pueda superar! Cuanto más seguro se sienta tu hijo, es más probable que comience a interactuar con niños de su edad.

¿Quieres más consejos y actividades para mejorar las habilidades sociales de tu niño pequeño? Prueba nuestra sección «Desarrollando habilidades sociales». Con estas actividades, tu hijo aprenderá a interactuar con las personas que lo rodean, a imitar a niños mayores e incluso a reconocer a los miembros de la familia.

desarrollo de tu bebe