Desde el momento en que tu bebé nació, aprendió a responder y adaptarse a la gente que lo rodea. Le encanta pasar tiempo con gente, pero, claro, siempre preferirá la compañía de sus padres. Investigaciones han demostrado que los bebés prosperan a raíz de las relaciones que tienen con sus padres y con la gente que los rodea. Estas relaciones se convierten en los componentes básicos para un desarrollo humano saludable.
Recuerda que cada bebé nace con su propio estilo social. Algunos son más sociales y extrovertidos, mientras que otros son más tímidos y callados. Pero, por lo general, cuando los niños cumplen los dos años comienzan a jugar con niños de su edad, ¡y les encanta! Y alrededor de los tres años comienzan a hacer amigos de verdad. Como cualquier otra habilidad, tu hijo tendrá que aprender a socializar usando la prueba y error.
A continuación te damos algunos consejos que te ayudarán a mejorar las habilidades sociales de tu pequeño. 

  1. Enséñale inteligencia emocional: El primer paso para ayudar a tu hijo a desarrollar habilidades sociales es ayudarla a manejar sus emociones. Esta es una parte fundamental para tener relaciones interpersonales saludables. Debes crear un ambiente donde tu pequeño se sienta con la confianza de expresar sus sentimientos, además de aprender a manejarlos.
  2. Muéstrale lo mucho que lo quieres: Los niños que son más abiertos a mostrar afecto y cariño suelen tener más amigos, ¡así que no dudes en darle besos y abrazos a tu hijo! Invita a amigos y familiares a tu casa, a tu pequeño le encantará tener visitantes, ¡sobre todo cuando son amigables y le prestan mucha atención!
  3. Practiquen situaciones sociales: Prepara a tu pequeño para su próximo “evento social”. Describe todo lo que verá en su entorno, hablen sobre sus expectativas y quiénes asistirán. Tu pequeño se sentirá más en control al saber estos detalles. Después practiquen los modales en la mesa, las habilidades básicas de conversación, cómo presentarse e inclusive la forma de decir adiós.
  4. Organiza citas de juego: Al inicio organiza citas de juego cortas y pequeñas con solo uno o dos niños que tengan el mismo temperamento que tu hijo. Antes de la cita de juego, asegúrate de tener juguetes para todos los niños, ya que a esta edad se les dificulta compartir las cosas. Así mismo, prepárate para intervenir cuando haya desacuerdos por los juguetes.
  5. La confianza lo es todo: La autoestima de tu pequeño se convertirá en su pasaporte para una vida social feliz. Piensa en un momento en el cual te hayas sentido muy bien contigo misma, probablemente fue mucho más fácil llevarte bien con los demás. Puedes hacer muchas cosas para desarrollar la confianza en tu pequeño, por ejemplo alabar sus esfuerzos al completar una actividad o darle pequeños retos que sabrás que podrá cumplir. Entre más confianza tenga tu pequeño, más seguro se sentirá para empezar a interactuar con niños de su edad.

¿Te gustaría tener más consejos y actividades para desarrollar las habilidades sociales de tu pequeño? Prueba nuestra meta “Construyendo habilidades sociales”. Con estas divertidas actividades estarás desarrollando la empatía e inteligencia emocional, lo cual le permitirá a tu hijo interactuar con gente, imitar a niños mayores y comenzar a reconocer a familiares.

Powered by Rock Convert