¿Tu bebé está listo para gatear? Alrededor de los 7-9 meses, la mayoría de los bebés aprenden a gatear sobre manos y rodillas, pero otros desarrollan estilos alternativos de gateo que son tan eficientes que nunca progresan al método tradicional. Estos son algunos tipos de gateo que tu bebé puede adoptar.

Diferentes tipos de gateo

No todos los bebés gatean de la manera tradicional (alternando manos y rodillas), algunos pequeños se arrastran sobre su vientre, otros se deslizan sobre sus nalgas usando sus manos para impulsarse hacia adelante, y algunos bebés colocan una pierna en posición de gateo y extienden la otra en el suelo para avanzar. Mientras tu bebé coordine los movimientos de cada lado del cuerpo mientras gatea y use los brazos y piernas por igual, no tienes de qué preocuparte. No importa el método que adopte tu bebé, recuerda que lo importante es que se interese por moverse de forma independiente y explore su entorno.

Estos son los diferentes tipos de gateo según la AAP (Academia Americana de Pediatría):

  • El clásico, sobre manos y rodillas, o gateo cruzado

Tu bebé distribuye su peso sobre manos y rodillas, luego mueve un brazo y la rodilla opuesta hacia adelante al mismo tiempo. Este es el tipo de gateo más común .

  • Gateo de oso 

Parece al gateo clásico, pero tu bebé mantiene los codos y las rodillas estiradas, caminando con las manos y los pies como un oso.

  • Gateo sobre el vientre o gateo comando

Tu bebé mueve el cuerpo hacia adelante con los brazos mientras arrastra la barriga por el suelo. Esta puede ser una forma eficiente de moverse, ¡pero definitivamente resultará en mucha ropa sucia!

desarrollo de tu bebe
  • Arrastrarse sentado

Tu bebé se desliza sobre el trasero usando los brazos para moverse hacia adelante. Este tipo de gateo nunca será tan rápido como el clásico gateo de manos y rodillas, pero es bastante eficiente. A menudo, los bebés que prefieren este método también se han resistido mucho a pasar tiempo boca abajo.

  • Gateo de cangrejo

Tu bebé se moverá hacia atrás o hacia los lados como un cangrejo, impulsándose con las manos. Este tipo de gateo generalmente ocurre cuando tu bebé apenas está aprendiendo a gatear. Esta fase generalmente dura de una a dos semanas.

  • Rodar

Tu bebé llega a su destino rodando de un lugar a otro. Si bien esto no es estrictamente gatear, algunos bebés se vuelven tan eficientes al rodar que nunca desarrollan realmente la postura de gateo, porque simplemente dan vueltas y vueltas hasta llegar a su destino.

Ten en cuenta que los patrones de gateo atípicos no necesariamente indican un problema, pero la asimetría en el gateo puede ser una señal de alerta. Por lo tanto, si te preocupa la forma en que gatea tu bebé, habla con tu pediatra o haz que un fisioterapeuta pediátrico evalúe a tu pequeño.

Ten en cuenta que hay algunos bebés que no gatean y pasan directamente a ponerse de pie, así que si notas que tu pequeño no gatea pero ha desarrollado otros hitos como voltearse, puedes estar tranquilo. Y, recuerda, cada bebé se desarrolla a su propio ritmo y a algunos les puede llevar más tiempo aprender a gatear.