Los diferentes estilos de gateo

¿Tu bebé está listo para gatear? Alrededor de los 7 a 10 meses los bebés normalmente comienzan a dominar el gateo clásico de mano y rodilla. Sin embargo algunos bebés desarrollan estilos alternativos de gateo los cuales son igual de eficientes. Estos son algunos tipos de gateo que tu bebé puede adoptar.

No todos los bebés gatean en la forma tradicional, alternando sus manos y rodillas, algunos bebés utilizan su vientre para moverse, otros se arrastran en sus pompis y usan sus manos para impulsarse hacia delante, y algunos utilizan sus manos y pies para moverse hacia adelante. Pero no importa qué estilo adopte tu bebé, recuerda que lo importante es que él o ella muestre un deseo de moverse de forma independiente para explorar su entorno.

Estos son los distintos estilos de gateo según la AAP (Academia Americana de Pediatría):

El clásico – manos y rodillas o rastreo en cruz.

Tu bebé recarga su peso sobre sus manos y rodillas, luego mueve un brazo y la rodilla opuesta hacia adelante al mismo tiempo. Este tipo de gateo es el más común de todos.

Gateo de oso.

Se parece que al gateo clásico, pero tu bebé mantiene sus codos y rodillas rectas, caminando sobre las manos y los pies como un oso.

Gateo de vientre o el rastreo de comando.

Tu bebé mueve su cuerpo hacia adelante mientras arrastra su vientre contra el suelo. Esto puede ser una forma eficaz de moverse, ¡pero seguro dejará la ropa muy sucia!

Arrastrarse.

Tu bebé se arrastra al estar sentado, utilizando sus brazos para moverse hacia adelante. Este tipo de rastreo nunca será tan rápido como el gateo clásico, pero también es eficiente. Los bebés que se arrastran a menudo son los que realmente se resistían a pasar tiempo boca abajo.

Gateo de cangrejo.

Tu bebé se mueve hacia atrás o hacia los lados como un cangrejo, impulsándose con sus manos. Este tipo de gateo por lo general ocurre cuando el bebé está aprendiendo a gatear y la fase no dura más de una semana o dos.

Rodando.

Tu bebé llega a su destino rodando de un lugar a otro. Aunque técnicamente no es gatear, algunos bebés llegan a ser tan eficientes en rodar que en realidad nunca desarrollan la postura de gateo, ya que simplemente ruedan una y otra vez hasta que llegan a su destino.

 

Toma en consideración que los patrones de gateo atípicos no necesariamente indican un problema, pero la asimetría del gateo puede ser una señal de alerta por lo que si tienes dudas platícalo con tu pediatra.

¿Quieres más información acerca del gateo?  Visita nuestro blog  “Aprendiendo a gatear: Preguntas frecuentes” o las siguientes páginas:

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>