Las funciones ejecutivas: El conjunto de habilidades más importantes que podemos enseñar a nuestros hijos

Las primeras experiencias, ya sea positivas o negativas, tienen un profundo impacto en el desarrollo del cerebro y sus circuitos neuronales, que a su vez proporcionan la base para habilidades más complejas. Dentro de estas habilidades complejas se encuentran las funciones ejecutivas, a las cuales se les ha puesto más atención últimamente, ¡y con buena razón! Las funciones ejecutivas nos ayudan a concentrarnos en varias fuentes de información al mismo tiempo, tomar decisiones, revisar y cambiar planes si es necesario, y controlar nuestras emociones e impulsos. Es muy importante que, en los primeros años de vida, un niño construya una base sólida que le permita adquirir estas habilidades, ya que las funciones ejecutivas son unas de las habilidades más importantes que tendrá y serán críticas en su vida adulta.
Las funciones ejecutivas funcionan como un controlador de tráfico en el cerebro: manejan las diferentes señales, impulsos y deseos del cerebro. La corteza prefrontal del cerebro es fundamental para dichas funciones, pero no actúa sola, pues controla el comportamiento a través de interacciones con el resto del cerebro. Al momento que el niño cumple su primer año de vida, el cerebro, que originalmente funcionaba casi como un conjunto de neuronas aisladas, comienza a funcionar como una gran red de áreas interconectadas. Esto permite que el niño comience a realizar acciones coordinadas y pueda manejar sus diferentes impulsos. Como adultos, esto se traduce en la capacidad de hacer múltiple tareas a la vez, mantener el auto-control, mantenerse concentrado a pesar de las distracciones, y seguir instrucciones de varios pasos; todas son críticas para lograr nuestros objetivos, llevarnos bien con los demás y contribuir en la sociedad.
Según el Centro de Desarrollo Infantil de la Universidad de Harvard, las siguientes tres habilidades están involucradas en las funciones ejecutivas:
  • Memoria de trabajo – La capacidad para recordar y manipular información por períodos cortos, ¡como aquella vez que recordaste un número de teléfono el tiempo justo para marcarlo!
  • Control inhibitorio – La capacidad de dominar y filtrar nuestros pensamientos con el fin de dirigir la atención, resistir las tentaciones, romper hábitos, ignorar las distracciones y pensar antes de actuar, ¡lo que nos permite jugar juegos como “Simón dice”!
  • Flexibilidad mental – La capacidad de aplicar reglas diferentes a diferentes contextos y ajustarlas en base al entorno cambiante, las demandas, las prioridades o perspectivas; como aprender de nuestros errores y ajustar nuestros pensamientos según lo aprendido.

Es importante considerar que las funciones ejecutivas no son un hecho, necesitan ser desarrolladas y cuidadas para fortalecerlas. Esto es especialmente cierto durante la primera infancia. Las interacciones de “servir y devolver “ entre un niño y un adulto importante en su vida, juegan un papel muy importante en la adquisición de estas habilidades. Así mismo, los padres también pueden empezar a trabajar las funciones ejecutivas con sus hijos, a través de ejercicios y juegos apropiados para su edad. Por ejemplo, enseñar a los niños a esperar su turno o idear juegos donde deban mantener la atención en una tarea específica. ¡Estos juegos impulsarán las funciones ejecutivas, las cuales serán muy importantes en el futuro!

One thought on “Las funciones ejecutivas: El conjunto de habilidades más importantes que podemos enseñar a nuestros hijos

  • By Aris - Reply

    Fabuloso el tema

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>