La naturaleza le dio al ser humano una forma de alimentar a los bebés, la lactancia materna, la cual aporta todos los nutrientes y anticuerpos necesarios para el óptimo desarrollo. A pesar de ser una manera natural de alimentar a tu bebé, cada situación es diferente, y puede llegar a dificultarse, y en estos casos puedes considerar la lactancia mixta.

Esta modalidad es recomendada cuando, por alguna razón importante, no se puede llevar a cabo la lactancia materna de manera exclusiva.

Afortunadamente, la lactancia mixta puede convertirse en una excelente alternativa de alimentación cuando así se requiera. 

A continuación te explicamos en qué consiste, en qué casos es recomendable y cuáles son sus ventajas y desventajas.

¿Qué debo saber sobre la lactancia mixta?

La lactancia mixta es un plan de alimentación en el cual el bebé es alimentado con leche materna y, a su vez, también mediante leche de fórmula. 

 Antes de llevarla a cabo, es recomendable consultar con un asesor de lactancia o un pediatra.

¿En qué casos procede dar lactancia mixta a mi bebé? 

Aunque sabemos que dar exclusivamente leche materna es la opción más recomendada, existen algunas circunstancias en donde se puede optar por la lactancia mixta. 

Estos casos se dan cuando la lactancia materna exclusiva no se puede llevar a cabo por alguna de las siguientes razones: 

  • La madre no puede producir la cantidad adecuada de leche para nutrir al bebé o sufre de alguna inflamación en las glándulas mamarias.
  • El bebé tiene limitaciones o dificultades para succionar suficiente leche del pecho.
  • Circunstancias laborales de la madre.

Es sabido que algunas mujeres no pueden producir la leche necesaria, esto es conocido como hipogalactia y, en algunos casos, tiene remedio.

No obstante, si después de consultar con tu médico y experto en lactancia, se agotan las posibilidades de producir suficiente leche, la lactancia mixta es una excelente opción para no comprometer la alimentación del bebé.

Si por alguna razón debes optar por este plan, tú mantente tranquila, podrás alimentar a tu bebé con todos los nutrientes necesarios. Solo asegúrate de estar acompañada por un profesional durante el proceso.

¡Descarga Kinedu GRATIS y accede a +1,800 artículos y actividades creados por expertos para ayudar al desarrollo optimo de tu bebé!

¿Cómo saber si necesito optar por lactancia mixta?

Si tienes sospechas que no estás produciendo la suficiente leche o que tu bebé no está succionando correctamente, es necesario que consultes con tu médico.

amamantar y alimentacion de bebe

La primera alerta que te indica que esto te puede estar pasando es el llanto del niño. Si notas que después de darle pecho el niño sigue llorando, es probable que sea porque el pequeño se quedó con hambre. Otra manera, es mantener la cuenta de cuántos pañales sucios y mojados usa tu bebé.

También, si sientes mucho dolor, consulta con tu médico para descartar algún bloqueo en los conductos mamarios.

Por otro lado, a veces es el bebé el que tiene alguna dificultad para succionar, por lo cual es importante que descartes con el pediatra que tu bebé presente alguna condición que pueda dificultarle alimentarse directamente del pecho.

Recuerda que, a la primera sospecha de que hay algún problema, es necesario asesorarse con el especialista.

¿Qué ventajas tiene alimentar a mi bebé con este plan?

El objetivo de la lactancia mixta es lograr la alimentación óptima del bebé, en caso de que la lactancia materna no pueda realizarse al 100 %.

Este plan de alimentación tiene ventajas, entre las que se cuentan:

  • La salud y el crecimiento del niño no se ven comprometidos gracias al suplemento de las leches de fórmula. 
  • Según afirma la Asociación Americana de Pediatría, las leches de fórmula son adicionadas con probióticos que ayudan a prevenir diarreas.
  • Aunque no sea en exclusiva, se sigue gozando de los atributos y nutrientes de la leche materna.
  • Es una manera de saciar a aquellos bebés que se quedan con hambre después de amamantarse.
  • Los papás pueden participar en la alimentación del bebé con el biberón, propiciando el ejercicio de su paternidad.
  • Los familiares más cercanos también pueden colaborar alimentando al bebé con biberón.
  • Puede ser un alivio para algunas mujeres que tienen compromisos laborales y no pueden amamantar a ciertas horas.

¿Dudas sobre cómo amamantar o alimentar a tu bebé? Accede a más de 1,800 actividades y artículos creados por expertos sobre este tema. ¡Descarga Kinedu GRATIS! 

¿Cuáles son las desventajas de este plan de alimentación?

A pesar de que la lactancia mixta tiene múltiples beneficios tanto para el bebé como la madre, hay que tomar en cuenta sus posibles desventajas, entre ellas:

  • La alimentación con biberón puede generar al bebé más gases que tomar pecho, lo que puede ocasionar molestia y llanto.
  • El proceso de preparar el biberón con fórmula puede ser tedioso y tomar más tiempo. Recuerda que el biberón debe ser esterilizado y la fórmula debe estar a la temperatura adecuada.
  • La leche de fórmula puede representar un gasto económico fuerte, pues suele ser algo costosas; no así la leche materna, que es gratis.
  • Puede ser que el bebé prefiera tomar biberón. Debido a que succionarlo es más fácil y representa menos esfuerzo, este puede preferirlo y rechazar el pecho.
  • Al reducirse la succión del pecho, las glándulas pueden dejar de producir suficiente leche (la succión estimula la producción de leche materna).

¿Cómo puedo llevarla a cabo de forma exitosa? 

Incluso con las desventajas que este plan puede traer, existen formas para reducir los problemas y llevar a cabo la lactancia mixta exitosamente.

A continuación te damos unos consejos para lograrlo:

1- Procura siempre ofrecer primero pecho

Para no acostumbrar al bebé a tomar solo biberón, con la mayor frecuencia que puedas, ofrécele el pecho primero y aliméntalo con él hasta que se vacíen ambos senos. 

Además de aportar los beneficios de la lactancia materna, esto impedirá que las glándulas dejen de producir leche y ayudará a que se regulen de acuerdo con las cantidades que tu bebé necesita.

2- Dale biberones que requieran esfuerzo de succión.

Así evitarás que prefiera un biberón a hacer el esfuerzo de tomar pecho (esto para los bebés que no presenten alguna dificultad física para succionar).

Sobre todo, consulta con profesionales de la salud o profesionales en lactancia, para que te orienten en este tema. Si te ha parecido interesante este artículo, te recomendamos aprender 8 cosas que debes saber sobre la lactancia materna.