Como adultos, sabemos lo importante que es saber cómo trabajar y colaborar con otras personas. Es una habilidad que usamos en nuestra vida personal y profesional. Para poder trabajar en equipo debemos respetar el hecho de que cada persona tiene capacidades y opiniones diferentes. Esto significa que pasamos del mundo intrapersonal al interpersonal, algo que involucra nuestras habilidades socioemocionales. Investigaciones también muestran que la cooperación con otros contribuye a nuestra felicidad.

Conforme tu hijo crezca, su estilo y experiencia de juego también cambiarán. Comenzará a interesarse más en jugar con otros niños. Alrededor de su segundo cumpleaños notarás que será capaz de nombrar un par de amigos y que disfrutará de pasar tiempo con ellos. Aunque le guste estar con otras personas, su estilo principal de juego será solitario. Tal vez notes que participa en un juego paralelo donde juega al lado de un amigo, pero cada uno hace lo suyo. Aunque aún no cooperen entre sí, tu pequeño acumulará una gran cantidad de información que le ayudará a aprender y a prepararse para adquirir futuras habilidades.

Cuando cumpla tres años, tu hijo será capaz de distinguir entre un amigo y un niño que conoce. Además, preferirá jugar con otras personas que por su cuenta. Durante este periodo, verás que observa y pone más atención a lo que hacen los demás. Aunque aún no participe en juegos 100% interactivos, verás elementos precursores como el hecho de que los niños quieren jugar a lo mismo y tu hijo se emociona al compartir sus juguetes. Es así como comenzará a relacionarse con la gente a su alrededor. También notará que no a todos les gustan las mismas cosas que a él y que todos tienen sentimientos y puntos de vista diferentes. Así formará relaciones más significativas y formará un grupo de amigos.

Para cuando cumpla cuatro años, tu pequeño será capaz de cooperar activamente con otros niños durante juegos interactivos. Por ejemplo, cuando tengan una meta común durante un juego. En este punto, comenzará a entender el significado del trabajo en equipo. Este es un paso fundamental en su desarrollo socioemocional porque sentará las bases del concepto de compartir, ser amigable y ser comprensivo con las opiniones y sentimientos de los demás; los precursores de la empatía. Además, las actividades grupales promoverán sus habilidades físicas, de resolución de problemas y atención.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Por eso es tan importante que estimules y promuevas las conexiones socioemocionales que tu hijo desarrolla durante las actividades grupales. Conforme trabaje con otros niños, aprenderá a expresarse y entenderá la importancia de la cooperación. Gracias a esto desarrollará relaciones cercanas y significativas que sentarán las bases de relaciones interpersonales futuras.

¡Estas son algunas ideas de cómo promover las actividades grupales!

  • Imitar los gestos, expresiones y movimientos de los demás. Esta actividad estimulará la atención, memoria y conciencia corporal de los pequeños.
  • Trazar sus siluetas sobre papel. Por turnos, un niño se acostará sobre el papel mientras el otro traza su cuerpo. Hazlo más divertido dándoles materiales artísticos como marcadores, crayones y calcomanías. También puedes hacerlo más interesante pidiéndole al niño que trazó a su amigo que diga alguna característica de la otra persona mientras tú escribes la palabra en el papel.
  • Diviértanse con burbujas. Uno de los pequeños soplará las burbujas mientras el otro las truena. Esto estimulará el compartir y le dará la oportunidad a tu hijo de experimentar los dos puntos de vista de una misma situación.
  • Juegos de equilibrio. Una persona deberá cerrar los ojos y contar. Cuando los abra, los demás deberán hacer una pose en equilibrio como pararse sobre un solo pie o balancear un libro sobre sus cabezas.
  • Haz una pista de obstáculos como las que usabas para promover el gateo de tu bebé, solo que esta vez pídele a los niños que se tomen de la mano y trabajen juntos para superar cada obstáculo.

Además de divertirse mucho, tu hijo aprenderá sobre los compromisos, el compartir y cómo formar parte de un equipo. ¡Haz que el día de hoy sea una excelente oportunidad para participar en una actividad grupal!

Lee este artículo si sientes que tu pequeño es un poco tímido a la hora de jugar.

Para más información, visita estas páginas: