El Royal Children’s Hospital (Hospital Infantil Real) establece que el dominio de una mano es la preferencia consistente de usar una mano, en vez de la otra, cuando se realiza una actividad manual, mientras que la mano no dominante apoya el movimiento. Un ejemplo práctico es cuando se escribe algo y, mientras la mano dominante maneja la pluma, la otra detiene el papel.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

Muchos niños comienzan explorar la lateralidad entre los 24 y 48 meses de edad. Normalmente, cuando se acercan a la edad escolar ya han establecido cuál es su mano dominante y cuál la de apoyo. Si tu hijo aún no lo hace y continúa cambiando de mano al hacer actividades cotidianas, no lo obligues a usar una sola mano. En vez de eso, observa lo que hace y anímalo a participar en muchas actividades que le den la oportunidad de explorar más su lateralidad. Estas son algunas ideas:

  • Coloca objetos al centro del cuerpo de tu pequeño (a la altura de su ombligo). Esto aplica para las crayones, juguetes o cualquier otro objeto que quieras que agarre.
  • Jueguen con marionetas y deja que él escoja en qué mano ponérsela.
  • Pinten con los dedos.
  • Deja que tu hijo te ayude en la cocina. Puede amasar, hacer bolitas con masa, usar cortadores de galletas para recortar figuras, abrir y cerrar frascos, etc.
  • Hagan manualidades adecuadas para su edad como collares, usar estambre, jugar con limpiapipas, etc.
  • Halágalo y dale retroalimentación.
  • Anímalo a acabar la actividad con la mano con la que la empezó. Es normal que se canse y quiera descansar. Deja que descanse la mano, la estire y luego pídele que continúe. Mientras hacen estas actividades hablen de cuál mano hace el trabajo pesado y cuál es la que ayuda.