A medida que tu hijo crezca, adquirirá habilidades que le permitirán ser más independiente y una de esas habilidades es aprender a vestirse solo.

En esta etapa, cada nueva experiencia de aprendizaje de tu pequeño es crucial porque le ayuda a adaptarse al mundo que lo rodea. Alrededor de su primer cumpleaños, los niños comienzan a adquirir nuevas habilidades que les permiten ser un poco más independientes. Y alrededor de los 24 meses, algunas de estas habilidades implican comenzar a vestirse solos. Cada niño se desarrolla a su propio ritmo, por lo que algunos pueden comenzar antes y otros más tarde. La mayoría de los pequeños adquieren este y otros hitos de autocuidado cuando tienen cuatro años.

Aprender a vestirse solo

Una vez que tu pequeño cumpla dos años, será buen momento para comenzar a enseñarle cómo vestirse. Esta es una tarea desafiante y a tu pequeño le tomará tiempo lograrlo sin ayuda, pero gradualmente dominará esta tarea, mejorando con la práctica.

salud y bienestar de bebe

Este será un momento emocionante para tu pequeño, ya que vestirse como mamá y papá le dará una sensación de autonomía. No importa si solo se pone una pequeña prenda, recuerda siempre felicitarlo; ¡esto es muy importante para él! Del mismo modo, no te sorprendas si tu pequeño se pone los zapatos al revés, todo es parte del proceso de aprendizaje.

Empieza a enseñarle a vestirse solo lo antes posible, siempre buscando signos de interés e iniciativa. Además, recuerda no apresurar a tu hijo mientras aprende esta nueva habilidad. No es algo fácil para él, así que dedica tiempo para este ritual y evita la tentación de vestir tú mismo a tu pequeño.

Las mejores prendas para aprender a vestirse son:

  • Pantalones con cintura elástica
  • Zapatos de velcro
  • Ropa con velcro en lugar de botones o cintas
  • Camisetas con cuello ancho e ilustraciones al frente para que tu hijo pueda identificar fácilmente cómo ponérsela

Consejos y trucos que ayudarán a tu niño a aprender a vestirse solo

  • Elogia sus logros, por más pequeños que sean. Para nuestros hijos, esto es importante y los motivará a seguir aprendiendo.
  • Deja que tu pequeño elija entre dos o tres opciones de ropa, esto le dará una mayor sensación de autonomía.
  • Recuerda elegir prendas que sean fáciles de poner.
  • Enséñale a tu hijo a buscar las etiquetas en las camisas y dile que siempre van en la parte de atrás. Haz lo mismo con los pantalones, explicándole que los bolsillos grandes también van en la parte trasera.
  • Si comienza a abrocharse las camisas, enséñale a comenzar de abajo hacia arriba para que no se salte ningún botón.
  • Para los zapatos, puedes dibujar dos caritas felices y decirle a tu pequeño que cuando las caritas están viéndose, se puso los zapatos correctamente.
  • Establece una rutina. Puedes incluir un baño, secarlo, ponerse el pijama y cenar.
  • ¡Hazlo divertido! Puedes inventar una canción para vestir a tu pequeño o simplemente poner una canción especial. También puedes contar para ver cuánto tarda en vestirse. A muchos niños les encanta competir contrarreloj.
  • Encuentre un momento agradable y relajado para practicar cómo vestirse solo y no olvides ser paciente con tu pequeño.

¿Qué hago cuando tengo prisa?

Sabemos que aunque queremos que nuestros hijos se vistan solos cada vez, el mundo se mueve a un ritmo acelerado y no siempre hay tiempo suficiente. Con esto en mente, es importante explicarle a tu pequeño que habrá días en los que tendrás que vestirlo. Dile que, en cambio, podrán practicar por la noche con su pijama o en otro momento. Además, ten en cuenta que probablemente tendrás que repetir las instrucciones muchas veces; los niños aprenden rápido pero requieren práctica, especialmente con una tarea tan desafiante como esta.