¿Recuerdas la última vez que escuchaste llorar a tu pequeño? ¿Supiste cómo calmar al bebé? Si eres como la mayoría de los padres, probablemente hayas intentado darle de comer, mecerlo, hacerlo eructar, distraerlo y tratar de callarlo, ¿verdad? ¿Cuánto tiempo tardó tu hijo en tranquilizarse?

Aunque estas técnicas pueden haber funcionado, todavía tienes que probar otra herramienta muy poderosa y bastante simple para calmar a tu bebé: ¡cantar!

desarrollo de tu bebe

Los efectos del canto

Un estudio de la Universidad de Montreal descubrió que para evitar que los bebés lloren, cantar canciones infantiles podría ser tan efectivo como arrullarlos o cargarlos. De hecho, los bebés permanecieron tranquilos el doble de tiempo cuando escucharon una canción (incluso si no la conocían), que cuando escucharon que les hablaban (independientemente de si se usó la “voz de bebé” o no). Estos hallazgos son importantes porque muchas madres tienden a hablar en lugar de cantarles a sus hijos, ¡dejando pasar los beneficios emocionales y reguladores del canto!

¿Cómo calmar a un bebé y con qué canciones?

Un estudio de Harvard comparó cómo reaccionaban los bebés a canciones de cuna y a canciones normales y descubrió que las canciones de cuna son principalmente el tipo de melodías que ayudan a relajar a los bebés; ¡incluso si están en otro idioma! Se mencionó que la melodía y el ritmo de las canciones de cuna ayudan a calmar a los bebés. Incluso si la canción que no era de cuna era pacífica, los bebés parecían estar más tranquilos con las canciones para niños.

Entonces, incluso si crees que cantas fatal, ¡no importa! La verdad es que a tu bebé le encanta tu voz y se siente conectado con tu forma de cantar, sin importar si suenas como Whitney Houston o no. Los beneficios de cantarle a tu bebé deben superar cualquier inseguridad personal. Recordar cómo calmar a un bebé cantando, no solo tranquilizará a tu hijo, sino que también ayudará a fortalecer el vínculo que tienes con él y fomentarás sus habilidades lingüísticas