Los humanos somos seres sociales. Desde el día que nacemos, nos gusta que nos sonrían, nos carguen y nos hablen. Y aunque los bebés son totalmente dependientes de los adultos para sobrevivir, ellos tienen más que necesidades físicas, también necesitan atención de mamá, papá o algún otro adulto. Necesitan una relación recíproca, también conocida como una «relación de servir-devolver».

Las relaciones servir-devolver son necesarias para el desarrollo óptimo del cerebro de un bebé y cimentan las bases que necesitará en un futuro para el aprendizaje. La relación se crea en base a interacciones que siguen un formato en el cual el pequeño emite un sonido o hace una expresión o gesto, y el adulto le responde con algún gesto o sonido propio. Estas interacciones son tan sencillas como importantes. Logran desatar la creación de las conexiones neuronales y, al mismo tiempo, establecen el entorno seguro que necesita un bebé para su desarrollo emocional y social.

Powered by Rock Convert

Aunque no es fácil criar a un niño feliz, sano e inteligente, podemos asegurarte que será divertido. El crecimiento socio-afectivo será de lo más entretenido de presenciar. Que tu bebé comience a hacer contacto visual, que responda a tu sonrisa y que luego te sonría, todo es parte de su desarrollo y atestigua el crecimiento de tu relación con tu hijo. Su sistema nervioso madurará, pero, por lo pronto, necesita que alguien lo cargue y lo tranquilice para lidiar con los factores de estrés que lo rodean y que, algún día, pueda lidiar con ellos él mismo.

Crear una base sólida para el futuro no es todo lo que logran estas interacciones de servir-devolver. También son la base sobre la cual se forma el apego seguro entre padres e hijos. Este apego ayudará a que tu hijo pueda manejar sus sentimientos y entender los de los demás, así como interactuar positivamente con sus compañeros. Estas habilidades son críticas para formar relaciones exitosas. Es igual de importante que los niños puedan poner atención en clase e interactuar positivamente con sus compañeros, a que aprendan matemáticas y vocabulario. A fin de cuentas, para su bienestar las relaciones humanas serán más importantes que sus calificaciones.

El crecimiento social y emocional es crítico para el bienestar de tu bebé, y lo que haces como papá o mamá lo pueden ayudar. Kinedu tiene decenas de actividades que estimulan el crecimiento de tu bebé y hacen que cada momento sea un momento de aprendizaje.

Te presentamos una actividad que te puede ayudar a desarrollar el área socioemocional de tu bebé. ¡Esperemos que la disfrutes!