Los seres humanos somos animales sociales, por eso a los bebés les encanta que los carguen, los toquen, les hable y les sonrían. No es de extrañar que anhelen una conexión con los adultos, después de todo los bebés dependen completamente de los demás para sobrevivir. Sigue leyendo para obtener más información sobre el desarrollo socioafectivo en niños.

Para prosperar, no solo sobrevivir, los bebés necesitan algo más que comida y refugio. Por lo tanto, no es de sorprender que necesiten participar y recibir atención de sus padres y cuidadores. Sin embargo, lo sorprendente es que los bebés necesitan un tipo específico de interacciones: una relación de servir y devolver.

¿Por qué el servir y devolver es importante para el desarrollo socioafectivo?

Las interacciones de servir y devolver con los cuidadores son necesarias para que el cerebro de un bebé se desarrolle correctamente y establezca una arquitectura adecuada para el aprendizaje futuro. Estas interacciones siguen un patrón: el bebé envía un “servicio” a través de balbuceos, expresiones faciales o gestos; y los adultos “devuelven” el servicio con una respuesta significativa, es decir, otro gesto o vocalizaciones y palabras.

Si tu pequeño señala algo, hace un sonido, mueve los brazos o las piernas, ¡eso también es un servicio! Por lo tanto, debes prestar atención a lo que tu hijo está haciendo o en lo que se está enfocando para que puedas participar en el intercambio. Estas simples interacciones permiten que se produzcan las conexiones correctas en el cerebro de tu bebé y también crean el entorno seguro y enriquecedor que necesita para desarrollarse social y emocionalmente.

¿Cómo es el desarrollo socioafectivo en niños?

Esta área de desarrollo será la más emocionante de presenciar. El contacto visual de tu bebé, sus reacciones ante tu sonrisa y su futura sonrisa social serán evidencia de su desarrollo y señalan el fortalecimiento de su relación. Alrededor de los nueve meses, tu bebé incluso se pondrá muy nervioso y llorará cuando salgas de la habitación, aunque sea por un minuto, debido a su ansiedad por separación. Sin embargo, su sistema nervioso madurará y con el tiempo podrá lidiar con el estrés cotidianos y entretenerse solo por más tiempo.

Tener una arquitectura cerebral sólida es parte importante del panorama del desarrollo porque permite el aprendizaje futuro. Tener interacciones de servir y devolver le ayudará a tu bebé a desarrollar un apego seguro contigo, lo que tendrá muchas implicaciones para su inteligencia emocional. A la larga, el hecho de que tu hijo sepa manejar sus sentimientos, comprenda las emociones de los demás e interactúe con sus compañeros de forma adecuada le permitirá formar relaciones duraderas y mantener su bienestar emocional. También le ayudará a desarrollar su confianza en sí mismo, desarrollar habilidades de resolución de conflictos, estar motivado para aprender y tener una salud mental estable.

En otras palabras, el desarrollo socioafectivo en niños les da las habilidades para prestar atención en clase y llevarse bien con sus compañeros, dos habilidades sociales que son tan importantes para la vida como aprender matemáticas y ciencias.

Te presentamos una actividad que te puede ayudar a desarrollar el área socioafectiva de tu bebé. ¡Esperemos que la disfrutes! ¡Deja un comentario para compartir más ideas sobre cómo fomentar estas habilidades en casa!

desarrollo de tu bebe