¿Cuánta ropa le pongo a mi bebé? Esta es una pregunta muy común entre los padres. A veces, no sabemos calcular cuántas prendas debemos ponerle, por lo que hacemos que use más o menos ropa de la que necesita. Entonces ¿cómo podemos saber cuánta ropa es suficiente? La Asociación Americana de Pediatría aconseja vestirlo con una capa adicional al número que tú estés usando cuando ambos se encuentren en el mismo ambiente. Si tu bebé es prematuro o nació por debajo del peso ideal, es probable que requiera una capa más de ropa para mantenerse caliente.

En verano:

¡Llegaron los días de sol! La temperatura ha aumentado. Ya hemos guardado nuestros abrigos y chamarras y sacado los pantalones cortos y camisas sin manga. Comienza a darnos calor; no solo a nosotros, sino a nuestros pequeños también. Por lo tanto, es importante evitar ponerles capas de más cuando la temperatura se eleva. De esta manera, evitamos calentar excesivamente y afectar a nuestros bebés. Vístelo con ropa ligera y recuerda protegerlo del sol. Intenta no salir entre 10 de la mañana y 4 de la tarde, que es cuando el sol está más fuerte. Si tienes que salir, viste a tu bebé con prendas que cubran sus brazos y piernas y no olvides ponerle un sombrero. Intenta que esté lo más posible bajo la sombra y cerciórate de que no se esté acalorando. Algunas señales de acaloramiento incluyen inquietud, llanto excesivo y piel enrojecida, no solo sudor.

En invierno:

¡Brrr! Se aproxima el invierno. Comenzamos a sentir escalofríos por el cuerpo. Es tiempo de abrigarnos para mantener nuestro termostato interno feliz. Nuestro bebé también requiere abrigos para mantenerse calientito. Pero ¿cómo lo debo vestir? Lo mejor es ponerle capas de ropa. Recuerda ponerle una adicional al número que tú traes puesto. Dependiendo del frío, puedes vestirlo con su camisa interior, mameluco, abrigo o traje de nieve, gorro y cobija para que, a la hora de entrar a un cuarto con calefacción, puedas quitarle las capas pesadas y dejarlo con las más ligeras. Es muy importante no dejar que se acalore demasiado, icnluso cuando esté durmiendo.

En primavera u otoño:

Nacen las flores o caen las hojas de los árboles. No importa cuál sea la temporada, la primavera y otoño tienden a ser lluviosos. Por lo tanto, recuerda cargar una chamarra o impermeable. ¡Sigue la regla general y estarás bien! Ojo: si tu bebé es prematuro o nació por debajo de su peso, es probable que requiera una capa más de ropa para mantenerse caliente.

Powered by Rock Convert