Cómo practicar mindfulness con mi hijo

Practicar mindfulness es una excelente forma de mejorar la conducta y aumentar la concentración. Ambas son necesarias para fomentar el lenguaje de nuestros pequeños. ¡Intenta estas actividades en casa para trabajar el mindfulness con tu hijo!

  1. Respirar con el estómago

Este tipo de respiración es una forma sencilla de ayudarle a tu hijo a concentrarse en el aquí y ahora. Es decir, si tu pequeño está sintiendo muchas cosas o emociones complicadas, respirar con el estómago le ayudará a calmarse. También debemos asegurarnos de que nuestros hijos sepan respirar de esta manera para poder hablar adecuadamente. Si no lo hacen sus voces se vuelven más agudas o se les acaba el aire a media oración. Por suerte, ¡es una práctica muy visual! Solo debes sentarte o acostarte y colocar las manos sobre el estómago. Expande el estómago con cada inhalación, y colápsalo con cada exhalación. Algunos niños prefieren acostarse y colocar una almohada o peluche encima de ellos para ver subir y bajar el objeto. Es más atractivo que solo sentir el movimiento con las manos. Este es uno de mis videos favoritos de esta actividad: https://www.youtube.com/watch?v=_mZbzDOpylA

Continue reading

¿Cómo se desarrolla el razonamiento analógico?

El razonamiento analógico es una habilidad avanzada que nos permite relacionar experiencias y hechos que no son similares entre sí. Esta capacidad cognitiva es lo que distingue a los seres humanos de otros animales inteligentes, y es indispensable para el razonamiento analítico e inductivo. Pero ¿cómo desarrollan los niños esta habilidad de razonamiento? ¿Y qué mecanismos cognitivos permiten el desarrollo de este proceso tan complejo?

Algunos dicen que la adquisición de conocimiento es lo que, con el tiempo, permite que los niños aprendan esta habilidad. Es decir, cuando los bebés nacen relacionan ciertas representaciones entre sí basándose en su apariencia y similitudes. Todo esto se hace de manera no-analógica porque aún no tienen suficientes conocimientos previos. Sin embargo, conforme crecen y aprenden, los pequeños desarrollan su razonamiento analógico. Esta teoría se confirma gracias a la relación tan estrecha que existe entre la adquisición temprana de vocabulario y las habilidades de razonamiento posteriores. Esto demuestra que el lenguaje y el conocimiento son las bases para el futuro razonamiento analógico. Continue reading

¿Cuándo sabrá mi hijo controlar sus impulsos y cómo puedo ayudarlo?

La auto-regulación es una habilidad fundamental para nuestro bienestar socioemocional porque nos permite mantener interacciones y relaciones saludables. La auto-regulación es la capacidad para expresar y manejar emociones fuertes, cooperar con los demás, lidiar con la frustración y resolver conflictos. Esta nos permite completar nuestras actividades cotidianas gracias a que nos ayuda a manejar y a controlar nuestras emociones. Por eso, cuando los niños no se saben auto-regular se les dificulta completar tareas cotidianas como sentarse, poner atención o interactuar con sus pares.

Desde el nacimiento hasta los cuatro años, e incluso después, los niños aprenden a auto-regularse gracias a las interacciones que tienen y a la guía que reciben de los adultos. De hecho, las interacciones amables y sensibles con sus cuidadores son esenciales en este tema y forman parte de la estrategia de “co-regulación” que les enseña autocontrol a los pequeños. Esta estrategia trata de proveerles del apoyo, guía y modelos necesarios para que los niños comprendan, expresen y regulen sus emociones y acciones. Para lograrlo necesitan recibir respuestas consistentes y empáticas de parte de sus cuidadores, a la par que apoyo y aliento. Pero ¿qué puedes esperar en cada etapa del desarrollo de tu hijo? Y ¿cómo puedes ayudarle usando la co-regulación? Continue reading

¡Que el 2019 sea el mejor año de tu vida!

¡La familia de Kinedu le desea a la tuya un muy feliz Año Nuevo! El tiempo pasa volando cuando acompañas a tu pequeño, ¿no? Aprovechando la época, te compartimos algunas ideas de cómo empezar el 2019 con el pie derecho estableciendo propósitos de Año Nuevo para toda la familia. Sigue leyendo para aprender más.

Los propósitos de Año Nuevo son excelentes herramientas que te ayudarán a ti y a tu familia a desarrollar mejores hábitos y alcanzar nuevas metas. Este año invita a toda tu familia a unirse a esta tradición. ¡Estas son algunas ideas de por dónde empezar!

Para mamá y papá

  • Dormir mejor – Establece una rutina para ir a dormir y haz de tu habitación un espacio para relajarse. Poner música tranquila, usar aromaterapia, beber un té o limitar tu uso del celular te ayudará a relajarte y a obtener un descanso de mejor calidad.
  • Estar presente – Respira profundo y concéntrate en lo que sea que estés haciendo. Las compras no se harán solas, pero preocuparte por eso tampoco servirá de nada; cuando sea momento de ir al supermercado concéntrate en eso. Hacer varias cosas al mismo tiempo te distrae y no te permite disfrutar del presente.
  • Citas – ¿Cuándo fue la última vez que tú y tu pareja pasaron tiempo a solas? Tener hijos cambia algunos rituales, hábitos y tradiciones que tenían como pareja. Ya sea una cena para dos, una actividad al aire libre o un viaje, encuentren algo que los acerque de nuevo y conviertan esto en una tradición mensual.
  • Amor en vez de guerra – Criar a un hijo es cosa de dos personas y nadie conoce o entiende mejor su relación que ustedes. Busquen la manera de demostrar su amor y agradecimiento hacia su pareja todos los días; decir “Gracias” o “¡Buen trabajo!” marcarán la diferencia. Organiza tus ideas antes de hablar, detente un momento y escucha. Estar en desacuerdo es algo normal, así que traten de crear un ambiente donde el apoyo mutuo siempre esté presente y donde sepan que no hay nada que no puedan resolver juntos. Más abrazos y menos gritos.

Continue reading