¡Exprésate!

Ya sea que tu hijo o hija tenga un mes, un año o tres, seguro que has notado que aprovecha cualquier oportunidad para comunicarse contigo y opinar sobre lo que sucede a su alrededor. Estudios recientes le dan cada vez más importancia al derecho que tienen los niños de ser escuchados y tomados en cuenta al momento de decidir sobre temas que les conciernen. A través de su participación en asuntos cotidianos, los pequeños desarrollan su autoestima, trabajan habilidades de todo tipo, potencian su sentido de autonomía e independencia y trabajan sus competencias sociales y resiliencia.

Las investigaciones sugieren que muchas veces subestimamos la capacidad de participación de nuestros hijos; los consideramos como meros receptores pasivos de nuestro cuidado y protección. Cada día hay más datos que evidencian que desde muy corta edad, los niños (1) son expertos en sus propias vidas y son capaces de comunicar un punto de vista único en cualquier circunstancia, (2) son comunicadores muy capaces que utilizan una amplia gama de “lenguajes” para articular sus opiniones, (3) son agentes activos con el poder de influir y manipular el mundo que los rodea, y (4) son creadores de sentido capaces de construir/interpretar el significado de sus vidas.

Continue reading

Desarrollando habilidades cognitivas a través del juego

Algunas de las habilidades de pensamiento más importantes se desarrollan desde que somos unos pequeños y curiosos bebés que desean explorar el mundo. Aprende un poco más sobre estas habilidades y cómo fomentarlas a través del juego.

Causa y efecto: La aparición de esta habilidad es una muestra de inteligencia temprana. Primero, los bebés experimentan por mera casualidad el efecto que tienen sobre las cosas, como cuando accidentalmente ruedan una pelota y ésta se enciende. Al principio no relacionan sus acciones con el resultado que éstas provocan, pero, alrededor de los 7 meses de edad, los niños comienzan a aprender que pueden alterar lo que los rodea y hacer que sucedan cosas. Entonces empiezan a actuar con propósitos en mente para producir un efecto deseado, como apretar un botón para que suene una melodía.

Relaciones espaciales: Utilizamos esta habilidad todos los días para resolver problemas cotidianos; nos ayuda a comprender cómo es que las cosas se unen o caben unas dentro de otras. Los niños trabajan esta habilidad cuando juegan a colocar objetos dentro de distintos contenedores o, por ejemplo, cuando le dan vuelta a una pieza hasta que entra en la ranura correcta de una caja. Los niños luego aprenden que los objetos están hechos de partes y que éstas pueden unirse para formar cosas nuevas. Esto se observa fácilmente cuando juegan con bloques de juguete.

Continue reading

El ABC para desarrollar la autoestima de tu hija

Los niños desarrollan su autoestima a través de sus experiencias. Cuando juegas con tu pequeña y le das la oportunidad de ser ella misma estás nutriendo su confianza en sí misma. Sigue leyendo para encontrar una guía que te ayudará a trabajar la autoestima de tu hija.

A de Apreciación y reconocimiento

¡Cuando tu bebé nace eres lo más fascinante del mundo para ella! Es por eso que te mira como si fueras un ser extraordinario y milagroso. Desde que nace, tu bebé comienza a apreciar todo lo que le das. Aprecia el calor de estar en contacto contigo, la luz que se enciende en el pasillo que anuncia que vienes en camino, etc. Tu hija llega al mundo predispuesta a apreciarlo todo.

Así que para que se sienta apreciada también, lo primero que debes hacer es prestarle atención. Convierte tus expectativas en señales de aprecio y reconocimiento de quién es ella. ¿Qué le gusta? ¿Cómo es su personalidad? Permitirle descubrir sus verdaderos intereses, en vez de imponérselos, le servirá para desarrollar su personalidad. Si tu hija está jugando por su cuenta en el arenero, esto no significa que se sienta sola o que tenga baja autoestima; más bien descubre qué es lo que la tiene tan intrigada.

Presta atención a sus sentimientos y trata de entender lo que te quiere decir; ponte en sus zapatos. Observa y pregúntate qué es lo que siente cuando dices o haces ciertas cosas. Aprecia sus emociones, reconoce la legitimidad de sus deseos y déjale claro que la entiendes. Cuando tu pequeña se siente comprendida también se siente aceptada y amada.

Continue reading

Actividades de otoño para estimular el habla

  1. Excursiones a la naturaleza

¡Las caminatas al aire libre son la actividad otoñal perfecta! Todos los pequeños necesitan liberar energía de vez en cuando y esta es una buena manera de hacerlo, al tiempo que también fomentas el mindfulness. Mientras caminan por el barrio, el parque o un camino, hablen sobre las cosas que ven (hojas, un venado, ramas, piedras, un arroyo, una ardilla, etc.). Si tienes tiempo de planear la excursión, puedes hacer una lista de cosas que podrían encontrar y convertir esta salida en una búsqueda de elementos. Si decides improvisar, jugar “Veo veo” también es genial para estimular el lenguaje (“Veo veo algo cayendo”, “Veo veo algo verde” o “Veo veo un animal con alas”).

  1. Día de la manzana

¡Las manzanas y el otoño van de la mano! Me encantan dedicar un día a las manzanas cuando llega esta época del año. Ya sea que vayas a recolectar las frutas con tu pequeño o las compren en el supermercado, hablen sobre los diferentes tipos de manzanas que hay (rojas, verdes, amarillas, magulladas, duras, con manchitas, con hojas, etc.). ¡Cuando vuelvan a casa tendrán el ingrediente principal para hornear algo! Cocinar es una actividad que fomenta mucho el habla porque hay que dar y seguir instrucciones y se usa vocabulario muy diverso (vierte, mezcla, levanta, mueve, agita, etc.). Puedes ser ambiciosa y preparar un pastel de manzana, o no complicarte la existencia y hacer un puré. Sea cual sea el resultado, cocinar potenciará el vocabulario de tu hijo mientras se divierten y disfrutan de un rico postre.

Continue reading