Desarrollo por área: El desarrollo visual

El desarrollo visual forma parte del área física del desarrollo

Tu bebé nació con una visión de 20/400, ¡el equivalente de ser legalmente ciego! Pero no te preocupes, la visión de tu bebé mejorará gradualmente. Su visión en realidad será una de sus principales herramientas de aprendizaje, pues así absorberá todo tipo de información sobre el mundo que le rodea. Problemas con la visión pueden causar retrasos en el desarrollo, así que asegúrate de que tu pediatra revise los ojos de tu pequeño en cada visita.

Aunque los primeros días después de nacer tu bebé solo tiene visión periférica, su mala visión en realidad sirve para protegerlo de la sobre estimulación. Al mes, solo será capaz de concentrarse en objetos que estén a menos de 30 centímetros de distancia. Esto es aproximadamente lo lejos que queda del rostro de la persona que lo carga, ¡que es lo que le interesa principalmente! Así que pasen mucho tiempo cara a cara, ¡y velo sonreír cada vez que mire tus ojos! También es completamente normal que los primeros dos meses tu bebé a veces esté un poco bizco, pero sus movimientos oculares deben ser coordinados para el tercer mes.

Continue reading

Bienvenida la cama: ¿Cómo y cuándo hago la transición?

Si tu bebé ha descubierto la forma de escaparse de la cuna, a pesar de que el colchón está en el nivel más bajo posible, es buen momento para mudarse de la cuna a una cama de niño grande.

No hay una edad precisa para hacer el cambio, pero hacer la transición a la cama es benéfica alrededor de los dos años de edad o cuando los niños aprenden a bajarse de la cuna. La buena noticia es que a la mayoría de los niños les gusta hacer el cambio, pues esto significa que ya son grandes. Posiblemente tu pequeño esté de acuerdo contigo de que debe quedarse en su cama durante toda la noche, pero como este cambio supone una nueva adquisición de libertad, es importante reforzar las reglas y rutinas de la hora de dormir para evitar los temidos paseos nocturnos.

Reforzando la rutina nocturna

  • Primero que nada, asegúrate de que tu pequeño no esté enfermo, que la familia no esté pasando por una transición importante (como la llegada de un hermanito) y que no necesite ir al baño (si ya aprendió a utilizar el inodoro).
  • Si aún no tienes una cama, por ahora puedes colocar el colchón de la cuna en el piso.
  • Celebren juntos la transición y dale mucha importancia a este hito. De esta forma la cama nueva será más atractiva para él.
  • Realiza la misma rutina nocturna de siempre, pero no olvides agregar un último paso al final: decirle a tu pequeño que debe quedarse en cama hasta que vengas por él en la mañana.
  • Ya que esté acostado en su cama y hayan terminado la rutina, elógialo por estar acostado en su cama de niño grande, dale un beso o abrazo, y retírate de la habitación.
  • No olvides decirle que estarás al pendiente de él durante la noche y que no hay porqué despertarse. Esto le dará tranquilidad.
  • Finalmente, si se despierta y camina hacia tu habitación, asegúrate de regresarlo a su cama rápidamente y de forma aburrida. La primera noche puede haber muchas visitas no solicitadas, sin embargo la consistencia en regresarlo, ayudará a que tu pequeño aprenda a quedarse en su habitación.

Continue reading

Crianza Consciente – ¡Conectando con la abundancia de tu hijo!

Hay que voltear el espejo hacia nosotros y preguntarnos, ¿porqué se desencadenan estas emociones? Los niños podrán provocar que esa carga emocional que duerme en nuestro inconsciente se despierte, pero debemos liberarlos del peso de resolver nuestro conflictos internos.

¿Cómo nos definimos a nosotros mismos? ¿Nuestras experiencias influyen cómo somos hoy? Y, si es así, ¿qué tipo de experiencias? ¿Quién da el significado al modo que percibimos el amor y el afecto? ¿Qué nos paraliza emocionalmente y cómo podemos recuperarnos de estas asociaciones mentales? Estas historias tienden a volver inevitablemente a la infancia y a las experiencias que vivimos en ella. Nos aferramos a las historias de nuestra infancia a lo largo de la vida y cargamos esta huella con nosotros todos los días. Esta huella genética que hemos desarrollado corre impredecible, desenfrenada y caótica dentro de nosotros y se convierte en la forma en la que nos definimos a nosotros mismos y al modo en el que percibimos la vida y a los demás.

¿Qué pasa si como padres vemos este rol que tomamos de un modo diferente, renovando la curiosidad, incrementando la conciencia y transformando el compromiso? Porque no hay nada que pueda transmitir la conciencia global tan directamente como la paternidad. Todo lo que le enseñamos a nuestros hijos, cómo cuidarse a sí mismos y a los demás, y cómo manejar sus emociones y pensar, crear, innovar; todo se reduce a su crianza. No podemos esperar que nuestros hijos tengan esta conciencia sin haber modelado esto nosotros mismos. Por supuesto que la paternidad no es la única variable, hay muchos otros factores que participan en esta influencia temprana: la neurobiología, el temperamento, las presiones sociales, la pobreza, la educación e incluso la cultura. Nosotros no controlamos esos factores, pero sí tenemos el poder absoluto en la relación que forjamos con nuestros hijos. ¿Cuándo tenemos este poder de transformación? Cada día que nuestros hijos buscan afecto, todas las mañanas que se despiertan y corren a buscarnos; estos son los momentos importantes. Estos momentos y cómo reaccionamos ante ellos terminan afectando su emotividad, su psicología y hasta su desarrollo cerebral. Continue reading

¡Aprendiendo a través de la imitación!

Los bebés aprenden a través de la imitación; les da la oportunidad de practicar y perfeccionar habilidades nuevas. Observan a otros hacer algo y luego copian sus acciones, intentando hacerlo ellos mismos. Por ejemplo, esta es la manera en la cual tu bebé sabe, sin que tengas que darle instrucciones específicas, cómo sostener un teléfono de juguete para hacer llamadas. ¡Tu bebé ha aprendido al verte hablar por teléfono!

La imitación también es considerada como una base para el desarrollo de la empatía, es decir, tener la capacidad de sentir lo que otra persona está sintiendo. De hecho, la capacidad de un niño para imitar acciones simples, como hacer muecas, se produce en la misma parte del cerebro que nos permite desarrollar la empatía. Estudios recientes han encontrado que la imitación no es solo una habilidad de comportamiento, sino diferentes formas de combinar y utilizar diversos tipos de conocimiento, y se desarrolla a través de los primeros 2 años de vida (Jones, 2007). Continue reading

¡Los maravillosos beneficios de la leche materna!

¡La leche materna es tan maravillosa que no solamente le brinda alimento a tu pequeño si no una infinidad de vitaminas, anticuerpos y nutrientes irrepetibles que impulsarán un sano desarrollo! Además, a la hora de dar pecho el cuerpo de la madre libera la hormona oxitocina, coloquialmente conocida como la “hormona del amor”, o bien la hormona que promueve el apego entre madre e hijo. Esto hace que el momento de lactancia no sólo sea un momento de nutrición física si no también de nutrición emocional, lleno de amor, cariño y contacto físico. Más aún, la leche materna también beneficia a la familia y la comunidad. Por lo tanto, a continuación te presentamos los beneficios que brinda la leche materna en el bebé, mamá, familia y comunidad. Continue reading