Sabemos que las actividades físicas se han vuelto parte de la rutina que llevas con tu hija y que hay muchas habilidades de motricidad gruesa que estará desarrollando y perfeccionando durante esta etapa. En este artículo nos centraremos en una habilidad en específico que será muy divertida para tu pequeña: ¡la acción de saltar! Anteriormente, hablamos sobre las habilidades esenciales que se necesitan para saltar: fuerza muscular, equilibrio, propiocepción, coordinación muscular y planeación motriz. ¡Aquí te sugerimos algunas actividades que puedes hacer con tu pequeña y que estimularán cada uno de estos elementos y le ayudarán a convertirse en una profesional del salto!

Fuerza muscular
Para fortalecer los músculos de tu hija, ¡usen su imaginación y jueguen a ser ranas! Si aún es muy joven, saltar como rana puede ser difícil para ella, pero, aunque no logre separarse del suelo, este juego le ayudará a desarrollar músculos de las piernas más fuertes. Esto no solo trabajará su motricidad gruesa, sino que también estimulará su pensamiento cognitivo e imaginación.

De hecho, cualquier juego o actividad que involucre ponerse de cuclillas beneficiará a tu pequeña. Puedes hacer una fila de juguetes y pedirle que se agache a recogerlos y los coloque dentro de una caja que está al final de la línea.

Equilibrio
Para trabajar el equilibrio, tu hija puede divertirse caminando sobre superficies diferentes o inestables, por ejemplo, cojines o cobijas. Pueden jugar al tren e invitar a otros miembros de la familia. Tómense de las manos y deja que tu pequeña guíe el tren animándola a pasar por encima de diferentes superficies.

Otra buena actividad para hacer en familia es jugar a las estatuas o a congelados. Pon un poco de música y bailen por la habitación. Luego, detén la música de repente y quédense congelados, como estatuas, hasta que la música vuelva a sonar. Detener un movimiento repentinamente ayudará a tu hija a trabajar su equilibrio.

También pararse en la punta de los pies sirve muchísimo, ¡no solo para el equilibrio sino porque también fomenta la fuerza muscular! Pueden hacer una carrera corriendo de puntitas o animar a tu pequeña a pintar en una cartulina que pegaste casi fuera de su alcance sobre la pared.

Propiocepción
Para ayudar a tu niña a mejorar su propiocepción, jueguen juegos que involucren algo de resistencia, por ejemplo, jalar o empujar algo. ¡Pueden hacer una competencia de jalar la cuerda! O invita a tu pequeña a empujar una caja ligera a lo largo de un camino.

Gatear también sirve mucho para la propiocepción. Para hacer la actividad más divertida y retadora, crea un camino de obstáculos y dile a tu hija que debe recorrerlo gateando y sin ponerse de pie. También pueden gatear dentro de un túnel y ver quién sale más rápido.

desarrollo de tu bebe

Si tienes una pelota grande de yoga, ayuda a tu pequeña a rodar sobre ella sobre el estómago y a usar los brazos para sostenerse. Todas estas actividades le ayudarán a hacerse más consciente de la posición de su cuerpo y de sus movimientos.

Coordinación muscular
Algo tan simple como subirse a los columpios puede ayudar a tu pequeña a trabajar su coordinación y equilibrio, ya que columpiarse requiere de cambiar la distribución del peso y mover las piernas hacia adelante y hacia atrás.

Para algo más retador, intenten este juego. Pon un poco de música y muéstrale a tu hija cómo marchar al ritmo de la canción mientras aplaude al mismo tiempo. Esto parecerá fácil, pero si tu hija apenas tiene dos años, tal vez tenga dificultades para coordinar sus movimientos. ¡No te preocupes! Con el tiempo mejorará su coordinación muscular y, con ello, su habilidad para saltar.

Planeación motriz
Una excelente manera de estimular la planeación motriz es bailar. Crea una coreografía sencilla y ve si tu hija puede seguir los pasos. ¡Hazlo tan retador como sea necesario para mantener la atención de tu pequeña! Otro juego es “Simón dice” donde puedes incluir cualquier tipo de movimiento y acción. Por ejemplo, “Simón dice que corras a la pared”.

También recorrer caminos de obstáculos sirve para practicar la planeación motriz, sobre todo si estos involucran diferentes movimientos corporales y cambios de dirección.

¡No esperes más! ¡Intenta estas actividades con tu niña y observa cómo se vuelve una profesional del salto!

Si quiere más ideas sobre el tema, ¡asegúrate de visitar nuestro catálogo! Tenemos un montón de actividades que pueden realizar en casa.

Para más información, visita estos sitios (inglés):
Proprioceptive
Powerful Proprioceptive Activities that Calm, Focus, & Alert