En este mundo tan rápido y dinámico, es cada vez más difícil mantener largos periodos de atención. Tanto los niños en la escuela, como nosotros en el trabajo, nos hemos vuelto cada vez más distraídos.

Tomando en cuenta que las bases de cada una de nuestras habilidades se desarrollan durante los primeros años de vida, ahora es un buen momento para comprender los fundamentos de la atención y ayudar a tu pequeño a desarrollar más esta habilidad. Primero que nada, es importante señalar que la habilidad de tu bebé para concentrarse en un objeto solo será posible cuando su vista haya madurado. Así que, por ahora, nos concentraremos en la habilidad de la atención visual.

Existe una relación entre el desarrollo cognitivo y la atención visual de tu bebé. De ahí la importancia de monitorear la evolución de esta habilidad. Investigaciones demuestran que el tiempo que tu bebé se concentra en un objeto se relaciona con un aumento de sus funciones cognitivas. Los lapsos de atención visual cada vez más largos impactarán su futura habilidad de concentración.

Esta es una mini línea temporal de la atención visual de tu pequeño:

  • Del nacimiento a los tres meses: Tu hijo pasará de estar dormido todo el tiempo a tener periodos de alerta y a buscar cosas a sus alrededores que disfrute mirar. Decora su habitación con colores brillantes y juguetes. Quédate cerca de él, también querrá prestarte atención.
  • Tres a cuatro meses: Tu bebé combinará su estado de alerta con su habilidad visual para localizar objetos. Desarrollará su vista periférica y conciencia espacial.
  • Seis a doce meses: Tu hijo les prestará atención a objetos más interesantes, lo cual impactará en su habilidad de atención. También comenzará a observar juguetes brillantes o que hacen ruido. Durante esta etapa, comenzará a decidir a qué ponerle atención y qué ignorar. Fíjate en esto para colocar cerca de él cosas que le interesen. Esto le ayudará a alargar sus periodos de atención.

¿Por qué es importante estimular la atención visual?

El desarrollo de la atención visual y el logro de decidir qué mirar, le permiten a tu hijo explorar activamente, mientras ignora las distracciones que hay a su alrededor. Esta habilidad seguirá incrementándose y jugará un rol importante en sus funciones cognitivas.

desarrollo de tu bebe

Además, en este punto, él necesita que lo estimules, así que, trabajando su atención visual, pasarás tiempo de calidad con él y fortalecerás el vínculo que los une. Esto influirá en sus futuras habilidades de atención. Si tienen una buena relación, él se sentirá suficientemente seguro como para explorar el mundo que lo rodea.

Para trabajar esta habilidad, coloca móviles sobre su cuna para que los observe, juega y agita tus llaves frente a él, o mueve juguetes coloridos para que los siga con la mirada. Esto le ayudará a concentrarse, a explorar el espacio y adquirir nuevos conocimientos. ¡Lo más importante es que se diviertan juntos!

Más información sobre la vista:
Desarrollar el reconocimiento visual: figuras y colores
Desarrollo por área: El desarrollo visual

Más información sobre la atención: Las habilidades tempranas de memoria y atención se relacionan con las habilidades académicas