Por lo general las parejas no se dan cuenta que la llegada de un bebé puede causar un poco de turbulencia en su relación, sobre todo porque en teoría un bebé es una llegada de felicidad. Sin embargo, estudios como el de E. LeMasters en 1957, asegura que el 83% de padres primerizos experimentan crisis moderadas y graves en sus matrimonios. Expertos mencionan que cuando los hijos presencian con frecuencia peleas o discusiones entre los padres, éstas pueden causar en ellos efectos negativos como ansiedad o problemas para regular sus emociones.

Conociendo lo anterior, tener un matrimonio “sano” podrá beneficiar positivamente a tu hijo. El autor de Brain rules for baby John Medina, asegura que para tener un hijo con “éxito” los padres deben trabajar en su matrimonio. Estudios recientes han revelado que niños que provienen de un matrimonio estable tienen mayores posibilidades de tener éxito académico, mayor salud física y emocional y menor posibilidad de caer en una adicción de alcohol y/o drogas. Así mismo, estos niños consideran tener una mejor relación con sus padres.

Desarrollo del bebe en embarazo

A continuación, te dejo algunos consejos que puedes seguir para trabajar y fortalecer tu relación de pareja, en especial después de la llegada de tu primer bebé.

1. Nunca esperen que un bebé va ser la solución a sus problemas. De hecho, deben saber que un bebé es una gran responsabilidad que ambos deben tomar.
2. Es probable que ahora que eres mamá, quieras hacer todo tu sola por tu bebé. Sin embargo, debes dejar que otros te ayuden para que no termines exhausta o estresada al final del día.
3. Es recomendable que el papá participe activamente en el cuidado del bebé, para que vaya creando el vínculo padre-hijo.
4. Es normal que al principio la llegada del nuevo bebé absorba toda la atención, en especial de la madre. Sin embargo, no se debe descuidar la comunicación sincera y la relación de pareja. Busquen mantener esos momentos íntimos entre ustedes.