Tener una mascota puede proteger a tu bebé de la obesidad y las alergias

Ya sea que se trate de jugar o de tener un animal de compañía, las mascotas nos dan gran alegría. Pero ¿sabías que sus beneficios van más allá de las caricias y diversión? Un nuevo estudio demostró que tener mascotas protege a los bebés de las alergias, ¡e inclusive pueden prevenir la obesidad!

Al principio, puede parecer contraintuitivo ya que la mayoría de los padres quieren mantener a sus hijos alejados de mascotas peludas como perros y gatos, debido a las alergias y estornudos. Sin embargo, la investigación llevada a cabo por el Departamento de Pediatría de la Universidad de Washington encontró lo contrario. El contacto con perros desde una edad temprana, especialmente alrededor del nacimiento, puede ayudar al desarrollo inmune del bebé y reducir la probabilidad de sufrir de ciertas enfermedades alérgicas. Además, un estudio reciente de la Universidad de Alberta mostró que los bebés de familias con mascotas (70% de los cuales eran perros) mostraron niveles más altos de dos tipos de microbios (Ruminococcus y Oscillospira) asociados con menores riesgos de enfermedades alérgicas y de obesidad.

De hecho, los beneficios de esta exposición puede ser transferida a los bebés cuando están en el útero. Sí, leíste correctamente,  ¡las madres pueden aprovechar los beneficios mientras están embarazadas! La presencia de una mascota en el hogar durante el embarazo puede otorgar ventajas microbianas al micro-bioma intestinal del bebé nonato.

Es importante señalar que para obtener los beneficios la exposición debe ser a edad temprana, específicamente desde el embarazo hasta los primeros 3 meses de edad del bebé.

“Definitivamente hay una ventana crítica de tiempo cuando la inmunidad intestinal y los microbios se desarrollan conjuntamente, y cuando las interrupciones en el proceso producen cambios en la inmunidad intestinal”, dijo Anita Kozyrskyj, epidemióloga pediátrica y una de las principales investigadoras a nivel mundial en microflora intestinal (microorganismos o bacterias que viven en los tractos digestivos de seres humanos y animales).

Los investigadores piensan que la exposición a perros puede contribuir al rápido desarrollo del sistema inmunológico de un niño, un paso que puede comenzar a darse poco después del nacimiento.

 

Si deseas obtener más información, visita los siguientes sitios:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>