¡Sabemos que tu mascota fue algo así como tu primer “bebé”! Fiel y adorable, ha brindado mucho amor a tu familia. Por esta razón, te queremos presentar algunos consejos de cómo crear una relación armoniosa entre tu mascota y tu bebé, y de cómo prevenir cualquier accidente.

Algunos perros que llevan viviendo mucho tiempo con la familia pueden sentir celos cuando llega un nuevo integrante. Esto a veces resulta en una agresión contra el recién llegado. Por lo tanto, procura estar atenta a las señales como el hecho de que salte sobre ti, demande tu atención más de lo normal, o le ladre a tu pequeño cuando estás con él.

¿Qué hacer para prevenir reacciones agresivas?

  • Si tu mascota es un perro, entrénalo. Aunque no creas que sea necesario, su entrenamiento lo hará más estable, predecible y será menos probable que quiera lastimar a tu pequeño.
  • Si tienes la oportunidad, deja que tu perro huela una prenda no lavada de tu bebé para que conozca su olor antes de que tu pequeño llegue a casa; así, puede irse acostumbrando al olor de tu pequeño.
  • Las mascotas son impredecibles y los bebés son muy espontáneos. Por esta razón, siempre debes estar presente cuando tu mascota y tu bebé estén en la misma habitación.
  • Involucra a tu mascota en la rutina cuando estés con tu pequeño y muéstrale cariño al mismo tiempo que cuidas a tu bebé.
  • Si notas cualquier agresividad en contra de tu pequeño, regaña de forma inmediata a tu mascota.
  • Si tienes un gato, coloca una red sobre la cuna para evitar visitas sorpresa.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

No sólo hay que preocuparse por la seguridad en cuanto a agresiones o accidentes,  sino también hay que cuidar su higiene para mantener sanos a nuestros pequeños.

  • Asegúrate de desparasitar a tu mascota. Algunos parásitos pueden pasar de las mascotas a los bebés, así que prevé que tu mascota tenga todas sus vacunas y esté 100% sano.
  • Mantén a tu mascota limpia. Ten cuidado con las pulgas y garrapatas ya que estas pueden subir a la piel de tu pequeño.
  • En caso de que tu mascota llegue a morder a tu pequeño y rasguñe un poco su piel, lo puedes curar en casa. Lava muy bien la herida bajo agua fría y cúbrela con un curita; procura revisar su evolución al día siguiente para ver si no hay infección.
  • Si llega a presentarse una herida más profunda, lávala de la misma manera, pero lleva inmediatamente a tu pequeño al doctor o al centro de emergencias médicas.

Si logras fomentar una buena relación entre tu pequeño y la mascota, ¡esta será maravillosa! De hecho los expertos dicen que los pequeños que viven con mascotas desarrollan un excelente sistema inmunológico. Se cree que esto se debe a la exposición a la caspa de la mascota y a algunos de los microbios que los animales traen de afuera. No hay razón para preocuparse, siempre y cuando estés supervisando a tu bebé cuando esté con tu mascota y cuides la salud de esta. Si estás considerando comprar un perro, lee muchas guías de perros y elige la raza más recomendable para convivir con niños pequeños. Haz lo mismo con los gatos para elegir la raza que mejor conviva con infantes y niños.