¿Cómo practicar la comunicación positiva con mi hija?

Como padres, nuestros hijos nos ponen constantemente en una posición en la que debemos decir “no”, ¡y con buena razón! “¿Puedo cenar un dulce?”, “¿puedo dibujar en la pared?”, “¿puedo tener (otro) coche de juguete?”. Todas esas peticiones reciben un “no” automático, pero ¿siempre deberíamos responder eso? Debe de haber más opciones que la simple negación, opciones que sean igual de claras, pero que también les demuestren a nuestros hijos que los escuchamos y entendemos por qué quieren lo que quieren.

¿Cómo usar la comunicación positiva? 

Primero que nada, considera si tu “no” podría ser un “sí”. Muchos padres han descubierto que decir sí más seguido ayuda a que sus hijos se vuelvan más tolerantes cuando reciben un no como respuesta. Por ejemplo, si tu pequeña quiere jugar más tiempo antes de cenar, puedes decirle “Está bien, jugaremos cinco minutos más y luego nos sentaremos a la mesa”. Estos minutos extra le mostrarán que escuchaste su petición y probablemente haga la transición más sencilla. Una vez que se acabe el tiempo, di que es hora de cenar y sé muy clara al respecto. Los niños necesitan límites firmes dentro de un ambiente positivo y de amor.

También puedes considerar diferentes acercamientos. En su libro El cerebro afirmativo del niño: Ayuda a tu hijo a ser más resiliente, autónomo y creativo, el doctor Daniel Seigel y Tina Payne Bryson introducen el acrónimo “PART”:

  • P: mantente Presente frente a la petición
  • A: Analiza los sentimientos detrás de la petición
  • R: Responde de forma sensible
  • T: fomenta la confianza (la T viene de “trust”, confianza en inglés)

Por ejemplo, se están preparando para ir a dormir después de haber terminado el tercer, y último, cuento de la noche cuando tu hija dice que quiere leer otro libro. Podrías responder “No, ya fue suficiente. Ya leímos tres cuentos y es hora de dormir”. O, podrías usar la comunicación positiva y decir “Lo sé, yo también quiero leer otro cuento contigo porque es muy divertido y me encanta acurrucarme contigo, pero estoy muy cansada. Tú también debes estar cansada, hoy fue un día muy emocionante. ¿Por qué no escoges el cuento que quieras leer mañana? Empezaremos con ese, pero ahora es hora de dormir”.

Esto le demuestra a tu pequeña que la escuchas de forma activa y entiendes por qué quiere lo que te pidió (tú también quieres lo mismo). Poniendo esto en práctica, crearás un ambiente en el que tu hija sepa que puede expresar sus deseos, que estos serán escuchados y tomados en cuenta, pero que a veces no podrán cumplirse. A veces, el simple hecho de escuchar a nuestros hijos hace que estén más dispuestos a escucharnos a nosotros también.


Siegel, D. J., & Bryson, T. P. (2018). El Cerebro Afirmativo del Niño: Ayuda a Tu Hijo a Ser Más Resiliente, Autónomo y Creativo. España: Vergara.

Veritas, Dr. (2017, noviembre 10). The Power of Saying “Yes” to Your Child. Recuperado de https://www.acpeds.org/the-power-of-saying-yes-to-your-child

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>