¿Tu bebé se lleva todo (o casi todo) a la boca? ¿Y no puedes hacer que se detenga? Bueno, en realidad, ¡no podrás hacerlo ni deberías! La exploración oral es una parte esencial del desarrollo y exploración infantil.

¿Por qué la exploración oral es tan importante?

La exploración oral es una etapa esencial del desarrollo de los bebés. Les permite descubrir el sabor y la textura de los diferentes objetos que los rodean. Por lo tanto, cuando tu pequeño agarra un objeto y se lo lleva a la boca, eso significa que quiere explorarlo más a fondo. ¿Es suave o duro? ¿Puedo comerlo? ¿Emite algún sonido?

Ten en cuenta que llevarse cosas a la boca no será la única forma en que tu pequeño explorará el mundo. En los primeros años de vida, los bebés exploran su entorno a través de todos sus sentidos (al ver, tocar, oír, oler y saborear) y cuanto más puedan explorar, más aprenderán.

desarrollo de tu bebe

Además, si tu pequeño tiene entre 3 y 7 meses, la exploración oral de juguetes u otros objetos también puede ser una señal de dentición. Cuando esto suceda, notarás que tu bebé comenzará a babear mucho, estará un poco irritable y se llevará cosas a la boca constantemente. Morder cosas y frotarse las encías le ayudará a tu bebé a aliviar la presión que siente en las encías.

Pero ¿qué hay de los gérmenes?

Otra cosa interesante acerca de la exploración oral es que cuando tu pequeño se lleva cosas a la boca, esto puede fortalecer su sistema inmunológico. Esto no significa que debas dejar que tu pequeño muerda todo lo que encuentre porque hay cosas que pueden hacerle daño o enfermarlo; pero puedes mantener la calma si de vez en cuando tu pequeño chupa un chupón que se le cayó al suelo.

Ten en cuenta que los niños se enferman por virus y bacterias, no por polvo. Por lo tanto, asegúrate de que tu pequeño no comparta juguetes con bebés que puedan estar enfermos y transmitir gérmenes. Lavarle las manos y limpiar sus juguetes con frecuencia también será clave para prevenir cualquier enfermedad.

Pero no te preocupes demasiado. Los padres no pueden proteger a sus hijos de todo, incluidos los gérmenes. Además, por lo que los médicos están aprendiendo sobre cómo es que los bebés desarrollan su sistema inmunológico, probablemente no deberías preocuparte demasiado por la mayoría de las cosas que terminan en la boca de tu bebé (a menos que sean cosas peligrosas o representen un peligro de asfixia).