Enfrentar el miedo en niños es una situación común para quienes tienen hijos. Como adultos, le tenemos miedo a algunas cosas o situaciones y a los niños les pasa lo mismo. El miedo es algo natural, un estado emocional que activa nuestras señales de alerta. Para los pequeños, esto representa la maduración de cuestiones afectivas, como la ansiedad y la inseguridad.

Los niños siempre deben recibir apoyo. Sin embargo, es común que los padres y cuidadores no sepan cómo lidiar con los miedos infantiles de los más pequeños. Para que puedas ayudar a tu hijo a afrontar mejor estas situaciones, hemos preparado este artículo. ¡Continúa leyendo y aprende más sobre el tema!

¿Qué es el miedo infantil?

Definir el miedo infantil es una tarea complicada. Trata de explicar qué es el miedo para ti. Es difícil, ¿no? Para algunos, es una fuerte sensación de ansiedad. Para otros, es una mezcla inexplicable de sentimientos.

El proceso con los niños ocurre de la misma manera. El miedo, en general, debe entenderse como una reacción natural del organismo ante situaciones que pueden atentar contra nuestra integridad. Tener esta reacción desde el nacimiento es una cuestión de supervivencia, porque el miedo es un estado de alerta que nos puede sacar de situaciones peligrosas.

Para los más pequeños, los motivos del miedo son variados y están asociados a sus vivencias particulares. Sin embargo, cada grupo de edad puede tener algunos miedos característicos. Por ejemplo:

  • 0 a 6 meses: Los bebés le temen a los ruidos fuertes y a la pérdida de seguridad.
  • 7 a 12 meses: Comienzan a extrañar a las personas y le tienen miedo a las alturas.
  • 1 año: Desarrollan ansiedad por separación y el miedo a lastimarse.
  • 2 años: Nuevamente, los niños le temen a los ruidos fuertes, aumenta la ansiedad por separación, sienten miedo ante situaciones desconocidas y en ambientes oscuros.
  • 3 años: Además de las situaciones enumeradas anteriormente, también es común que se asusten con máscaras y disfraces, como el miedo a los payasos.
  • 4 años: Pueden desarrollar fobias a los animales y a los ruidos nocturnos.
  • 5 años: Le tienen miedo a figuras malvadas como el ladrón o el robachicos.
  • 6 años: Los niños tienen miedo a dormir solos, sienten preocupación por la muerte y le temen a figuras legendarias como el coco.

Apoya el crecimiento y aprendizaje de tu pequeño con ejercicios creados por expertos en desarrollo infantil. ¡Descarga nuestra app GRATIS!

Es importante saber que estos son los tipos más comunes de miedo infantil. Sin embargo, cada niño tiene una reacción diferente y no todos se comportarán igual. Así que no te sorprendas ni te preocupes si tu pequeño tiene algún miedo que no esté en la lista, ¿de acuerdo?

6 formas de lidiar con el miedo en niños

Los adultos son las figuras que inspiran confianza en los más pequeños. La postura que tomemos ante las reacciones naturales de miedo de nuestros hijos es lo que evitará que éste se convierta en un trastorno o trauma.

¡Comprueba ahora, 6 formas de lidiar con la situación!

1. No minimices el miedo de tu hijo

Demuéstrale que comprendes cómo se siente y acompaña a tu hijo en estas situaciones. Este es el momento en que tu niño necesita seguridad, amor y cariño; nunca te rías ni minimices sus sentimientos.

2. Escucha y comprende la causa del miedo infantil

Para ayudar a tu niño, intenta comprender qué está causando el miedo. Tómate el tiempo de hablar y escuchar lo que tu hijo tiene que decir. En el proceso, es posible que encuentres la raíz del problema y puedas brindarle ayuda específica.

3. Muestra tranquilidad y seguridad

Cuando tu hijo te busque, adopta una postura tranquila para que se sienta seguro.

¡Descarga Kinedu GRATIS y accede a más de 2,200 actividades y artículos para ayudar al desarrollo de tu hijo!

desarrollo de tu bebe

Los niños observan a los adultos todo el tiempo, por lo que debes tener cuidado y tratar de no mostrar ningún cambio repentino en tu comportamiento. A veces, las acciones de los adultos pueden provocar que el niño esté más tenso y ansioso.

4. No obligues a tu hijo a enfrentar su miedo

¿Tu hijo le tiene miedo a la oscuridad? Entonces no tiene sentido forzar la situación y pedirle que se vaya a otra habitación con las luces apagadas.

Los niños necesitan tiempo para comprender la diferencia entre lo real y lo fantástico. El miedo que siente es la realidad que afronta y, por lo tanto, no debe sentirse obligado a afrontar la situación si todavía no está preparado para hacerlo.

5. Usa libros para ayudar a enfrentar el miedo en niños

Busca historias que representen las situaciones que le dan miedo a tu pequeño o que aborden los mismos temores que identificas en él. Posiblemente, se identificará con el personaje y encontrará la forma de afrontar el problema internamente.

6. Fomenta el pensamiento positivo

Como los adultos, los niños también pueden alimentar pensamientos negativos. 

Ser pesimista hace que tu niño se vuelva introspectivo e incluso puede llegar a asustarlos cuando los tome por sorpresa haciéndoles una pregunta más pesada derivada de su miedo. Un ejemplo es el miedo a la muerte, que luego puede hacer que el niño le pregunte a sus padres si van a morir.

Lo importante aquí es enseñarle a tu hijo a reemplazar el pesimismo con pensamientos positivos, usando su imaginación. Si está pensando que alguien puede morir, pueden cambiar esa idea por una situación futura en la que todos estarán juntos, por ejemplo, planeando un viaje familiar o las actividades para el fin de semana.

El momento adecuado para buscar ayuda

La mayoría de las veces, el apoyo de los padres es suficiente para tranquilizar al niño. Pero, si los temores persisten incluso después de adoptar una actitud comprensiva y acogedora, esto puede significar que es hora de buscar ayuda profesional.

Si te das cuenta de que los miedos de tu hijo están afectando su vida social, su rendimiento escolar o le causan un gran sufrimiento, busca un psicólogo que se especialice en niños.

Las fobias permanentes pueden tener su origen en el miedo en niños. Generalmente, la alerta ocurre cuando el pequeño tiene un cambio brusco en su comportamiento, al no estar interesado en actividades que antes le eran placenteras.

En los casos más graves, la rutina del hogar se ve afectada y, en ocasiones, es difícil que los padres se den cuenta de que los miedos están traspasando los límites aceptables. Por eso, es importante estar alerta para entender lo que está pasando. En caso de dudas, busca ayuda de un experto.

El miedo en niños es una situación real y no debe pasarse por alto. Con mucho amor, cariño, comprensión y paciencia, los padres lograrán sortear la situación con sus hijos. Sin embargo, es necesario prestarle atención a tu niño para darte cuenta cuando el miedo esté traspasando los límites y, por lo tanto, debas buscar apoyo para solucionar este problema.

¿Te gustaron nuestros consejos? Descarga Kinedu gratis y accede a más de 2,200 actividades y artículos para ayudar al desarrollo de tu hijo.