Ya sean padres primerizos o que ya tengan experiencia, saben que su pequeño será causa de mucha expectación y felicidad para sus familias. Durante el embarazo es importante que establezcan límites con sus padres y suegros. Todo el mundo tendrá opiniones diferentes y probablemente traten de convencerlos de hacer las cosas como ellos dicen. Aunque tengan buenas intenciones, lidiar con tantos puntos de vista puede ser muy abrumador.

Sera más sencillo establecer reglas claras con tus padres sobre cómo quieres criar a tu hijo. Después de todo has vivido con ellos toda tu vida y sabes cómo negociar con ellos. Hablar con tu familia política, por otro lado, puede ser más complicado porque puedes herir sus sentimientos por accidente o hacer que se sientan excluidos. Lo primero que tienes que hacer es hablar con tu pareja y llegar a un acuerdo sobre cómo lidiarán con sus opiniones y qué tanto quieren que sus familiares se involucren en la vida del bebé.

Lo más importante será llegar a un acuerdo con el que todos estén contentos. Tu familia tiene las mejores intenciones y los adultos creerán conveniente darte consejos, que a ellos les funcionaron, sobre lo que tienes que hacer con el bebé. Los tiempos cambian y muy probablemente haya nuevas soluciones o trucos para resolver algo, así que, toma en cuenta que quieren ayudarte, agradéceselos, pero ten claro qué es lo que harás. A final de cuentas, tú eres la madre y tú tomas las decisiones. Cuando haya algo que no te gusta te sugerimos lo siguiente:
• Di que sigues las indicaciones del doctor (es probable que lo acepten con más facilidad).
• Deja clara tu posición y no le des más vueltas, no tienes que convencer a nadie de lo que estás haciendo.
• Si sobrepasan los límites, hazles saber que eso te molestó de forma clara y empática.
• No le hagas caso a comentarios molestos (“él debería…”). Las confrontaciones son muy cansadas y no hay porqué convertir algo pequeño en una batalla campal.
• Nunca les digas que sus consejos no son bienvenidos.

Todo el mundo está emocionado por la llegada del nuevo bebé, ¡sobre todo los futuros abuelos! Es genial que quieran ayudarte y que se preocupen genuinamente por el bienestar del pequeño. Inclúyelos en tu sistema de apoyo y establece el tipo de relación más adecuada para ti, tu pareja, tu bebé y ellos.

Powered by Rock Convert