La adquisición del lenguaje en niños se subdivide principalmente entre el estilo referencial y expresivo, dos formas diferentes con las que los pequeños pueden aprender a hablar.

Cuando los bebés dicen sus primeras palabras, la emoción en los papás es indescriptible, porque tal acontecimiento marca un hito en su desarrollo: a partir de entonces, comenzarán a comunicarse con su entorno y a comprender lo que sus pares, tanto chicos como adultos, les dicen o enseñan. En la ciencia, este aprendizaje se define como lenguaje en niños: referencial vs. expresivo, los dos estilos base con los que los pequeños suelen dar sus primeros pasos de expresión oral y comprensión auditiva.

Si compartes tu vida con un pequeño o pequeña, seguro te has preguntado… ¿Cómo aprenden a hablar los niños? Pues aquí radica la respuesta. Sea de forma natural o inducida, los niños y niñas verán la oportunidad de aprender el lenguaje que los rodea, en especial con el que se dirigen hacia ellos sus padres, el mismo que les enseñan de manera específica, y la aprovecharán al máximo.

Mientras a algunos les podrá parecer un poco difícil tanto entenderlo como empezar a comunicarlo, otros probablemente lo adopten bastante rápido, dependiendo de qué tan bien reciban las formas del tipo de lenguaje en niños, referencial o expresivo.

Pero esto no implica que un tipo de aprendizaje del lenguaje para niños sea positivo y el otro negativo, sino que cada uno posee sus propias características y particularidades. En este artículo te contaremos de qué se tratan ambos.

¿Qué es el lenguaje referencial en niños?

Cuando se aplica el lenguaje referencial en niños, sus padres, tutores o maestros parten desde el vocabulario de su lengua materna para dar una estructura base al discurso sobre las cosas, las situaciones y las personas que los rodean. En pocas palabras, le ponen nombres a todo y les explican qué significa cada cosa, ya que son experiencias totalmente nuevas para los pequeños.

Los expertos en lenguaje infantil de Kinedu han caracterizado tanto el estilo referencial como el expresivo. Puedes explorar sus consejos y consultar cualquier duda que tengas sobre cuál es el más apropiado para tus pequeños al descargar nuestra app de forma gratuita.

El lenguaje referencial en niños se aprende a partir de palabras individuales y ciertos ejercicios, por ejemplo, el de señalarles la mascota de la casa y repetirles la palabra ‘perro’ gradualmente hasta que la comprendan y añadan a su glosario personal de términos, que irán formando con el paso de los meses y primeros dos años.  

Luego, cuando los chicos ya cuenten con algunas palabras aprendidas, los adultos avanzan en el proceso de inducción para que adopten el lenguaje referencial comenzando a formar oraciones más largas y complejas, utilizando el vocabulario dominado.

Siguiendo con el ejemplo de la mascota, con los bebés es común que, antes de indicarles que es un ‘perro’, se les relacione con otros morfemas, algunos onomatopéyicos (como guau-guau) para referirse al sujeto, utilizando de referencia el sonido que naturalmente hace, para que el bebé pueda encontrar una conexión más fácilmente.

En nuestra cultura, el lenguaje referencial suele ser el más utilizado para acompañar y apoyar a los pequeños en el camino hacia el dominio del idioma, mientras que, en otras culturas, se aplica preferencialmente el lenguaje expresivo, que exploraremos a continuación.

¿Qué es el lenguaje expresivo en niños?

El lenguaje expresivo en niños es el que los pequeños adoptan naturalmente por ver y escuchar a quienes lo rodean. Básicamente, se da cuando aprenden las palabras por experiencia propia, sin ninguna guía específica o explicación constante de los adultos.

De esta manera, los bebés pueden llegar a balbucear más rápidamente y con mucha frecuencia, entonando palabras que por oído habrán aprendido, pero sin estar ciertamente seguros de cuál es su significado.

desarrollo de tu bebe

Sin embargo, esto no les impide ser parte de la interacción del proceso comunicativo. Al contrario, puede incluso animarlos a ser más sueltos, seguros y confiados al momento de enviar un mensaje, aunque éste sea únicamente por el simple acto de interactuar.

Progresivamente, ese ritual comenzará a cobrar sentido en los niños y niñas que aprenden el lenguaje estilo expresivo, pues se irán dando cuenta de cómo todo comienza a cobrar sentido. Hasta entonces, estarán potenciando sus habilidades para expresar sus emociones y socializar, tanto con adultos como con pequeños de su misma edad.

Una particularidad del lenguaje expresivo en niños es que tienden a ser más relajados y expresivos con chicos contemporáneos con ellos y ellas, algo muy positivo para su desarrollo. Por tanto, aunque podrían aprender a hablar un poco más lento que los niños que lo hacen con el estilo referencial, pueden también experimentar otros tipos de aprendizaje a partir de la convivencia con sus pares. Es por esto que cualquiera de los dos estilos es positivo y tienen sus ventajas.

Características de los estilos de lenguaje

En las categorías de lenguaje en niños: referencial vs. expresivo, desglosamos los dos estilos principales, para que puedas conocer cuáles son sus particularidades.

1. Lenguaje referencial:

  • Aprenden palabras de manera efectiva y rápida, porque se les explica todo sobre ellas.
  • Interactúan más con adultos.
  • Cuando comienzan a decir sus primeras oraciones, regulares y completas, se les entiende de manera relativamente clara lo que dicen.
  • Al hablar, de antemano su objetivo es darse a entender con su mensaje.
  • Saben diferenciar entre personas, objetos, lugares y animales.

2. Lenguaje expresivo:

  • Al comunicarse verbalmente, su objetivo primordial es expresarse de forma natural, antes que darse a entender.
  • Tienden a ser más extrovertidos y expresivos con pequeños de su edad, aunque también interactúan exitosamente con adultos.
  • Buscan manifestarse verbalmente para comunicar cómo se sienten o qué necesitan.
  • En ocasiones unen palabras que van por separado como si fueran una sola palabra.

¿Cuál estilo puede ayudar a la adquisición de lenguaje?

Al hablar de lenguaje en niños: referencial vs. expresivo, podemos afirmar que cualquiera de los dos estilos es positivo para los pequeños. Que tu niño o niña se base en uno u otro para aprender el idioma dependerá en gran medida de lo que tú decidas inculcarle.

De cualquier forma, si de adquirir el lenguaje más temprano que tarde se trata, el estilo de lenguaje referencial para niños posee mayores características que persiguen esa finalidad. Pero esto no garantiza que el pequeño lo aprenda en tiempo récord, simplemente lo guiará con una forma más educativa y explicativa de adquirir el lenguaje.

Diversos estudios científicos han explorado el rol de la madre en la adquisición del lenguaje del niño, y han concluido que una mamá que utiliza el tipo lenguaje referencial se mantiene siempre atenta a todo lo que dice su hijo, por lo que le responde aproximadamente el 80% de las veces, con el objetivo de despejar sus dudas o enseñarles una nueva palabra, en el caso de los bebés menores de un año.

En cambio, las mamás estilo lenguaje expresivo, están menos atentas a las formas tempranas de comunicación de sus pequeños, con el objetivo de que adquieran el conocimiento del lenguaje de forma natural y progresiva. Estas, a diferencia de las mencionadas anteriormente, no les responden cada instante que ellos se expresan verbalmente.

Tips para la adquisición de lenguaje en niños

El papel de los padres y tutores es determinante para que los niños puedan adquirir el lenguaje de manera efectiva, sea de tipo referencial o expresivo.

Las opiniones al respecto están divididas: algunos expertos piensan que existe un patrón universal de aprendizaje natural del lenguaje, que se basa en que cualquier bebé típico, de cualquier parte del mundo, jugará con el sonido de pronunciación de las vocales durante sus primeros 2 y 3 meses de vida.

Luego comenzará a balbucear, entre los 4 y 6 meses, y en los consiguientes hasta el primer año, dirá sus primeras palabras. Al contar con 18 meses, esas palabras simples se irán transformando en oraciones completas, que irán aumentando de complejidad hacia los 2 años y medio de vida.

Este ciclo debería cumplirse sin mayor dificultad en la gran mayoría de los casos. Lo importante, más allá del enfoque, es que estés siempre atento a las necesidades específicas que tus hijos manifiesten naturalmente. El lenguaje en niños: referencial vs. expresivo es parte de ese proceso, y lo que puedes hacer es servir como medio para que uno o ambos sean más accesibles para los pequeños.

En ese sentido, puedes elegir explicarles la forma, el significado y el sonido de las cosas, objetos, animales y personas, todo lo que les rodea. Esto los ayudará a entender a más temprana edad su entorno y a expresarse en función de obtener una respuesta, un feedback. Al hacerlo, estarás siguiendo los patrones del lenguaje referencial de niños.

Por otra parte, si prefieres que el bebé siga su rumbo natural, cuida tu lenguaje, trata de usar un tono más claro y contundente cuanto estés en su presencia, ya que ellos estarán siempre atentos, absorbiendo cada palabra como una esponja, hasta que empiecen a utilizarlas a placer para expresarse.En la app de Kinedu puedes tener acceso ilimitado a la selección de recomendaciones de nuestros expertos en desarrollo del lenguaje infantil. ¡Descárgala ahora y comienza a aplicarlas con tus pequeños!