Es difícil imaginar una vida sin lenguaje, ya que este es el medio principal para comunicar nuestros pensamientos, deseos y necesidades a los demás. Antes de aprender a hablar, los bebés se encuentran con este dilema todos los días. Por lo tanto, necesitan usar otras formas de comunicación no verbal y el balbuceo para darse a entender.

Los bebés tienen un fuerte deseo de conectar con los demás. Por esta razón, incluso antes de que puedan hablar, usan sonidos no verbales y lenguaje corporal para lograr este objetivo. Los bebés son comunicadores activos, pero aún no tienen las capacidades lingüísticas para verbalizar lo que sienten. Si observas de cerca, verás cómo se comunican sin palabras. Al hacer esto, buscan obtener una respuesta de sus cuidadores y, cuando la obtienen, aprenden a repetir estas acciones para satisfacer sus necesidades.

desarrollo de tu bebe

Diferentes tipos de comunicación no verbal

Desde el momento en que nacen, los bebés comienzan a comunicarse. El llanto y el balbuceo son señales no verbales que usan para obtener una respuesta de un padre amoroso. A medida que crecen, aprenden a comunicarse a través de expresiones faciales como la sonrisa y el contacto visual. Los bebés también mueven sus cuerpos para transmitir un mensaje, por ejemplo, agitan sus piernas o brazos cuando están emocionados o molestos. Alrededor de los 8-12 meses de edad desarrollan aún más esta habilidad al aprender a saludar, aplaudir y apuntar.

Responder a las señales de tu bebé le permite saber que es un comunicador eficaz y que puede contar contigo para satisfacer sus necesidades. No siempre es fácil identificar lo que tu pequeño está tratando de comunicar, pero sintonizar sus señales con curiosidad y apertura te ayudará a descifrar lo que está tratando de decir. También, esto le ayuda a tu bebé a desarrollar y ampliar su vocabulario, ya que entenderá el significado de las palabras antes de poder pronunciarlas.

Ayuda a tu pequeño a desarrollar su balbuceo y habilidades de comunicación:

  • Respóndele cuando te mire o haga un sonido o un gesto.
  • Cántele y repite juegos con palabras. La repetición es clave para el desarrollo del lenguaje.
  • Habla con tu pequeño y narra tu rutina diaria. Hacer esto le ayuda a asociar las palabras con sus respectivas acciones.
  • Escucha atentamente el balbuceo de tu bebé y responde como si entendieras lo que está diciendo.
  • Responde verbalmente a lo que te comunica de forma no verbal.
  • Reconoce y respeta sus sentimientos y nombra la emoción que muestra para ayudarlo a desarrollar su vocabulario de «emociones».
  • Lean juntos y deja que pase las páginas si quiere. Esto le enseña que sus elecciones son importantes y que te gusta pasar tiempo con él.
  • Modela el comportamiento adecuado. Tu bebé siempre te está mirando. Tu comunicación no verbal es tan importante como tus palabras, así que asegúrate de dar un buen ejemplo.
  • Pídele cosas simples y adecuadas para su edad. Las instrucciones cortas y concisas le enseñarán a tu bebé a comunicarse de forma efectiva.

Responder al balbuceo y a las señales de tu hijo con amor es muy importante para el desarrollo de un apego saludable. Esto crea un ambiente donde tu bebé se siente seguro y valorado. Al interactuar con él diariamente le estarás ayudando a aprender a comunicarse de manera efectiva.