¡La mejor manera de leer con tu hijo de 2 años!

Incluir el tiempo de lectura en la rutina diaria de tu hija no solo impulsa su desarrollo del lenguaje, sino que también representa un tiempo especial para ti y tu pequeña que fortalece el vínculo que existe entre ustedes.

Dependiendo de la edad de tu hija, puedes centrarte en diferentes aspectos de la experiencia de la lectura. La Academia Americana de Pediatría creó un conjunto de herramientas literarias que incluyen consejos para los padres que desean sacar el máximo provecho del tiempo de lectura. Este artículo resumirá algunos puntos claves sobre la lectura con un niño de 2 años de edad a lo largo de dos rangos: 24-29 meses y 30-35 meses. Dentro de cada rango de edad, encontrarás ejemplos de lo que tu hija puede hacer y lo que tú puedes hacer para aprovechar al máximo la experiencia de la lectura.

24 a 29 meses de edad

Tu hija puede: A esta edad, tu pequeña puede elegir un libro para leer juntas, ¡podría ser el mismo una y otra vez! Probablemente podrá repetir algunas de las palabras y frases que digas mientras lees, y le encantará reírse de cuentos cómicos e imágenes graciosas. Tu hija probablemente sea muy curiosa y te haga preguntas simples sobre la historia o las imágenes, como “¿Qué es eso?”.

Tú puedes: Busca un lugar tranquilo y acogedor donde acurrucarse y leer. La lectura es una gran manera de calmar y consolar a tu pequeña. Mientras lees, presta atención a sus reacciones y responde con entusiasmo a sus preguntas. Si dice una palabra importante como “perro”, puedes decir “Sí, ¡es un perro! El perro está jugando afuera”. Lee con emoción, usando diferentes tonos de voz para cada personaje. Incluso pueden jugar a contar los diferentes objetos en las imágenes, ¡espera a que tu pequeña repita los números que dices!

30 a 35 meses de edad

Tu hija puede: En esta etapa, tu pequeña puede mencionar el nombre de la historia que quiere leer e incluso recordar la que leyeron anoche. Notarás que ahora te habla sobre las imágenes de la historia y usa oraciones más largas al hablar. Quizá tenga un libro favorito y cuente la historia a su manera. Te hará preguntas específicas sobre los personajes de la historia e incluso los incorporará mientras juega.

Tú puedes: Busca un lugar tranquilo y acogedor donde acurrucarse y leer. Cuando termines de leer, hablen sobre cómo las cosas que suceden en la historia se parecen a las cosas que suceden la vida de tu hija. También pueden hablar sobre los sentimientos de los personajes: ¿alguna vez se ha sentido así? Lee con alegría, usando diferentes tonos de voz para cada personaje. También pueden contar todos los objetos que aparecen en una imagen o encontrar las cosas que son similares entre sí. Por ejemplo, pídele que busque todo lo que sea rojo.

¡Que disfruten su tiempo de lectura! 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>