¿Qué es la imitación diferida, y porqué es importante conocerla? En este artículo te hablamos un poco sobre este mecanismo y porqué es tan relevante en el desarrollo de tu bebé. 

Los niños aprenden muchas cosas nuevas a través de la observación y la imitación. Aprender a través de la imitación es muy eficiente, ya que los adultos pueden tomar comportamientos complejos y ejemplificarlos en acciones sencillas que son más fáciles de entender y llevar a cabo según la edad y las habilidades de cada niño. En muchas ocasiones los niños no responden de forma inmediata, pero esta nueva información se guarda en la memoria a largo plazo – es aquí cuando la imitación diferida entra en acción. 

¿Qué es la imitación diferida?

Según la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association), la imitación diferida se define como una acción o serie de acciones modeladas, que se reproducen después de algunos minutos, horas o días después de ver el comportamiento. Esta habilidad es relevante para los científicos y teoristas, ya que los bebés y los niños no siempre pueden imitar una acción en el momento en que la ven, así que deben poder imitarla mucho tiempo después de que han visto a un adulto llevarla a cabo. Es por esto que la imitación diferida se usa como referencia en las investigaciones sobre el desarrollo de la memoria de los niños.La imitación diferida puede considerarse como una forma de observar y evaluar la memoria a largo plazo de los niños. 

En 1962, Jean Piaget propuso que la imitación diferida se desarrolla aproximadamente entre los 16 y los 24 meses de edad, pero algunos estudios con niños más pequeños (de 9 a 14 meses) han demostrado que en algunos casos se puede observar imitación diferida de acciones simples en la etapa tardía del primer año de vida. Tal vez notes que mientras tu bebé crece, su habilidad para recordar y reproducir comportamientos también mejora. Por ejemplo, los bebés de ocho meses tal vez puedan recordar acciones después de hasta dos semanas, pero a los 24 meses, los pequeños podrán imitar comportamientos hasta dos o tres meses después de haberlos visto. 

desarrollo de tu bebe

Más que imitar

La magia detrás de la imitación diferida es que puede darte un poco de perspectiva sobre el desarrollo de tu bebé. Este mecanismo demuestra que tu bebé está teniendo un proceso cognitivo muy complejo. También se cree que la imitación puede ser un medio importante para aprender interacciones sociales desde una edad temprana. Parece ser que la observación tiene un gran efecto en la adquisición de habilidades, y en algunos casos, incluso tiene más impacto que el condicionamiento o técnicas de prueba y error. La capacidad que tienen los niños de imitar después de un tiempo es notable, pues aparentemente han demostrado imitación diferida incluso después de cambios en en los estímulos y en su entorno. 

¿Qué implica la imitación diferida?  

Cuando tu bebé puede imitar algo que hiciste el día anterior, o una semana antes, demuestra que tiene la habilidad de retener, recordar y reproducir información sin necesidad de una guía. Cerrar una solapa, apretar un botón, o agitar un objeto tiempo después de ver a un adulto hacerlo, son actos sencillos que demuestran procesos físicos y cognitivos complejos. La imitación diferida tiene más que ver con recordar habilidades que con el reconocimiento per se. Además de recordar y descifrar si los objetos con los que interactúa son familiares o desconocidos, tu bebé tiene que usar habilidades motrices para reproducir las acciones que vio antes. 

La imitación diferida enfatiza la capacidad de tu bebé de adquirir nuevas habilidades y patrones de comportamiento a través de la observación. Desde muy temprana edad los bebés están percibiendo y codificando los estímulos  de su entorno, y los retienen y repiten después. Durante la imitación diferida se revela la complejidad del proceso cognitivo de tu bebé, ya que tu pequeño no solo está copiando lo que sucede a su alrededor, está reaccionando, recordando y repitiendo un acto después de haberlo visto antes.

La imitación diferida es un proceso fundamental que contribuye al desarrollo y la transmisión de comportamientos y tradiciones, ya que permite que los individuos repitan acciones desde una edad temprana, en espacios y momentos diferentes a donde los vieron por primera vez. El estudio de estos procesos de imitación es esencial para los científicos y psicólogos, ya que les permitirá entender más sobre el funcionamiento y el desarrollo de la memoria durante la infancia. Al saber más sobre este proceso, puedes apreciar más las pequeñas acciones de tu bebé, y entender que cada nuevo aprendizaje es un gran paso en su desarrollo.