El té se ha vuelto muy popular últimamente. Ahora que hay más y más opciones en los estantes de los supermercados y en los menús de las cafeterías y las tiendas de té, es difícil saber si es seguro consumirlos durante el embarazo. Para empezar, hay que distinguir entre té e infusión: el primero contiene cafeína y el segundo está hecho a base de hierbas o flores. El primero incluye el té verde, el negro, el English breakfast y cualquier variedad que contenga cafeína. Mientras que los tés herbales, o infusiones, no contienen cafeína. La mayor parte de las infusiones y algunos tés se pueden beber de forma segura durante el embarazo. Si bebes té cafeinado asegúrate de no exceder el consumo máximo de 200-300 mg de cafeína diaria. Y si eres una amante de los tés y el café, trata de reducir tu consumo y cambiarlo por infusiones herbales.

Beneficios de beber infusiones

¡Te tenemos buenas noticias! Existen algunas infusiones que son benéficas durante la gestación porque te ayudan a relajarte y contienen vitaminas y minerales. Pero como hay cientos de infusiones en el mercado, es importante que hables con tu doctor, le digas qué es lo que te gusta para que te ayude a escoger marcas de tés e infusiones que estén reguladas. También, toma en cuenta que, aunque sean benéficas y naturales, debes beber la cantidad recomendada y no excederte.

Además del agua, la bebida ideal, las infusiones son una mejor opción que las bebidas con cafeína o, peor aún, los refrescos. Las bebidas cafeinadas tienen efectos diuréticos que pueden causar deshidratación, mientras que las infusiones no suelen hacer eso. De hecho, la mayor parte de las infusiones herbales contienen antioxidantes, tienen efectos relajantes y ayudan a reducir las náuseas o preparan el útero para el trabajo de parto.

Así que, ¿qué infusiones son seguras?
• Jengibre: disminuye las náuseas y ayuda a la digestión
• Ortiga: contiene hierro, magnesio y calcio
• Hoja de frambuesa: prepara el útero para el trabajo de parto y previene hemorragias posparto
• Menta: disminuye las náuseas y el dolor de estómago
• Rooibos: está lleno de antioxidantes y ayuda con el reflujo, un síntoma muy común del embarazo
• Hoja de diente de león: tiene un efecto diurético leve que ayuda a liberar la retención de líquidos hacia el final del embarazo

Los que hay que evitar
• Tés con cafeína: verde, negro, Oolong, Earl Grey
• Infusiones como la hoja santa, el ginseng, la milenrama, el regaliz, la manzanilla (si tienes rinitis o alergia estacional).

Powered by Rock Convert