A la hora de elegir los pañales que utilizará tu bebé, tienes dos opciones: pañales desechables o de tela. Esta es una decisión sumamente personal y nadie te deberá presionar para elegir entre cualquiera de los dos tipos. De la misma forma, puedes probar una opción y luego cambiar, o alternar entre ambos tipos de pañales. A continuación, te hablaremos un poco más acerca de estos tipos.

Pañales desechables:

La mayoría de estos pañales cuentan con una capa absorbente que se encarga de mantener los deshechos del bebé lejos de su piel para así evitar irritación, rozaduras o alguna fuga (pero considera que estas a veces son inevitables). Existen muchas marcas de pañales desechables, que con los años han mejorado para ser más cómodos y ligeros. También, existen opciones ecológicas que ayudan un poco a reducir la cantidad de pañales que llegan a los vertederos de basura.

PROS

  • Son convenientes, en especial cuando sales fuera de casa.
  • No requieren lavarse, simplemente los tiras.
  • Fáciles de cambiar.
  • Muy absorbentes; tu bebé podrá requerir menos cambios.
  • Son buenos para prevenir fugas fuera del pañal.

descarga_kineduPowered by Rock Convert

CONTRAS

  • No son la opción más ecológica a pesar de elegir la opción de pañales biodegradables.
  • Contienen químicos (que no se ha comprobado que sean dañinos), pero algunos padres prefieren que su bebé no esté en contacto con ellos.
  • Son costosos.
  • Su capacidad de absorción los hace muy cómodos, tanto que puede ser más difícil que los pequeños los quieran dejar y pasar a utilizar ropa interior.

Pañales de tela:

Los pañales de tela actuales no son como los que utilizaban nuestros abuelos. Hoy en día, los pañales son muy modernos y existen diferentes tipos con variaciones en absorción y textura. Además, en algunos países existen servicios de limpieza de pañales o, bien, puedes optar por lavarlos en casa.

PROS

  • Existen muchas opciones de telas y diseños entre los que puedes elegir.
  • Si los lavas en casa puedes ahorrarte mucho dinero.
  • Son ecológicos.
  • No contienen los químicos que tienen los pañales desechables.
  • Puede ser más fácil para tu pequeño decirle adiós a este tipo de pañal y hacer la transición a la ropa interior.

CONTRAS

  • Su capacidad de absorción es menor a la de los pañales desechables.
  • Son difíciles de limpiar.
  • Lavarlos en casa requiere de mucho tiempo y puede aumentar el costo de la electricidad y del agua.
  • Contratar un servicio de limpieza puede resultar costoso.
  • Al salir de casa y cambiar el pañal es necesario guardar el pañal sucio en la pañalera.